eldiario.es

9

BallenaBlanca BallenaBlanca

El primer aerogenerador del país comprado entre particulares logra completar la financiación

El proyecto Viure de l'aire, en Cataluña, ha conseguido este año los 2,8 millones de euros necesarios para para pagar la máquina, la instalación, los permisos y la conexión a la red.

El aerogenerador del proyecto Viure de l'aire

El aerogenerador del proyecto Viure de l'aire

Casi 10 diez años después de lanzar el proyecto, el primer aerogenerador del país comprado entre particulares llega a 2019 conectado a la red y habiendo conseguido todo el dinero para completar su financiación: 2,8 millones de euros aportados por 610 participantes entre particulares, entidades y pequeñas y medianas empresas. Viure de l’aire (Vivir del aire) se planteó en 2009 a partir de una idea del ingeniero industrial Pep Puig: juntar a cuanta gente fuera posible para construir un aerogenerador comunitario y producir energía de origen renovable. “Si quieres contribuir a la democratización de la energía, ahora puedes ser protagonista del cambio energético formando parte de tu propia compañía de generación de electricidad”, reza el proyecto.  

Ese mismo año, cuatro personas firmaron ante notario la creación de la pequeña empresa Eolpop S.L, que dio luz verde a la iniciativa. Se empezó entonces a buscar un lugar donde instalar la máquina, y se eligió Pujalt, en la comarca catalana de Alta Noia, por sus buenas condiciones de viento. En estos años, se ha ido sumando la aportación de más y más gente, además de lograr un crédito de Som Energia de un millón de euros. La máquina, comprada a la compañía Enercon, se terminó de levantar a principios de diciembre de 2017; en marzo de 2018 se conectó a la red y empezó a generar electricidad y, hace unas semanas, se lograron completar las aportaciones de dinero necesarias para alcanzar los cerca de tres millones de euros que cuestan la máquina, la instalación, los permisos y la conexión a la red.

El aerogenerador, de 2,35 megavatios de potencia, producirá 5.653 MWh/año, el equivalente al consumo anual de 2.000 hogares. Los ingresos por la venta de la electricidad generada a la empresa distribuidora de la zona revertirán de forma proporcional a la inversión realizada por cada participante, es decir, que la rentabilidad variará en función del precio de venta al mercado.


Esta nueva sección en eldiario.es está realizada por Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico  aquí.


Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha