eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La caída de la extrema derecha en Cataluña, una conquista ciudadana

Las entidades que luchan contra la xenofobia ven el 24-M como una victoria en clave antirracista, con el hundimiento de Plataforma per Catalunya como principal triunfo

SOS Racisme alerta del peligro de la "lepenización" del PP y del voto xenófobo que podría esconderse dentro de Ciudadanos

A pesar de los avances, en Cataluña de las más de 3 millones de personas extranjeras empadronadas, sólo un 19% pudieron votar el 24-M

- PUBLICIDAD -
Les entitats que lluiten contra la xenofòbia veuen el 24-M com una victòria en clau antiracista / SOS Racisme

Las entitades que luchan contra la xenofobia ven el 24-M com una victoria en clave antiracista / SOS Racisme

"Ya no sentimos vergüenza de un Ayuntamiento dominado por fascistas y racistas". Son palabras de un incansable activista de Unitat Contra el Racisme i el Feixisme (UCFR) arraigado en la ciudad catalana de Vic, Steve Cedar, que ha dedicado los últimos años de su vida a combatir los discursos xenófobos encarnados, sobre todo, en la figura de Josep Anglada, líder hasta hace poco de Plataforma per Catalunya (PxC). Sin embargo, de los 5 concejales que consiguió este icono de la ultraderecha catalana el año 2011—cuando ascendió hasta ser segunda fuerza en la capital de Osona—, ahora sólo tiene uno, el suyo, y bajo una nueva marca electoral.

El caso de Vic, cuna de la extrema derecha, no es una excepción. Una de las claves del 24-M en Cataluña es el severo castigo democrático que han recibido los discursos más discriminatorios. El partido fundado por Anglada partía de unos buenos resultados en los comicios de 2011, donde había obtenido hasta 67 concejalías en 39 municipios, fruto de 65.905 votos, el 2,3% del total de votos emitidos en Cataluña. Unos datos que contrastan con los 8 concejales en sólo 5 municipios del 24M, o lo que es lo mismo, una pérdida de 38.500 votos que suponen un residual 0,88% del total.

Este descenso no es debe, únicamente, a las desavenencias, peleas internas o de luchas de egos que han aflorado en PxC, hasta dividirse, en el caso de Vic, en cuatro opciones de raíz xenófoba. Hay que ir a buscar la respuesta en "la lucha unitaria y sostenida en todo el territorio", explica Cedar. De hecho, el trabajo hecho por UCFR, en especial por sus grupos locales, ha contribuido a aportar información sobre cuál es la ideología de PxC y de sus representantes, con campañas como No votes fascista!: #NovotisPxC o la firma de la Declaración de las candidaturas contra el fascismo y la xenofobia.

De la misma forma que otra entidad de referencia en la materia, SOS Racisme, ha puesto en marcha durante los 15 días la campaña Els Mistos Electorales –las cerillas electorales—, una acción de seguimiento de los candidatos de todos los partidos, con el objetivo de denunciar los contenidos racistas. Otra entidad que ha sudado durante la campaña ha sido Aixada Antirracista, que presentó un decálogo de propuestas dos grandes objetivos: Erradicar cualquier tipo de violencia y conducta que incite al odio, racismo y la xenofobia; y generar políticas de inmigración y programas que tiendan a reducir y eliminar la vulnerabilidad de las personas de origen extranjero.

Un trabajo que, en algunos casos concretos, como el de Vic, se ha tenido que multiplicar para "desenmascarar" los nuevos partidos que han querido camuflar su discurso. Es el caso de Som Catalans, impulsado por antiguos miembros PxC, que se presentaban defendido la identidad catalana en detrimento de otros orígenes. "Una opción xenófoba que ha fracasado -sólo ha arañado 56 votos- porque los hemos denunciado desde el principio; en la calle y los sábados de mercado, dejando claro quiénes eran y de dónde venían”, explica Cedar, que concluye: “Si no hubiera sido por UCFR, hubieran sido una opción independentista más”.

Steve Cedar, de Unitat Contre el Feixisme i el Racisme

Steve Cedar, de Unitat Contre el Feixisme i el Racisme

La "lepenización" del PP, sin rédito electoral

Los buenos resultados de hace 4 años alcanzados por Xavier García Albiol en Badalona no han pasado por alto la dirección del PP. SOS Racisme, considera que la formación de Alicia Sánchez Camacho "ha traspasado todos los límites". Según la portavoz de la entidad, Alba Cuevas, el PP ha hecho difusión de discursos racistas, "promoviendo políticas xenófobas, con un programa electoral cargado de falsos rumores que atacan las personas de origen inmigrado o de religión musulmana, y provocando el enfrentamiento entre los vecinos y vecinas de los municipios".

Si bien Cuevas valora positivamente los resultados del 24M, sobre todo en cuanto a la caída de PxC, ve "preocupante" la "lepenización" del PP. Una tendencia que, sin embargo, no ha obtenido compensación en las urnas, tal y como se desprende de la pérdida de casi la mitad de los concejales que ha sufrido el PP en territorio catalán. "Como ocurrió en Francia, con Sarcozy imitando los discursos xenófobos del Frente Nacional de Marine Le Pen, el PP ha mostrado en estas municipales su cara más burda, no sólo en Badalona, también en otros lugares como Barcelona o L'Hospitalet", explica Cuevas.

En esta campaña hay varios ejemplos donde se constata que el PP no sólo ha seguido el ejemplo de PxC, sino que ha copiado sus propuestas, posicionamientos e incluso eslóganes. Es el caso de Rubí - Primero los de casa-; el barrio del Raval de Barcelona - El Raval no puede convertirse en un gueto islámico-; o en Badalona, donde ha ido un paso adelante: " Limpiando Badalona". Una tendencia que ya recogía un informe de la FAES de 2009, en que se recomendaba criminalizar la inmigración en campaña, al estilo del Frente Nacional francés. "Insistimos en el peligro que supone que sea el partido de gobierno del Estado el que normalice el racismo en su discurso, así como también lo hace en sus políticas migratorias", lamenta Cuevas, que sentencia: "No es un problema de Albiol, es una estrategia consensuada de partido".

Octavilla repartida por el PP de Barcelona en el barrio de mayor immigración, el Raval

Octavilla repartida por el PP de Barcelona en el barrio de mayor inmigración, el Raval

¿El voto xenófobo viaja del PP en Ciudadanos?

De entre las buenas sensaciones de SOS Racisme, sin embargo, hay una que les preocupa. Varios análisis internos de la organización señalan que existe "un traspaso" de votos con un componente xenófobo entre el PP y Ciudadanos; una reflexión que Cuevas lee en clave antirracista. "Detectamos que Ciudadanos, aunque no de una forma tan abierta como el PP, ha hecho sus postulados racistas y xenófobos tal y como recoge su programa, y ha incorporado entre sus candidatos antiguos militantes de PxC y otras organizaciones ultras".

La formación de Albert Rivera ha crecido en presencia municipal en Cataluña, conseguiendo 176 concejales, con presencia en 87 municipios de los 89 que había presentado candidaturas. Según SOS Racisme, su programa incluye iniciativas discriminatorias, como la exclusión sanitaria de las personas sin papeles. "A pesar de que en esta campaña no ha hecho bandera, habrá que estar alerta de cómo estas propuestas pueden influenciar en aquellos consistorios donde tienen presencia", explica Cuevas.

El acceso a las urnas, el gran reto pendiente

Para UCFR todavía queda mucho trabajo por hacer. "El gran descenso de la ultraderecha no oculta que todavía hay demasiados votos y demasiadas concejalías fascistas", y hacen un llamamiento a todas las entidades que aún no forman parte de UCFR a que se adhieran, y también a todas las personas individuales que se reúnan para formar un grupo local. En este sentido, Cedar pone ejemplos relacionados con el arte y la cohesión social, como el grupo Teatre Antirumors, como fórmulas creativas para combatir los estereotipos negativos que se derivan de la inmigración.

Desde las diversas entidades consultadas se felicitan por el buen resultado de candidaturas como Guayem, En Comú o las CUP. En el caso de Barcelona, para SOS Racisme, Barcelona en Común puede suponer "un cambio absoluto" en el modelo de ciudad, haciendo de la capital catalana "una ciudad referente en derechos humanos", y le ponen deberes a Ada Colau: cerrar el CIE de Zona Franca y eliminar las redadas por perfil étnico en las que participa la Guardia Urbana. Por su parte, Aixada cree que estas listas "han permitido que muchos ciudadanos, que normalmente no votan, fueran a las urnas". De hecho, el aumento de la participación ha sido un factor clave: en los municipios donde PxC ha desaparecido del consistorio, la asistencia a las urnas se ha incrementado. "La participación y la implicación de la ciudadanía es un antídoto contra el fascismo y el racismo", añaden desde UCFR.

Desde SOS Racisme, se hace hincapié en un déficit aún flagrante en Cataluña. Y es que de los más de 3 millones de personas extranjeras empadronadas y en edad de votar, sólo un 19% del total, es decir, 764.655 ciudadanos, cumplían los requisitos este 24-M para solicitar su inscripción en el censo electoral y poder votar. Un "déficit democrático fundamental", según valoran desde la entidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha