eldiario.es

9

"A base de tanto palo la gente se está comiendo la zanahoria y está pasando de todo"

El vocalista de Reincidentes, Fernando Madina, continúa retenido en el aeropuerto de Miami. Su familia y el resto de componentes del grupo sevillano de punk rock han denunciado su desaparición el pasado viernes.

"Están solidificando en los cerebros de la gente el hecho de que mientras puedas comer está todo bien", decía Madina a eldiario.es/andalucia horas antes de tomar el vuelo intercontinental.

El grupo sevillano de punk rock 'Reincidentes', con Fernando Madina en el centro.

El grupo sevillano de punk rock 'Reincidentes', con Fernando Madina en el centro.

Empiezan a aparecer datos de la desaparición el pasado viernes de Fernando Madina, vocalista y bajista del grupo Reincidentes. Fuentes de la Embajada de España en Washington confirman que está retenido en el aeropuerto internacional de Miami (EEUU), donde el grupo hacía escala para participar en el XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Quito (Ecuador) que suponía el arranque de la gira Aniversario.

Sólo unas horas antes de su desaparición, eldiario.es/andalucia entrevistaba a Madina durante la presentación del documental sobre los 30 años de vida de la banda de punk rock: Reincidentes, erre que erre. La presentación tuvo lugar en la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla.

Estreno 'mundial' del documental, ¿no?

Pues sí (risas), porque nos vamos a Ecuador mañana. Comienza el periplo mundial.

Llevais unos años de carretera. Cuéntenos la experiencia de grabar este audiovisual.

No hacemos algo así realmente desde Incodificado, que no fue un documental pero sí un dvd con reportajes y entrevistas que nos hicieron Kike Turrón y Kike Babas, después de la salida de Algazara (1998). Fue en el año 2000. Luego tuvimos una biografía digital, una en papel… Entonces llegó un momento en que nos preguntamos que, si íbamos a hacer algún material audiovisual, cómo lo haríamos.

Y dijimos, cambiamos el enfoque: el protagonista no vamos a ser nosotros, vamos a ser el hilo conductor de una historia, pero el protagonista tiene que ser la gente, lo que ha pasado en esta ciudad (Sevilla) y en este país durante los 30 años que llevamos en activo.

¿Y qué ha pasado en estas tres décadas?

Han pasado muchísimas cosas, luchas que se han ganado, luchas que se han perdido. La mayoría se han perdido, quizás, pero ahora mismo estamos yendo para atrás, esto lo sabemos. Pero hay cosas que se han ganado, por ejemplo la insumisión, o los nuevos estatutos de la Universidad de Sevilla. A la altura del año 1980 eran los estatutos franquistas todavía y aquí se logró, con la movilización popular, renovarlos y hacer los más progresistas de las universidades del Estado. Son, al final, esas cosas olvidadas…

No en todos sitios ocurrió lo mismo…

Cada territorio, cada nación del Estado español ha tenido su lucha. Esto también se refleja en el documental. Está hecho desde los ojos de un grupo de rock, pero sólo desde los ojos. Lo que pasa es lo que pasa y en el documental lo dice otra gente, antropólogos, artistas, historiadores, activistas políticos y sociales… Y ahí queda.

Se presenta en un centro universitario, ¿pudiera o debiera ser un producto pedagógico que 'contagiase' esos movimientos sociales a las nuevas generaciones?

Yo en Historia de España Contemporánea lo pondría en alguna clase, ¿no? Siempre tenemos que saber que está hecho desde una perspectiva crítica, de izquierdas, y es innegable. Pero evidentemente la historia se va escribiendo así y se va enseñando también así. Entonces, creo que sí, que sirve, claro que sirve como material, sino para meterlo en la Universidad por lo menos como bibliografía aparte en el sentido de decirles: mira esto.

¿Instruir también en contestación social?

Claro, claro.

¿Vivimos 'a base de palos'?

Vivimos en un momento en que a base de tanto palo la gente se está comiendo la zanahoria y está pasando de todo.

¿Qué falta para que 'salte la chispa'?

Nosotros nos preguntábamos lo mismo cuando sacamos Tiempos de ira (2011) y de repente estalla el 15M… Dijimos, bueno, algo tenía que pasar. Lo que pasa es que eso se ha diluido un poco y, entonces, ya no sabemos muy bien por dónde va a salir todo esto.

Es quizás una de las grandes preguntas, por dónde saldremos…

Creo que es porque están solidificando en los cerebros de la gente el hecho de que mientras puedas comer está todo bien. Sólo comer, porque últimamente ya ni protestar. Sólo comer. Yo creo que algún día… no sé si me alegraré de que la gente no pueda comer, pero en algún momento si siguen retorciendo esa cuerda y haciéndole más nudos, va a haber mucha gente que no pueda comer y por lo tanto va a saltar. Y si esa es la única manera, bienvenida sea. Ojalá que no, porque no le deseo, vamos, ni a mi ni a nadie que no tenga para sustentar a su familia pero es que no sé, últimamente no veo…

Cartel del XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Quito (Ecuador).

Cartel del XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Quito (Ecuador).

Haciendo un símil, ¿animas a la gente a subir al escenario, que cante y reivindique?

Que cante y reivindique y cada uno además en su terreno. Nosotros lo hacemos desde la música. Lo que es importante es cuando eres padre o madre de familia, cuando eres profesor, eso es importante, cuando eres cineasta… Cada uno tiene que poner ese granito de arena. Que lo tiene, porque además la gente lo tiene. Y en algún momento tendrá que formarse una bola que se convierta en un alud que, por lo menos, luche y se plantee los cimientos de este puto sistema.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha