Ester Quintana: "No soy la primera víctima de las balas de goma pero quiero ser la última"

Ester Quintana comparece en la comisión de estudio del material antidisturbios del Parlament de Catalunya. (Imagen: parlament.cat)

No se sabe bien si la comisión parlamentaria que estudia el uso del material antidisturbios por parte de los Mossos d'Esquadra sirve para algo, ya que antes de darse a conocer sus recomendaciones, el consejero de Interior, Ramon Espadaler, no sólo dijo "rotundamente no" a la prohibición de las balas de goma, sino que anunció la introducción de cañones de agua que se suman a los proyectiles y al resto del material que la policía catalana puede usar para disolver concentraciones. Sin embargo, este jueves han pasado por la comisión dos víctimas de balas de goma.

Stop Bales de Goma lleva el caso de Carles Guillot al Tribunal de Estrasburgo

Stop Bales de Goma lleva el caso de Carles Guillot al Tribunal de Estrasburgo

Los comparecientes en el Parlament de Catalunya han sido Nicola Tanno y Ester Quintana, en representación de Stop Balas de Goma y 'Ojo con tu ojo', respectivamente. Ambos perdieron un ojo por el impacto de los polémicos proyectiles. También ha intervenido la Coordinadora por la Prevención y Denuncia de la Tortura. Ante los portavoces de todas las fuerzas políticas parlamentarias, Quintana ha proclamado: "no soy la primera víctima de las balas de goma, pero quiero ser la última".

La primera intervención ha sido la de Tanno. "Esto es violencia", ha afirmado, señalándose su ojo de vidrio. Este joven italiano, que perdió un ojo durante la celebración de la victoria de la selección española en el Mundial de 2010, intervenía en nombre de la asociación 'Stop Balas de Goma'. "Nosotros somos víctimas de la actuación policial", ha afirmado, refiriéndose a su caso y al de las otras seis personas que han perdido un ojo desde 2009 en Cataluña como consecuencia del impacto de una bala de goma. Tanno también se ha referido a las declaraciones del consejero Espadaler, cuando quiso "pedir perdón" a las víctimas: "yo puedo aceptar disculpas pero lo que necesitamos son hechos y responsabilidades políticas", ha dicho. "El problema es penal: no podemos aceptar que una persona que haya cometido este tipo de agresión trabaje en la policía catalana".

"Una vida vale más que un contenedor"

Tanno y la asociación exigen la prohibición de las balas de goma. El joven italiano ha reiterado ante la comisión las razones por las que cree que estos proyectiles no deberían usarse. "Son armas letales", ha argumentado. La energía cinética con la que sale el proyectil es de 830 'jules', mientras que un informe entregado al Parlamento Europeo fija el límite en 122 'jules' para armas menos letales. "Usan armas de fuego para disolver una manifestación", ha ironizado. Asimismo, ha recordado que los proyectiles, además, son "incontrolables". Diversos estudios y declaraciones de Mossos lo corroboran.

Para Tanno, el debate no debe ser qué tipo de material deben usar los antidisturbios, sino "qué tipo de actuación" llevan a cabo. En este sentido, ha insistido en la necesidad de la mediación y la prevención para evitar "hacer crecer la tensión". "En todo caso, una vida vale más que un contenedor", ha remarcado, añadiendo que "las actuaciones policiales deberían intentar evitar hacer un daño superior al que intentan impedir".

Quintana reitera que no había disturbios en la zona donde se encontraba

La segunda compareciente ha sido Ester Quintana, que perdió un ojo durante la última huelga general, en noviembre. "Cuando estaba en el Paseo de Gracia, no vi ningún alboroto, nadie que tirara piedras. Sin aviso de ningún tipo, comenzaron a disparar. Mi error fue cruzar el Paseo". Así relató Quintana los momentos previos al disparo de pelota de goma que le impactó y que finalmente acabaría con su mutilación ocular. "Hace ocho meses que no puedo comer por ese lado y que no puedo respirar por un lado de la nariz. Estoy al cargo de mi padre que tiene 87 años", ha explicado a la hora de comentar las consecuencias físicas y psíquicas que sufre.

Quintana también ha explicado su lucha para conseguir la prohibición de los proyectiles: "No soy la primera víctima de las balas de goma pero quiero ser la última". La mujer ha llevado su caso ante la justicia, y ha pedido que los policías vayan identificados y que sean "iguales que sus conciudadanos ante la justicia". "¿Donde está la responsabilidad de la que estamos hablando todo el rato? No tengo nada en contra de los Mossos, pero ¿como puede ser que la BRIMO traiga tantos problemas?", ha preguntado.

ICV y CUP, únicos partidos netamente contrarios a las balas de goma

Las fuerzas parlamentarias presentes, además de valorar las comparecencias, también han debatido sobre la utilidad de la propia comisión. El representante de CiU, Lluís Guinó, ha declarado que sus recomendaciones "deberán ser tenidas en cuenta", pero Jaume Bosch (ICV-EUiA) ha criticado que el conseller de Interior afirmara que no abandonará el uso de las balas de goma aunque la comisión aún no haya redactado ninguna conclusión.

De momento, sólo la CUP e ICV-EUiA han adoptado una posición clara a favor de la prohibición de las balas de goma. El ecosocialista Jaume Bosch ha reconocido la reponsabilidad de su formación política, ya que algunas de las pérdidas de ojo ocurrieron cuando Joan Saura era consejero de Interior. Por su parte, el PSC no ha tomado ninguna decisión al respecto aunque pone "muy en cuestión" el uso de estos proyectiles, según las palabras del diputado Xavier Sabaté.

Se prevé que las comparecencias en la comisión continúen hasta septiembre. Después, los diputados tendrán tres semanas para redactar las conclusiones que serán sometidas a votación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats