García Gallardo pide “ordenar el lenguaje” y que no califiquen a Vox de “negacionista” de la violencia machista

elDiariocyl


16

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox) ha querido hacer “una reflexión” sobre el término 'negacionismo', cuya utilización “para cualquier cosa” le parece “repugnante”. García-Gallardo ha querido responder a una pregunta que se realizó al portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este jueves, sobre el negacionismo de la violencia de género de su socio de gobierno.

García Gallardo insiste en que “la violencia no tiene género” después de conocerse tres asesinatos de mujeres en 24 horas

García Gallardo insiste en que “la violencia no tiene género” después de conocerse tres asesinatos de mujeres en 24 horas

El vicepresidente de la Junta ha explicado que es una palabra que “se aplicaba a quienes niegan el Holocausto”. “Ahora, los activistas políticos, no quienes ejercen el periodismo de verdad, lo aplican a cualquier cosa, negacionismo de género, negacionismo climático... yo creo que debemos volver a un lenguaje ordenado y tratar las cuestiones que de verdad importan a los ciudadanos de Castilla y León”, ha afirmado.

Según la RAE, el negacionismo es una “actitud que consiste en la negación de determinadas realidades y hechos históricos o naturales relevantes, especialmente el holocausto”. García-Gallardo ha dicho además que su partido condena “toda la violencia, toda, incluida la violencia contra las mujeres” y ha pedido a la periodista que sonriese y celebrase que los presupuestos de Castilla y León han “aumentado la protección a las mujeres en Castilla y León”.

En realidad quien aumenta las partidas para la lucha contra la violencia de género es el Gobierno de España a través del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género, no la Junta. “Estupendo, entonces estamos todos de celebración”, ha acabado reconocimiendo.

La reacción del vicepresidente la provocó una pregunta a Fernández Carriedo sobre si en la Junta se sentían cómodos gobernando con un partido que niega la violencia de género. Este mismo jueves, el presidente del Parlamento autonómico, Carlos Pollán, se ha negado a iluminar el edificio el 25N excusándose en “medidas de ahorro energético”, algo que no ha hecho con días internacionales para respaldar apoyo a personas que sufren determinadas enfermedades. Además, con él último crimen de violencia de género en Castilla y León, Pollán convocó un minuto de silencio aludiendo a “un crimen” en el que “perdió la vida una mujer”. La víctima murió estrangulada por su marido, pero ni se aludió a la violencia machista ni al agresor.

“Lo de todos los años”

El portavoz de la Junta ha dicho que el Gobierno autonómico “hará lo que hace todos los años”, entre otras iniciativas, iluminar una parte del edificio de la Presidencia de la Junta para conmemorar el Día Contra la Violencia de Género. “Nosotros lo que tenemos que hacer es preocuparnos por los intereses de los ciudadanos de Castilla y León y también responder a sus deseos a través de lo que ha sido un proceso electoral democrático. Los ciudadanos eligen el gobierno que desean y la misión de ese gobierno es estar siempre al servicio de las personas de Castilla y León, esto es lo que hacemos a través de un Consejo de Gobierno como el de hoy”, ha respondido.

Fernández Carriedo ha dicho que el Gobierno autonómico se ocupa “de los agricultores, de los ganaderos, del mundo rural, de las personas de la tierra” mientras que se ha referido a “otros gobiernos” cuyos “ retos o desafíos” pasan por hablar de otras cosas y la Junta “de las cosas que interesan a la gente de Castilla y León”. Así, ha aludido a “gobiernos” que hablan “de la Guardia Civil en Navarra o del delito de sedición”. “Nosotros hablamos de la gente, de cómo llegar a fin de mes, de cómo ayudarles”, ha insistido.

El portavoz, cuando se le ha recordado que en lo que va de año han sido asesinadas por sus parejas o exparejas 38 mujeres y que tres eran de Castilla y León, ha remarcado que siempre han mostrado su repulsa hacia cualquier acto de violencia de género y que desean que “todo el peso de la ley” recaiga sobre los agresores. De este modo, ha evitado condenar las continuas manifestaciones de su socio de Gobierno sobre una violencia que, dicen “no tiene género”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats