La portada de mañana
Acceder
El Gobierno reinicia la legislatura
Así han transformado los fondos internacionales el mercado inmobiliario
Opinión - Réquiem por el 15M, por Elisa Beni

Las decisiones clave del arranque de la legislatura catalana, en manos de ERC

Ernest Maragall, diputado por ERC, será president de la Mesa d'Edat en el debate de constitución del Parlament

La XII legislatura del Parlament de Catalunya arrancará este miércoles con un escenario de incertidumbre inédito. "La máxima incidencia que ha habido en una sesión de constitución en este Parlament es que alguien haya escrito 'Marta Ferrusola' en la votación de la Mesa", explica una fuente parlamentaria. Este miércoles, en cambio, ya se preparan para una sesión "difícil" que esperan que nadie quiere convertir en caótica.

Los letrados del Parlament rechazan que Puigdemont pueda ser investido desde Bruselas

Los letrados del Parlament rechazan que Puigdemont pueda ser investido desde Bruselas

La jornada comenzará a las 11:00 de la mañana, hora a la que está convocado en el decreto firmado por Mariano Rajoy como presidente en funciones de la Generalitat. El reglamento estipula que la sesión se inicia cuando el secretario general del Parlament, Xavier Muro, hace lectura de dicho decreto y, tras ello, convoca a los miembros de la Mesa de Edad, compuesta por el diputado de más edad asistido por los dos más jóvenes de entre los presentes.

La Mesa de Edad en esta legislatura estará integrada por tres diputados de ERC, Ernest Maragall como presidente, y Rut Ribas y Gerard Gómez como secretarios. A ellos les tocará en primer lugar leer la lista de diputados electos y la relación de recursos electorales interpuestos, de haberlos. A partir de aquí se espera que comiencen las cosas que se salen la regla pues, antes de proceder a la elección de la Mesa, la Mesa de Edad tendrá que resolver las peticiones de voto delegado de varios diputados ausentes.

La decisión sobre qué harán tiene que ver con la interpretación que hagan del informe que este mismo lunes emitieron los letrados de la Cámara refiriéndose, entre otras cosas, a esta delegación del voto. En este informe los técnicos aseguran que la delegación del voto no está contemplada para casos como los de los presos, pero deja abierta la puerta a que sea la Mesa de Edad quien lo decida en última instancia.

Tal y como ya adelantó eldiario.es, la Mesa de Edad se inclina por permitir el voto a los diputados presos, tal y como prevé la resolución del Supremo que les denegó el permiso para acudir a votar, pero no así la delegación de voto de los diputados que se encuentran en Bélgica no privados de libertad. Contra cualquier decisión que esta mesa provisional tome caben recursos posteriores ante el Constitucional, que los partidos de la oposición ya están estudiando.

¿Cómo se elige la Mesa?

Una vez resuelto por la Mesa de Edad cuáles son los diputados que pueden delegar su voto, comienza la elección de los miembros de la Mesa definitiva, que estará presidida por el republicano Roger Torrent. Para formar este órgano parlamentario, compuesto por 7 miembros en total se realizan tres votaciones en urna, un sistema de elección diseñado para que la Mesa refleje la proporción del pleno. En la primera votación se elige al presidente, ocupando la más alta dignidad parlamentaria el candidato que reciba la mayoría absoluta de los votos. De no alcanzarse la votación debe repetirse, nombrándose el candidato que obtenga más votos.

De la segunda votación saldrá el vicepresidente primero, que será en candidato más votado en esa ronda, y el vicepresidente segundo, el segundo más votado en la misma. Por último se elegirán a los cuatro secretarios, que se eligen igual, siendo nombrados los cuatro diputados que obtengan más apoyos en esa tercera votación.

Con los resultados de estas pasadas elecciones, el bloque independentista sería capaz de obtener tanto la presidencia como la vicepresidencia primera y la mayoría en la Mesa, como ya lo tenían la legislatura pasada. Ahora bien, el hecho de que haya hasta 8 diputados ausentes deja esta mayoría en manos, primero, de la decisión sobre la delegación del voto de la Mesa de Edad y, en segundo lugar, de cómo vote el grupo de los comunes. Los de Domènech ya han avanzado que no apoyarán a candidatos ni de Ciutadans ni de JxCat.

¿Qué pasa si hay empate?

El Parlament, como la mayoría de cámaras, tiene un numero de miembros impar para evitar que haya empates. Sin embargo si se acaba cumpliendo el criterio de la Mesa de Edad de permitir que los diputados presos voten, el bloque independentista contaría con 65 votos, exactamente los mismos que la suma del bloque constitucional más los 'comuns'. ¿Qué ocurriría en el improbable caso de que los comuns votasen con los constitucionalistas y se produjera un empate a 65?

Según explica el artículo 44 del reglamento, en caso de empate debe repetirse la votación entre los dos más votados. Si el empate persistiese después de cuatro votaciones, ganaría el candidato del grupo que tenga más diputados.

Es por esto que, si Catalunya en Comú cambiase de criterio y decidiese apoyar en la presidencia de la Cámara al candidato de Ciutadans, este podría obtener el puesto, al ser el grupo con más diputados. Sin embargo, la negativa de los comuns a apoyar a ningún candidato de este grupo, deja a ERC a las puertas de obtener la presidencia del Parlament incluso aunque solo cuente con los votos de los independentistas.

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2018 - 16:57 h

Descubre nuestras apps

stats