Castilla-La Mancha obligará a los locales nocturnos a registrar los teléfonos de sus clientes para localizarlos si hay brotes

Imagen de archivo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado una nueva actuación que desde la Administración regional se va a poner en marcha para prevenir los posibles contagios que puedan surgir en bares o restaurantes, para evitar cierres en los mismos. Así, la próxima semana, se aprobará una normativa a nivel autonómico por la cual los usuarios de locales de ocio nocturno que accedan a partir de la 1:00 de la madrugada deberán facilitar su número de teléfono para estar localizados en caso de que surjan brotes de la enfermedad.

Ha explicado que esta norma se aplicará previo consenso, y puede servir para evitar "decisiones más drásticas" como el cierre de estos locales, que en todo caso podrían clausurarse si son incumplidores. García-Page ha insistido en que lo importante es que el virus no se transmita y ha explicado que esta medida servirá para poder acotar los contactos en este tipo de establecimientos.

"No nos puede paralizar como región", ha subrayado García-Page, que ha apostado por "tener la certeza de que todo el que entra en un local de ocio se sepa quién es y que está localizado por si eventualmente hay que hacer pruebas", pues ha apuntado que en brotes surgidos en locales de ocio nocturno, se ha pedido a los clientes que estuvieron allí que acudan voluntariamente a hacerse la prueba, una medida que "está muy bien, pero es mejor" elaborar una estrategia de identificación "para tener garantías" ante un eventual brote.

Así lo ha anunciado hoy el presidente del Gobierno regional en el marco de la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras la celebración de un Consejo de Gobierno Extraordinario, centrado en el conjunto de actuaciones que el Ejecutivo central tiene preparadas para hacer posible que el próximo curso escolar comience y se desarrolle con todas las garantías, tanto sanitarias como educativas.

Un protocolo para los temporeros antes de la vendimia

Junto a las actuaciones que se van a llevar a cabo de manera inminente en el mes de septiembre con el comienzo del curso escolar, el presidente de Castilla-La Mancha también ha hecho alusión a las actuaciones que este Ejecutivo va a poner en marcha de cara a la llegada de temporeros para la vendimia y la recogida de la aceituna.

Ha avanzado al respecto que desde las competencias que corresponden al Gobierno regional, que, respecto a migración y temporeros, “son estrictamente sanitarias”, se van a tomar medidas de salud, seguridad y prevención sanitaria, y ha aclarado que a los ayuntamientos les corresponden los controles de los asentamientos y al Estado las medidas de seguridad y orden público.

Llamadas aleatorias a la población

Por último, ha anunciado que a los más de 400 rastreadores que siguen los casos de posibles brotes, se va a sumar un equipo de trabajadores sanitarios que van a hacer llamadas aleatorias a la población de la región para conocer su estado de salud y si ha tenido, o no, algún síntoma.

“Que nadie se asuste”, ha dicho el presidente regional, “se trata de llamadas que se van a hacer de oficio a población de riesgo que haremos para ir delante del virus”, ha explicado al tiempo que ha pedido precaución y especial cuidado con “nuestros mayores”.

A este respecto, también ha avanzado que el Gobierno va a repartir dos millones de mascarillas de más de un uso, a través de las oficinas de farmacia, hechas en la región.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2020 - 14:01 h

Descubre nuestras apps

stats