La portada de mañana
Acceder
Moncloa aceptó a Espejel y Arnaldo para tener nueve años de mayoría en el TC
Cena familiar o de empresa: así es el riesgo de contagio durante las fiestas navideñas
Opinión - 'Matan la filosofía, asesinan el futuro', por Elisa Beni

Testimonios de un 8M que une a varias generaciones de mujeres y hombres: "La igualdad aún es un objetivo a cumplirse"

Varias mujeres corean proclamas en favor de la igualdad en el Prado de San Sebastián

El 8 de marzo en Sevilla ha tenido este domingo dos manifestaciones casi paralelas, una convocada a las 12h por la 'Plataforma Ocho de Marzo' con el lema "Contra la opresión patriarcal: Revolución Feminista" (del Prado a Plaza Nueva) y otra convocada a las 12.30h por Asamblea Feminista Unitaria de Sevilla (de Torre Sevilla a San Telmo). Las marchas, que han reunido a miles de personas en las calles de la capital hispalense, han coincidido en proclamas en favor de la igualdad y ha unido a diferentes generaciones de hombres y mujeres. El motivo lo resume Rafael, de 68 años, que camina tranquilo en uno de los márgenes de la marcha más madrugadora: "La igualdad aún es un objetivo a cumplirse. No es una realidad y, por tanto, hasta que se consiga hay que seguir reivindicándola. Por eso estoy aquí", afirma este jubilado, que ahora tiene tiempo para no perderse "ni una" de las movilizaciones en este sentido.

Rafael comenta que las motivaciones para salir a la calle este 8M son diversas pero él, con 14 mujeres asesinadas en los últimos dos meses, establece una comparativa a modo de ejemplo: "¿Y si fueran políticos o militares los que murieran asesinados? Sería una debacle. Pero son mujeres. O nos lo proponemos de verdad o no sé dónde vamos a llegar", resume al arranque de la marcha de las 12h en Sevilla, donde han acudido representantes políticas como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, o la consejera de Igualdad de la Junta, Rocío Ruiz, y que ha contado con el apoyo de hasta 37 asociaciones.

Para Ángela, de 25 años, también son "varios" los motivos que le han llevado a manifestarse este 8M en Sevilla, pero destaca que "la violencia de género sigue siendo un gran problema". Ella aprecia "desigualdades en las relaciones sentimentales desde las edades más tempranas", ya que muchos hombres "se sienten amparados para ejercer todo tipo de abusos y violaciones", porque "siguen usando a las mujeres como objetos sexuales". Ángela también comenta que sigue siendo "una realidad" que muchas mujeres "no pueden ascender a puestos altos en el ámbito laboral".

Curro, con 18 años, dice sentirse "interesado" por el movimiento feminista y considera justa la lucha "para conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres", señalando entre sus reivindicaciones la ruptura de la brecha salarial. "Los hombres vamos más seguros si volvemos solos a las dos de la mañana", denuncia, congratulándose de que haya "gente volcada en luchar por la igualdad, tanto mujeres como hombres".

Dice Diego, de 56 años, que acompaña y apoya la movilización. Su mujer preside la Asociación Cultural Feministas de Tomares y asegura que se manifiesta "contra la violencia machista, por la igualdad real, por la paridad absoluta", denunciando al tiempo "las políticas de la Junta de Andalucía". "Menos dinero para las sillas de Semana Santa y más para asociaciones como ésta", dice señalándose la camiseta.

"Sevilla será la tumba del machismo", "igualdad salarial o "que viva la lucha de las mujeres" resuenan en la manifestación que recorrería el centro de Sevilla y que tendría como punto final la Plaza Nueva. Según informan fuentes de la Delegación del Gobierno a Europa Press, en Sevilla han participado casi 20.000 personas en ambas marchas. La que ha salido a las 12.00 de la avenida del Cid aunaba a unas 8.000 personas, mientras que otras 10.000 personas participaron en la convocada por Asamblea Feminista Unitaria de Sevilla y Acción en Red

Al otro lado de la ciudad, al final del Puente del Cachorro, María José (62 años) y María Luisa (61 años) esperan la llegada de la segunda manifestación en partir, a las 12.30 horas, desde las imediaciones de la Torre Sevilla. "Estamos aquí para recordar siempre a nuestras antepasadas, tan luchadoras, y también por nuestras nietas, dice María José. Por su parte, María Luisa afirma que "queda mucho por conseguir". "Algunos derechos hay que recuperarlos", añade, indicando que espera las mujeres obtengan "los mismos reconocimientos que los hombres en las empresas". Ambas coinciden en no estar de acuerdo "con el lema del Ministerio de Igualdad" para la nueva por la libertad sexual pero defienden que "las mujeres no podemos tener miedo al volver a nuestras casas, como quiera y con quien quiera".

"Por las que están, por las que no, las que peligran, las que vendrán", resuena en el megáfono que avanza por el puente sobre el Guadalquivir. La segunda marcha, que cuenta con la colaboración y el apoyo de Amnistía Internacional, APDHA, CGT, CNT, Ustea, Asociación de Transexuales o Facua, entre muchas otras organizaciones y colectivos, que elevan el seguimiento hasta las 12-15.000 personas.

Sigue esta manifestación Yolanda, de 50 años, que pone la lucha contra la violencia de género como su principal reivindicación. A su paso, entre decenas de pancartas, una nube de color morado saluda a las piragüistas que, en el río, también se mueven por la igualdad. Al final de esta marcha, en la sede de la Junta, el Palacio de San Telmo, unos 200 niños y niñas de los conservatorios de Utrera, Macarena y La Palmera de proyecto Ukuhlukahluka han apoyado con canciones este 8M en Sevilla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats