La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

Arnés Arc’teryx AR 395a, fino, ligero y versátil

Arnés Arc’teryx AR 395a

Desde el primer momento en que cayó en nuestras manos supimos que era un buen producto, y después de probarlo no hemos cambiado de parecer. Con un peso alrededor de los 400 gramos Arc’teryx ha hecho un gran trabajo consiguiendo un producto muy técnico, versátil y ligero que podemos utilizar, como ya hemos dicho antes, en vías de deportiva, de pared, o incluso en hielo o para alpinismo.

Después de testarlo intensamente durante aproximadamente tres meses, y haberlo puesto a prueba en situaciones de todo tipo (alpinismo, vías de pared, de deportiva, etc.) nos decantamos no obstante por una utilización más alpina del mismo ya que, aunque tiene una espalda ancha y una ergonomía fantástica, es verdad que se echa de menos un poco más de acolchado cuando no llevamos mucha ropa como ocurre en el caso de la deportiva.

Detalles y acabados

El diseño del arnés AR 395a se basa en la tecnología Warp Strength, desarrollada por la propia marca, que distribuye de forma uniforme la carga por toda la estructura del arnés haciendo que sea muy cómodo. De hecho, cuanto más lo usas mejor se adapta y más agradable se hace llevarlo puesto. Es cierto que hay otras marcas que tienen sistemas parecidos, pero éste en concreto nos parece muy conseguido y el resultado final se hace visible desde el primer momento.

Sus perneras y cintura también son ajustables y nos permiten ponernos más ropa de forma sencilla y rápida, no enganchan, y no entorpecen a la hora de maniobrar con el material puesto, incluso con los crampones en el caso de actividades invernales.

También cabe destacar que las trabillas están fabricadas con aluminio 7075, lo que nos asegura una durabilidad y funcionamiento excelente.

Este modelo presenta cuatro portamateriales muy amplios y bien situados que reparten el material de una forma muy homogénea. Estos están recubiertos de un plástico ligero, que puede quitarse, y que les da una consistencia excelente.

Es cierto que este plástico, aunque resistente, puede romperse con el uso, pero esta circunstancia, si se diese, no afectaría al portamaterial propiamente dicho ya que en realidad es solo es recubrimiento que le da rigidez al mismo.

Otro detalle que nos ha gustado mucho es la posibilidad de “desconectar” las perneras del arnés por su parte trasera para, por ejemplo, poder “ir al baño” sin tener que desencordarnos.

Un anillo ventral muy consistente, con un sistema de aviso de desgaste, completa este fantástico arnés de Arc’teryx. Así, después de ponerlo a prueba en diversas situaciones, el AR 395a nos ha parecido en general un producto muy innovador y con buenos detalles y acabados… ¿Algo caro? Si, pero nadie se pregunta el precio de un Ferrari cuando lo va a comprar.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2015 - 13:43 h

Descubre nuestras apps

stats