Barricadas y quema de contenedores en la cuarta noche consecutiva de protestas por Pablo Hasel en Barcelona

Contenedores quemados en el centro de Barcelona

Las barricadas y la quema de contenedores han vuelto al centro de Barcelona este viernes en la cuarta consecutiva noche de protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasel. Algunos de los manifestantes, además, ha lanzado objetos contra el cordón de los Mossos d'Esquadra en la zona de Pla de Palau y grupos violentos han roto los cristales de dos oficinas del BBVA y del Banco Santander y también han hecho lanzamientos de objetos hacia los vecinos que los recriminaban los destrozos.

La manifestación de este viernes ha arrancado en la plaza Universidad y ha sido la menos concurrida de la semana. La marcha no ha llegado al millar de participantes, que han lanzado algunos objetos en la Jefatura de la Policía Nacional de la Vía Laietana y ya en la avenida Marquès d'Argentera, al lado de la Estación de Francia, han incendiado varios contenedores. Los disturbios han sido de menor intensidad que los producidos en noches anteriores.

A última hora de la tarde, pequeños grupos han quemado contenedores en la Ronda de Sant Pere y la Rambla, donde también han lanzado piedras y botellas a las furgonetas de los Mossos. También han roto el escaparate del Decathlon de la calle Canuda, cerca de la Rambla. Pasadas las 22:00h., con la llegada del toque de queda, los alborotadores se han dispersado.

En conjunto, de los 59 detenidos esta semana en Catalunya por los altercados de esta semana solo uno ha sido enviado a prisión provisional. Se trata de un ciudadano de origen británico residente en Barcelona a quien el juez ha encarcelado ante el riesgo de fuga y de "sustraerse" de los tribunales españoles que, a su juicio, supone el Brexit. El resto de arrestados bien ha quedado en libertad bien comparecerá ante el juez de guardia en las próximas horas.

En el resto de Catalunya, en Girona los manifestantes también han protagonizado los primeros enfrentamientos con los Mossos hacia las 20.30h. Ha habido lanzamiento de piedras a la fachada de los juzgados y a la línea policial, y los Mossos han respondido avisando por megafonía que actuarían. Poco después la línea policial ha comenzado a caminar hacia la concentración sin llegar a cargar, y en este transcurso los agentes han arrestado a al menos dos personas. También ha habido un intento de incendio de un contenedor, que no ha llegado a producirse.

El diputado electo de la CUP por Girona y ex alcalde de Celrà, Dani Cornellà, ha tenido que ir al CAP a ser atendido de un golpe en la cabeza durante la manifestación. Según ha podido saber la ACN el diputado tiene un golpe fuerte en la oreja que le habría hecho con la porra un agente de la Brigada Móvil de los Mossos durante la actuación policial para dispersar la protesta. Cornellà se plantea la opción de denunciar los hechos.

En Vilafranca del Penedès (Barcelona), un grupos de personas que participaban en una protesta han roto las vallas de seguridad perimetrales de la comisaría del Alt Penedès y han tirado pirotecnia, pintura y piedras a una furgoneta de los ARRO, la unidad de apoyo a los antidisturbios de los Mossos.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats