Entrevista Música

Martín Ceballos, Dvicio: “Huimos de la instantaneidad porque todo lo que sube superrápido también tiende a bajar”

Los componentes de Dvicio, Andrés y Martín Ceballos, Alberto González, Luis Gonzalvo e Ignacio Gotor

Dvicio ha recorrido un largo camino desde aquel primer sencillo que inundó radios y televisiones. Con ‘Paraíso’ se dieron a conocer en el mundo y con ‘El Laberinto’, su último álbum, han tratado de reencontrarse a sí mismos. Martín Ceballos, bajista del quinteto del que forman parte también su hermano Andrés (vocalista, piano y guitarra), Alberto González (guitarrista y coros), Luis Gonzalvo (batería) e Ignacio Gotor (guitarrista), explica que se sienten muy satisfechos con el resultado. “Al final con lo que más cómodo se está es siendo uno mismo”, asegura.

Después de ocho años de carrera musical y de cuatro sin tocar en Cantabria, Dvicio regresa el 9 de julio al festival Música en Grande de Torrelavega con un disco “diseñado para cantar”. Tras hacer un repaso con Martín Ceballos por su carrera, el panorama actual de la música y su recién encontrado éxito en España, el bajista promete un concierto lleno de energía. “Vamos a tocar tanto el disco nuevo como los éxitos que nos han traído hasta aquí. No nos olvidamos de ello”, confirma.

‘El Laberinto’ es un disco que han hecho para reconectar con su identidad, para mirar hacia dónde estaban yendo…

Sí, totalmente. Hemos tenido una pausa obligada de dos años en la que escribimos unos 42 o 43 temas y todo lo llevamos al estudio. Veíamos la dirección que queríamos tomar. Con el tema ‘Arte’ nos dimos cuenta de por dónde queríamos ir y dónde nos sentíamos más identificados. A raíz de esa canción se empezó a construir el disco. 

¿Están satisfechos con lo que han encontrado?

Sí, más que nunca, la verdad. Sobre todo, porque lo hemos hecho mirando hacia dentro, sin ver tantos números o cifras. Sin colaborar con personas, solo nosotros. Al final con lo que más cómodo se está es siendo uno mismo. También hemos pensado mucho en el directo para este disco, ya que no hemos tenido ninguno en los años anteriores. Hemos intentado que este álbum fuese muy para arriba, muy diseñado para cantar y, además, que tuviese una energía bastante movida para que se reflejase a la hora de los directos. 

Es cierto que en este disco no han hecho ninguna colaboración, pero sí que tienen canciones con artistas como Taburete, Reik, Farina, India Martínez, Nil Moliner… 

Sí, sí, un montón. No huimos de eso, pero es verdad que en este disco queríamos buscar nuestra identidad. Cuando incorporas a una persona es para que le dé también su rollo, su vibra, su energía. Justo en ‘El Laberinto’ no queríamos eso.

Una de las canciones de su último disco, ‘Mi mente’, habla de heridas que no se ven y de lo que se esconde tras la sonrisa. Entiendo que se refiere a la salud mental... ¿Qué papel creen que tiene la música en este ámbito?

Sí, va totalmente referido a la salud mental. En este caso, la escribió mi hermano Andrés (cantante del grupo) y es la canción que más le ha costado escribir porque es en la que más se desnuda. Muestra una parte que quizás no se cuenta tanto, pero la mayoría de las personas sufren problemas de salud mental. Ya sea de estrés, de ansiedad, de depresión... Y lo quiso reflejar en forma de música. La verdad es que cuando vamos a algún sitio muchas personas nos paran y nos dicen: “Oye, esta canción me ha ayudado mucho porque me doy cuenta de que no estoy solo”. Hay que normalizar esa situación que es del día a día y que poco a poco se vaya quitando ese tabú que hay. 

Al comienzo de su carrera tuvieron que moverse al otro lado del océano, dejando a muchas personas atrás, ¿A qué han tenido que renunciar para hacerse un hueco en el panorama musical?

Nos fuimos a vivir a México, yo estaba en quinto de odontología y dejé la carrera. También dejamos atrás relaciones porque estuvimos viviendo allí tres años y, claro, dices adiós a bodas, cumpleaños, o momentos especiales que sabes que teniendo otro trabajo habrías podido ir perfectamente. Renuncias a cosas, pero te da otras cosas muy importantes. Al final vives de tu pasión y “si trabajas en tu pasión en realidad no estás trabajando”. Pues, justamente. 

Hasta el momento, ¿Cuál ha sido el mejor momento de su carrera musical?

Es bastante difícil. En mi caso, mi familia es argentina y siempre fue un sueño ir con nuestra música allí. Cuando fuimos con la gira a Buenos Aires subí a mi abuela al escenario. Se puso a cantar con mi hermano y conmigo y nos abrazó mientras estábamos tocando. Ese ha sido de los mejores momentos que he tenido con Dvicio.

La clave es darle una continuidad y no seguir modas. Ir creando conexiones en cada concierto.

En esta época tan viral e instantánea en la que la cada semana se publican cientos de canciones, ¿Qué intentan hacer para diferenciarse?

Huir un poco de eso porque todo lo que sube superrápido también tiende a bajar. Y si se viraliza algún tema nuestro estamos encantados, claro, pero en este disco lo que hemos buscado, sinceramente, es ser nosotros mismos. Esa veracidad en el escenario es lo que conecta con las personas y creo que se mantiene más allá en el tiempo. En lugar de que sea éxito de viernes, que me digan “esta canción me hizo conocer a mi pareja y me lo pongo todos los días porque me sienta muy bien”. Esos mensajes me llenan bastante. 

Han mencionado mucho que su éxito en España comienza a llegar ahora, ¿qué ha sido necesario para que eso ocurra?

Creo que muchos años. Sí que es verdad que nada más sacar el primer tema, 'Paraíso', sonaba muchísimo, pero después tuvimos más solicitud de conciertos, giras y demás en Latinoamérica. Estuvimos allí, aunque también seguíamos un poco en España. No sé si por la pandemia o cuál ha sido la razón, pero al final hemos conectado también con la gente de España. La clave es darle una continuidad y no seguir modas. Ir creando conexiones en cada concierto. Creo que la mejor publicidad es el boca a boca. Una persona que ha ido a un concierto y dice que se lo ha pasado muy bien en tu concierto, que ha sentido muchas cosas o que ha salido cambiado. Eso es lo que estamos buscando. Poco a poco, después de ocho años que llevamos, se están viendo los frutos. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats