El Valle del Cabriel luchará por ser Reserva de la Biosfera de la Unesco a principios de 2018

Un momento de la presentación

Nuria Lozano/Las Noticias de Cuenca

La candidatura del Valle del Cabriel para convertirse en Reserva de la Biosfera ya está en marcha. La Asociación de Municipios ‘Ribera del Cabriel’ presentaba hoy en el Museo de Paleontología de Cuenca el proyecto en el que se ha trabajado durante más de ocho años, con la implicación de toda la ciudadanía.

El pasado 31 de diciembre la candidatura fue entregada al Comité Español de Programas MaB de la Unesco, tras recibir el respaldo de los gobiernos regionales de Castilla-La Mancha, Valencia y Aragón, y con la implicación de 52 municipios, 37 de ellos de la provincia de Cuenca.

Durante este año se conocerá la valoración de este Comité y, si todo va bien, a partir de 2018 la Unesco, a nivel internacional, emitirá su informe favorable o desfavorable. Desde la Asociación de Municipios Ribera del Cabriel se muestran más que optimistas, ya que el Valle del Cabriel ofrece un enorme potencial de recursos culturales, históricos y naturales.

La declaración del Valle del Cabriel supondría una marca de calidad para la zona y entrar en un conjunto de espacios muy selecto a nivel nacional e internacional, con gran proyección mundial. En opinión del presidente de la Asociación de Municipios Ribera del Cabriel, Sergio de Fez, se trata de “un paso importante”, vista además la implicación de tantos municipios y tres comunidades autónomas y, “esta figura servirá para potenciar el desarrollo sostenible y luchar contra la despoblación y el olvido”, una de las lacras de estos lugares.

De Fez se muestra convencido de que la Unesco emitirá un informe favorable. “Creo que es una zona de alto valor y la Unesco lo tendrá en cuenta”, ha señalado en declaraciones a los medios.

Méritos naturales y culturales

Méritos para conseguir ser reserva de la biosfera no le faltan al Valle del Cabriel. Según explicaba el técnico de la Asociación de Desarrollo Integral de la Manchuela Conquense (Adiman), Miguel Ángel Rubio, el territorio engloba ocho espacios protegidos y once áreas de la Red Natura 2000.

Asimismo, presenta 34 tipos de ecosistemas reconocidos como prioritarios por la Unión Europea; más del 45 por ciento de las familias botánicas de España; y más del 10 por ciento de las plantas endémicas de España, representando solo el 0,85 por ciento de la superficie nacional.

Se han identificado más de 1.000 especies botánicas y más de 250 especies de fauna, muchas catalogados en peligro de extinción. Además hay especies singulares de aves y anfibios, y peces como la loina o el blenio, que son endémicos del río Júcar pero ya solo pueden encontrarse en el Cabriel.

A ello hay que sumar un rico patrimonio cultural con conjuntos como los conjuntos Cañete o Moya; y más de 130 bienes de interés cultural catalogados; y el excepcional patrimonio inmaterial con multitud de tradiciones y oficios artesanos.

Miguel Ángel Rubio reconoce que ha sido un largo camino porque preparar la candidatura así lo requería, y había que fundamentarla con minuciosos estudios e informes, conforme a los parámetros que exige la Unesco.

Participación

Rubio ha destacado que la del Valle del Cabriel será una de las propuestas en las que más se ha trabajado el aspecto participativo. Así, ha detallado que

han participado, desde 2008, más de 1.500 personas de todos los municipios del territorio propuesto en distintas en jornadas, talleres y seminarios.

Otro aspecto fundamental es que “se puede demostrar que la actividad humana ha sabido adaptarse y vincularse al medio que le rodea, de una manera sostenible, aprovechando los recursos naturales y generando formas de actividad que permiten su conservación”, ha dicho.

Desarrollo sostenible vs gestión nuclear

Por su parte, el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha destacado que el apoyo del Gobierno regional a esta propuesta es un ejemplo de su apuesta por el desarrollo sostenible “frente a otro gobiernos, como el central, que en vez de trabajar por la conservación del territorio intenta tener aquí un cementerio nuclear”.

Según ha dicho, si la declaración prospera tendrá importantes beneficios en el desarrollo del turismo, ya que más gente visitará esta zona; y también en la potenciación de la agricultura y el desarrollo agroambiental, ya que los productos que se cultiven en el Valle tendrán un valor añadido. En este sentido, ha tendido la mano del Ejecutivo regional para seguir colaborando y apoyando esta propuesta que “es una herramienta importante para luchar contra la despoblación”.

De esta manera, ha declarado que esta acción se suma a las muchas que está llevando a cabo el Gobierno regional para potenciar el turismo, estableciendo sinergias entre la capital y las diferentes comarcas provinciales. Unas actuaciones que, por el momento, han arrojado los mejores datos de la historia en cuanto a visitantes y pernoctaciones en Cuenca.

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2017 - 17:06 h

Descubre nuestras apps

stats