La Audiencia Nacional absuelve a los mossos que iban con Puigdemont cuando fue detenido en Alemania

Los agentes, en el banqullo

La Audiencia Nacional ha absuelto a Carlos P. y Xavier G., los dos agentes de los Mossos d'Esquadra que acompañaban al expresident de la Generalitat Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania en 2018. La Fiscalía pedía 18 meses de cárcel a cada uno de los mossos por un delito de encubrimiento, al considerar que el objetivo de los agentes era evitar que Puigdemont fuera detenido tras reactivarse su petición de extradición.

La absolución se produce por motivos técnicos relacionados con el delito de encubrimiento. El titular del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional José Manuel Fernandez- Prieto, argumenta que solo se podría condenar a los acusados si hubieran encubierto hechos tipificados como rebelión y mediante un abuso de funciones públicas, requisitos que no concurren en el caso: los agentes se encontraban en sus días libres y no de servicio cuando acompañaron al expresident y los hechos juzgados por la causa del procés en el Supremo fueron considerados como delito de sedición en vez de rebelión.  

No obstante, el juez deja claro en su sentencia que la intención de los acusados “era ayudar a Carles Puigdemont a regresar a Bélgica y evitar su identificación en algún lugar donde pudieran ejecutar la orden europea de detención", y que ambos eran conscientes de que el expresident estaba investigado en España por rebelión.

Expone el juez que seis días antes de que Puigdemont fuera detenido los acusados se dirigieron a Waterloo (Bélgica), donde el expresident fijó su residencia. El 23 de marzo –el día en que se reactivaron las peticiones de extradición– una persona no identificada indicó a los dos mossos que debían dirigirse en coche desde Bélgica hasta Estocolmo (Suecia) para recoger allí a Puigdemont, que venía de dar una conferencia en Helsinki (Finlandia). Entonces iniciaron el regreso a Bélgica por carretera, abortado a primera hora de la mañana del 25 de marzo por la policía alemana.

No se ahorra reproches el juez hacia los dos agentes, a los que acusa de "impedir la acción de la Justicia" contra el Puigdemont y de "dificultar" su detención. "Al desplazarse a Waterloo para unirse al fugado [en referencia a Puigdemont], los acusados eran plenamente conscientes que su apoyo le prestaban, ya adecentando la casa, ya en el anómalo e incómodo viaje por toda Europa, impropio de un presidente de la Generalidad, realizando más de 2.000 kilómetros en automóvil", asevera el magistrado.

Con esta absolución, la Audiencia Nacional ha exculpado de nuevo a agentes de los Mossos d'Esquadra en una causa relacionada con el procés, tal y como ya hiciera hace unos meses con el major, Josep Lluís Trapero, y la intendente Teresa Laplana. En Catalunya, la Audiencia de Barcelona también dio carpetazo a la principal causa que mantenía investigados a varios agentes por el 1-O. El cuerpo ha terminado hasta el momento sin condenas sus procesos judiciales derivados del procés, si bien un agente todavía está pendiente de juicio por ejercer labores de escolta de Puigdemont aprovechando su nombramiento a dedo como asesor de la conselleria de Interior.

Etiquetas

Descubre nuestras apps