¿Y si nos vamos de camping? La alternativa estrella para disfrutar de este "atípico" verano

Camping Orea (GUADALAJARA) FOTO: Asociación de Empresarios de Camping de Castilla- La Mancha (AECCAM)

La crisis sanitaria ha hecho que nuestros hábitos de vida estén cambiando. Aún adaptándonos a la “nueva normalidad”, mucha gente ha optado por cambiar el destino de sus vacaciones, al existir mucha incertidumbre en torno a la pandemia, y ha optado por realizar turismo rural y de interior. Sin duda, uno de los más beneficiados son los camping, ya que todo apunta a que van a ser una de las opciones estrella de este verano. 

La Asociación de Empresarios de Camping de Castilla- La Mancha (AECCAM) está adherida a la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC), la cual ha negociado un protocolo de seguridad sanitaria avalado por el Ministerio de Sanidad. Esto supone que, si bien ya eran importantes las medidas de limpieza en sus establecimientos, con la crisis sanitaria se va a notar aún más, con desinfecciones realizadas con mayor profundidad, limitación de aforos en piscina y edificios comunes, y utilizando más recursos de personal para garantizar la mayor seguridad que este año demanda el cliente.

Protocolo de seguridad

Entre otras cuestiones los camping deben: planificar las tareas y procesos de trabajo de tal forma que se garantice la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias; evaluar la presencia en el entorno laboral de los trabajadores vulnerables frente a la COVID-19; determinar las medidas específicas de seguridad para este personal o disponer de un termómetro sin contacto.

Además debe asegurar la adecuada protección de los empleados; difundir pautas de higiene; facilitar tiempo y medios para la correcta higiene de manos; proporcionar los EPI adecuados; establecerse normas de uso de las instalaciones en la que se desarrolla el trabajo y los espacios compartidos para mantener la distancia de seguridad y proceder a la ventilación, al menos diariamente y con mayor frecuencia siempre que sea posible, de las distintas áreas del establecimiento.

También se deberán respetar las distancias de seguridad en todas las actividades; debe determinar, en función del tipo de uniforme, el tipo de limpieza a aplicar y su frecuencia de lavado y debe formar a los trabajadores sobre el correcto uso y mantenimiento de mascarillas, guantes y EPI que utilicen.

"Un fenómeno al alza"

Según la Federación Española de Camping, en este verano tan atípico se va incrementar considerablemente el cliente nacional, especialmente de autocaravanistas, tras el incremento de ventas y alquiler de autocaravanas para este verano, y de campistas noveles o primerizos que podrían alcanzar el 30%.

“La práctica del turismo en camping es un fenómeno al alza en los últimos años, pero es cierto que con los efectos de la COVID-19 muchos turistas no habituados a esta práctica han visto en estos alojamientos una manera de disfrutar de sus vacaciones de una forma segura, lo que se está traduciendo en un aumento de reservas en este tipo de turistas”, explica Raúl Vaquero Villarraso, gerente AECCAM. 

Esta Asociación representa a 15 camping ubicados en las cinco provincias, más del 50% de los que hay en Castilla-La Mancha y desde principios de julio ya están operativos. “Salvo alguna excepción, son establecimientos medianos, de entre 100 a 400 parcelas, muchas de ellas con bungalow y móvil homes, que cuentan con espacios comunes cuidados como piscina, bloques sanitarios o parque infantil. Son campings familiares y la mayoría de ellos están ubicados en entornos naturales singulares o cerca de ciudades o pueblos monumentales”, detalla. 

Ventajas

Una de los principales atractivos de los camping, y que está haciendo que muchas familias se decanten por esta opción, es que están ubicados al aire libre lo que permite además mantener la distancia de seguridad, estar rodeados de naturaleza y sin aglomeraciones, aspectos claves para protegerse del coronavirus. 

“La naturaleza, la tranquilidad, la diversión y la socialización que produce, siempre han sido nuestras señas de identidad, pero curiosamente, si atendemos a la socialización, con la crisis sanitaria hemos comprobado que el camping, permite también la libertad de poder disfrutar de un merecido descanso sin necesidad de establecer más relaciones sociales que la de tu entorno familiar, ya que no hay posibilidad de aglomeración ni masificación”, explica Raúl Vaquero.

Buen comportamiento de las reservas

Tras varios meses cerrados y a pesar de las “pérdidas inevitables” que han tenido, las reservas para veranerar en estos establecimientos se han acelerado para los meses de julio y agosto, e incluso para septiembre y octubre también están viendo un buen comportamiento de las reservas. “Estaremos cerca del 75% de ocupación como media en este verano”. 

“Son muchos los motivos para acudir a un camping todo el año, pero con el buen tiempo y el aumento del calor, no hay nada más refrescante que una noche de verano en un camping, no hay nada más seguro en los tiempos que corren que disfrutar de las actividades, el entorno natural y la seguridad que ofrece un camping al aire libre, no hay nada más saludable que poder recorrer a bici o a pie, los magníficos entornos que rodean nuestros campings de interior. Por todo ello y mucho más, el camping es la mejor opción”, concluye. 

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2020 - 19:50 h

Descubre nuestras apps

stats