Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Anna Gabriel niega haber desobedecido al Constitucional y queda en libertad

La exdiputada catalana de la CUP Anna Gabriel (i), procesada por un delito de desobediencia por el proceso independentista de 2017, saluda al presidente de ERC, Oriol Junqueras a su llegada al Tribunal Supremo donde será interrogada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, después de que el pasado mes de julio se pusiese a disposición del tribunal tras casi cuatro años huida. EFE/ Fernando Alvarado

Alberto Pozas

7

Visiblemente emocionada y sin aceptar preguntas, la ex diputada de la CUP Anna Gabriel ha abandonado el Tribunal Supremo sin medidas cautelares y después de haber rechazado el delito de desobediencia que le atribuyen tanto el juez como la Fiscalía. Según fuentes conocedoras del interrogatorio, a la única pregunta de la Fiscalía Gabriel ha negado haber recibido un requerimiento personal del Tribunal Constitucional en 2017.

La exparlamentaria ha contestado a la única pregunta que le ha hecho el Ministerio Público para explicar, como otros imputados a lo largo del caso, que ella nunca fue apercibida directa o personalmente por el tribunal de garantías cuando sí requirió a una parte de la cúpula independentista de que la puesta en marcha de las leyes de ruptura y su tramitación era un posible delito de desobediencia.

Fuentes jurídicas explican que ahora será el juez Pablo Llarena el que decida si concluye el sumario y si el caso debe ser enviado a los tribunales catalanes para que, en su caso, sea juzgada. Desde la defensa de la política catalana, que por el momento seguirá residiendo en Suiza, entienden que lo lógico sería dejar el caso en manos de los tribunales territoriales de Catalunya al no tener ningún aforamiento y el delito uno de desobediencia.

Anna Gabriel, que evitó las cámaras en su primera comparecencia ante el Tribunal Supremo en julio, ha comparecido ante los medios en un parque cercano al Supremo después de hacerlo ante el juez Llarena. “La represión crea dolor”, ha dicho antes de agradecer su apoyo a “todas las personas solidarias que han estado durante todo este tiempo a mi lado”, acordándose también de las personas “represaliadas, exiliadas, en la cárcel, amenazadas, multadas o perseguidas”. la exparlamentaria catalana ha denunciado que “no puede seguir la judicialización de una aspiración legítima de un pueblo” y ha especificado que “dentro de la sala se ha hablado sólo por si he estado requerida directamente por el TC sobre mi actividad parlamentaria”.

Gabriel ha expresado su deseo de que la causa sea archivada o puesta en manos de los jueces catalanes. “Esperemos que la causa o se archive o se envíe a Barcelona”, ha dicho antes de marcharse con la voz rota durante buena parte de su intervención.

La ex diputada de la CUP abandonó España y se instaló en Suiza en los primeros meses de 2018, no acudiendo a la cita con el Tribunal Supremo después de que el juez Llarena procesara a los líderes independentistas encausados. En el caso de Gabriel, la causa contra ella se encauzó por un posible delito de desobediencia, penado con condenas de inhabilitación y no de cárcel. Compareció finalmente en el Tribunal Supremo a finales del pasado mes de julio.

Gabriel ha llegado al cercano parque de Salesas recibida por una docena de políticos de todos los partidos independistas catalanes. Por parte de ERC han acudido Oriol Junqueras, Gabriel Rufián, Marta Rosique y Carolina Telechea, por parte de la CUP han acudido todos los diputados encabezados por Mireia Vehí y Albert Botrán, por parte de JxC Josep Rius y por parte de EH Bildu los parlamentarios Mertxe Aizpurua y Jon Iñarritu. También ha acudido a apoyar a la acusada de desobediencia Jaume Asens, diputado por En Común Podem y presidente del grupo confederado de Unidas Podemos, entre otros.

Oriol Junqueras, líder de ERC, ha acudido a la misma puerta del Tribunal Supremo donde, durante meses, otros líderes independentistas acudieron a apoyarle a él mientras estaba en prisión provisional y mientras el caso del procés todavía estaba en fase de instrucción. “Estamos para expresar todo nuestro apoyo personal y político a la amiga y compañera Anna Gabriel y a todas las personas represaliadas tanto en el interior como en el exilio”, ha dicho en referencia a Carles Puigdemont y el resto de políticos catalanes que abandonaron España.

El dirigente independentista, indultado tras ser condenado a 13 años de cárcel por sedición y malversación, ha recordado que organismos internacionales como el grupo de trabajo de detenciones arbitrarias de la Unión, la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa o el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas han emitido dictámenes favorables a los imputados. “Estamos aquí para reiterar nuestro compromiso contra la represión, a favor de la amnistía y del ejercicio del derecho a la autodeterminación, con la república catalana y la independencia de Catalunya”, ha dicho.

Etiquetas
stats