La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Las organizaciones agrarias apuntan daños en colmenas, olivar y frutos secos por la rotura de árboles y los viticultores temen por las yemas de las viñas

Destrozos en naves agrícolas

Las organizaciones agrarias están poco a poco realizando la evaluación de los daños que ha producido la borrasca Filomena en el sector, y a los que ya se avanzaban ayer en los olivos y la ganadería, se suman ahora los que afecta a la apicultura y a los cultivos leñosos de frutos secos y a las yemas de las viñas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha, ha mostrado su preocupación ante unos daños que van desde los destrozos en naves, destrozos en vehículos y maquinaria agraria o dificultad para acceder a dar de comer al ganado, entre otros. Preocupa, asimismo, los efectos en los cultivos que todavía no se han analizado, en olivar por ejemplo, donde las bajas temperaturas pueden provocar hasta tres años sin cosecha.

Desde la organización agraria han mostrado preocupación por las bajísimas temperaturas en algunas zonas y comarcas, como los 21 bajo cero de Barrax en Albacete, las bajas temperaturas en Guadalajara, Molina de Aragón (en el denominado triángulo del frío), muchos pueblos de la provincia de Cuenca, y el resto de provincias de manera generalizada.

UPA está preocupada por que falta por analizar el efecto y los daños sobre los cultivos, “preocupa el olivar y lo que queda pendiente. Preocupa la nieve que queda encima, y las bajas temperaturas. De hecho, en zonas de olivar como Munera, con 17 bajo cero, la oliva se hiela y puede degenerar en tres años sin cosecha”, han confirmado desde UPA.

 También preocupan los posibles daños en el viñedo, que se puedan quemar las yemas, debido a que el sol refleja en la nieve, las yemas se queman y se mueren sin necesidad de haberse helado.

Estas bajas temperaturas provocadas por el temporal de nieve Filomena puede ser beneficiosa en algunos casos, pero desde UPA Castilla-La Mancha están seriamente preocupados por algunos agricultores y ganaderos de explotaciones familiares que han llamado para asesorarse sobre los daños en naves, algunas de ellas destrozadas por el efecto de las bajas temperaturas, la congelación y posterior caída de nieve provocando derrumbes, las roturas en tractores y maquinaria, o cómo ha afectado a los cereales almacenados en el interior.

Asimismo, debido a la imposibilidad de acceder a determinadas explotaciones, se está haciendo muy complicado alimentar al ganado de manera normalizada. Y si la situación persiste, los daños podrían agravarse, los perjuicios en el corto plazo se incrementarían, un agravante más para el sector.

Unión de Uniones

Por su parte, Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras realizar un primer balance de los daños sufridos a en todo el territorio nacional por parte de sus agricultores y ganaderos, pone en evidencia los problemas que la nieve y el fuerte viento ha ocasionado en la ganadería, aislando animales.

El problema para el ganado extensivo se ha visto agravado en estas comunidades también por la dificultad de acceder a los pastos por el hielo, teniendo que trasladar al ganado a otras zonas para poder seguir alimentándoles.

La nieve literalmente ha enterrado las colmenas en las zonas de producción apícola, lo que provocará la muerte de las abejas si sus titulares no pueden acceder para liberar los enjambres por lo intransitable de los accesos.

Un problema serio, sin embargo, lo está protagonizando el olivar y otros cultivos leñosos, como frutos secos, tanto en Cataluña como en Castilla–La Mancha. La rotura de pies y el desgajado de ramas, pueden derivar en la pérdida de plantaciones casi enteras, además de las dificultades en las zonas afectadas de poder acabar las operaciones de recolección de aceituna.

En este sentido, la preocupación ahora mismo en la mayoría de las Comunidades está en las heladas que se van a durante los próximos días y durante la noche que podrían afectar a ciertos cultivos si se alcanzan temperaturas extremas o provocar mayores daños en naves e infraestructuras por las capas de hielo formadas en las cornisas.

"Es pronto aún para determinar el alcance general de los daños, pero para muchos agricultores sí que es una situación catastrófica" consideran desde Unión de Uniones. Por ello la organización insta a las administraciones a agilizar todo el proceso de evaluación de daños y empezar a pensar en medidas de apoyo. 

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2021 - 13:12 h

Descubre nuestras apps

stats