El Plan contra la Pobreza Energética no se limitará al invierno durante 2017

Foto: Ahora Guadalajara

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha renovado el convenio con Cruz Roja para seguir con la tercera edición del Plan contra la Pobreza Energética 2017, con el objetivo de "garantizar" lo iniciado en 2015 y continuado en 2016. Es decir, que "ningún hogar de la región se quede sin suministro energético por motivos de pobreza".

El convenio ha sido suscrito por la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, con el presidente regional de Cruz Roja, Jesús Esteban, quienes han destacado que se trata de un ejemplo de la colaboración entre el Gobierno regional y una entidad emblemática del Tercer Sector. Además, han destacado que el Plan castellano-manchego ha sido pionero en España y que ha llegado a atender a 31.636 personas en situación de pobreza severa en 2016.

Entre ellos, un 47% se correspondía con población infantil, unos 14.921 menores, subrayó Aurelia Sánchez. La Junta prevé una "pequeña disminución" entre los solicitantes de ayudas contra la pobreza energética para garantizar una renta mínima a los hogares en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social.

De este modo, recordó que las personas en situación de pobreza o en riesgo van a tener prioridad en los planes de empleo, debido a la reserva del 25% de plazas para estas personas. Esto pretende "garantizar" estabilidad a los hogares, para que tengan una calidad de vida "mínima" para sacar adelante a sus familias.

En 2017 también se flexibilizan las ayudas

Aurelia Sánchez ha informado que en 2016 fueron beneficiarias del Plan un total de 8.492 familias que recibieron las ayudas económicas preventivas y 440 que se beneficiaron de las medidas protectoras acordadas con las empresas suministradoras, para evitar cortes de suministro durante la época invernal y la reposición inmediata del servicio en caso de producirse. En 2017 está previsto atender a lo largo del año a unas 6.500 familias.

En 2017 se mantienen las ayudas por 150 euros y se flexibilizarán algunos requisitos de acceso a estas ayudas, ya que aunque se continuará exigiendo que la familia atendida tenga abierta Historia Social en los Servicios Sociales de Atención Primaria, no se le pedirá una antigüedad mínima como el pasado año, en que se fijó con antelación a noviembre 2015.

El Plan continúa estando dirigido prioritariamente a familias que se encuentren en situación de pobreza severa con menores a cargo entre 0 y 16 años y este año amplía el concepto de “excepcionalidad” que permita el acceso de otras familias, que pese a no reunir los requisitos, se encuentren en situación de extrema necesidad por circunstancias personales, relaciones y/o ambientales de la unidad familiar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps