El juzgado ordena la destrucción de la carne de la fábrica de Magrudis

Tramitan una demanda contra Magrudis por un aborto a principios de abril a causa de listeriosis

La jueza de Instrucción número 10 de Sevilla ha ordenado la destrucción de la carne de la fábrica Magrudis, según adelanta la Cadena Ser, supuesto foco del brote de listeriosis producido este verano y que se ha saldado con 3 muertes, 7 abortos y más de 200 afectados, principalmente en Andalucía.

Prisión provisional sin fianza para el dueño de Magrudis y uno de sus hijos por el brote de listeriosis

Prisión provisional sin fianza para el dueño de Magrudis y uno de sus hijos por el brote de listeriosis

Lo ha hecho dentro de la investigación que se está llevando a cabo tras la crisis de listeriosis abierta desde el 15 de agosto. De hecho, desde el jueves pasado, y a petición de la Fiscalía y de la acusación que ejerce Facua, permanecen en prisión provisional, comunicada y sin fianza José Antonio Marín Ponce (dueño de la empresa de Magrudis, supuesto foco de la infección) y su hijo Sandro Marín Rodríguez, administrador único de la entidad que comercializó la carne mechada 'La Mechá'.

La providencia del juzgado llega después de que el Ayuntamiento de Sevilla haya solicitado a la Junta de Andalucía y a la pata judicial que se tomase una decisión respecto a la conservación de dicho producto. A finales de agosto, principios de septiembre, la Administración andaluza encomendó al Consistorio Hispalense que custodiase la carne de la fábrica, explican fuentes municipales. Sin embargo, aunque las mismas fuentes aseguran que no hay riesgo alguno aún, la conservación durante tanto tiempo de entre 6.000 y 7.000 kilos de carne puede llegar a ser un problema.

Por eso, este martes el juzgado ha emitido la orden de destrucción. Se desconocen los plazos pero desde el Ayuntamiento explican que "se iniciará un expediente, una contratación, y todo dentro de la normativa". "La providencia tampoco dice que se haga de un día para otro", matizan. Se desconoce asimismo el coste de esta operación que sumará los gastos derivados de la custodia y la eliminación del producto, y que el Ayuntamiento podrá reclamara Magrudis.

Hasta que no se ha comenzado la instrucción judicial, ha tenido que ser Consumo quien precintara la cámara y la nave de la empresa Magrudis, y se ha tirado de custodia policial para vigilar el entorno.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2019 - 13:05 h

Descubre nuestras apps

stats