Investigadores de Ciudad Real proponen analizar muestras de pacientes con gripe para detectar presencia de COVID-19 antes de marzo

Una investigadora en una cabina del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), en imagen de archivo

El Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), -centro mixto de investigación dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la Junta de Comunidades y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- ha propuesto al Hospital de Ciudad Real analizar las muestras de pacientes guardadas de los meses de enero y febrero de casos de sintomatología compatible con gripe.

“Solo con más de un 60% de población en contacto con el virus estaremos cerca de la inmunidad de rebaño”

“Solo con más de un 60% de población en contacto con el virus estaremos cerca de la inmunidad de rebaño”

Lo explica María Isabel García Fernández de Mera, investigadora del plan propio de la Universidad de Castilla-la Mancha (UCLM) con acceso al Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI).

“La idea es intentar detectar la presencia de COVID-19 en esas fechas antes de que se conocieran los primeros casos en la región”. De momento, explica, lo que ya se sabe es que "pudo haber varias entradas de distinta procedencia del virus”. Y por eso, otra propuesta que todavía no se ha formalizado pasa por “secuenciar” las muestras positivas de los distintos "brotes". “Los resultados pueden ser muy interesantes para comprobar su variabilidad genética”.

El IREC ni siquiera ha llegado a colaborar con ningún hospital de la provincia de Ciudad Real -donde se encuentra su sede- para agilizar la realización de test y no lo ha hecho ni en los momentos de necesidad ‘punta’ a pesar de haber sido acreditados por el Instituto de Salud Carlos III.

“Ahora la situación está algo mejor y de momento no necesitan enviarnos muestras. Son autosuficientes en sus laboratorios de Microbiología” para la realización de test. Por eso, dice la investigadora, siguen proponiendo colaborar “aunque no sea a nivel clínico sino dar apoyo a nivel de investigación”.

El IREC se había preparado durante el pasado mes de abril para hacer test. “Para conseguir la acreditación lanzamos varios protocolos”, explica. Se trata de “metodologías de extracción de ARN que hemos estado probando con controles sintéticos y controles de ARN que solicitamos al Instituto Pasteur y con muestras que nos han cedido del Hospital de Ciudad Real y que ya tenían analizadas”.

Tuvieron que hacerlo con sus propios kits ya que, comenta la investigadora, “en marzo el problema, que todavía colea, era la dificultad de acceso a los kits de extracción y de PCR. Se produjo desabastecimiento a nivel mundial y nuestra idea inicial fue, al no contar con los kits de elección, usar otros nuestros que tenemos para otro tipo de patógenos, comparando entre ellos sus resultados".

“Sería interesante poder apoyar en los test a grupos de riesgo o en empresas”

El IREC ha comparado resultados de las muestras cedidas usando su propia metodología y poniendo así a punto los protocolos para un proceso de testado que no ha llegado a realizar.

Tampoco se cuenta con ellos para reforzar la investigación de la prevalencia del virus o la red de vigilancia epidemiológica que desde esta semana recae en los centros de Atención Primaria de toda la región.

“Claro, eso sería lo interesante”, dice la investigadora quien apunta que también ha habido propuestas para analizar “no solo son los casos clínicos que llegan a los hospitales sino prestar apoyo respecto a los grupos de riesgo que están en contacto con la gente: policías, personal de centros socio-sanitarios que todavía no están totalmente muestreados…O incluso testar en las empresas grandes que empiecen a trabajar para identificar a los positivos”.

Sin embargo, el IREC permanece a la espera de colaborar. “Sobre todo teniendo en cuenta que tenemos material comprado gracias a la financiación que procede de la universidad y del CSIC”. El centro de investigación con sede en el campus de Ciudad Real tiene una capacidad para realizar 150 test diarios en los laboratorios de los grupos de investigación en Sanidad y Biotecnología (SaBio) y en Genética. “Tenemos stock para 400 muestras porque las hacemos por duplicado para descartar posibles fallos en la técnica y hay varias casas comerciales de los que tenemos disponible stock en caso de necesitar más”.

El IREC también está poniendo a punto su capacidad para realizar test de anticuerpos (test rápidos). “También se ha planteado que podamos hacerlo”.

Para lo que no tienen posibilidades, aclara, es para la investigación sobre fármacos o tratamientos. “Nos lo plantearon desde el hospital pero necesitaríamos cultivar el virus. Tenemos instalaciones con nivel de bioseguridad 2, pero solo tenemos validación del Carlos III para el análisis de muestras inactivadas”.

Un virus que “todavía genera muchas dudas”

La investigadora explica que el coronavirus el SARS-CoV-2 “todavía genera muchas dudas” y lo “más llamativo es su alta capacidad de dispersión y contagio”. Cree que todavía no ha transcurrido tiempo suficiente para avanzar en el conocimiento que no llegará a corto plazo.

“Tampoco hay seguridad sobre la inmunidad. Eso puede tener implicaciones muy grandes” y por eso insiste en ofrecer colaboración. “Los aspectos clínicos son importantes, pero hay que avanzar en investigación, sobre todo porque podemos hacerlo. Estamos a mediados de mayo y se debería haber empezado antes”.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2020 - 19:45 h

Descubre nuestras apps

stats