La portada de mañana
Acceder
El otoño arranca con cinco comunidades en situación grave
Gobierno y Comunidad de Madrid ultiman un plan de fases y medidas más duras
Entrevista - Rufián: "Meter a Cs en los Presupuestos saca a Podemos"

PSC y 'comuns' cargan contra Puigdemont por "querer que el diálogo fracase"

La portavoz del PSC, Eva Granados, durante la rueda de prensa de este lunes en la sede del partido

Las fuerzas políticas catalanas que se sitúan en el lado del Gobierno central en la mesa de negociación entre gobiernos, PSC y Catalunya en Comú, han cargado este lunes con dureza contra Carles Puigdemont, a quien han acusado de querer "que el diálogo fracase". Socialistas y 'comuns' han salido al paso de las palabras de los eurodiputados de JxCat en el mitin que el pasado fin de semana celebraron en Perpiñán, donde Clara Ponsatí tachó la mesa de diálogo de "engaño".

Quim Torra: "No soy el presidente que va a renunciar al derecho a la autodeterminación"

Quim Torra: "No soy el presidente que va a renunciar al derecho a la autodeterminación"

"Cuando tenemos un Gobierno que claramente está dispuesto a dialogar, el hecho de que Puigdemont haga un mitin para hiperventilar a sus seguidores da una imagen muy elocuente de la situación en la que está el mundo independentista", ha asegurado la portavoz de los socialistas catalanes, Eva Granados, en rueda de prensa. La líder del PSC ha considerado que querer que el diálogo fracase es "un acto de irresponsabilidad", propio de "quien fracturó Catalunya". "Todavía estamos esperando que haga un mínimo de autocrítica", ha asegurado.

Granados ha apuntado además que la distancia mostrada por el expresident respecto a la negociación entre gobiernos evidencia la "fractura dentro del independentismo", en referencia a que ERC se muestra más entusiasta con la mesa entre gobiernos. "Querer que el diálogo por el reencuentro fracase es sinónimo de querer que Catalunya fracase", ha zanjado la socialista, que también ha lanzado críticas contra los republicanos por "seguir enganchados a las mentiras de este procés".

En la misma línea se han expresado desde Catalunya en Comú en una rueda de prensa de su portavoz, Joan Mena. Éste ha apuntado hacia el president de la Generalitat, Quim Torra, para exigirle que se posicione con claridad a favor o en contra de la mesa de negociación. "Catalunya merece saber si JxCat cree que van a Madrid a participar en un engaño, como dijo Clara Ponsatí, porque si lo creen significa que están haciendo el paripé y mintiendo a los catalanes y las catalanas", ha asegurado Mena.

Para la formación de Ada Colau, que participa en el espacio de diálogo entre gobiernos a través del ministro de Universidades, Manuel Castells, el proceso de negociación abierto es el "principal instrumento que hoy tenemos para avanzar nacionalmente y socialmente". Por esta razón ha exigido que los partidos de la Generalitat no la pongan en riesgo, pues a su parecer sin diálogo entre gobiernos se pondrán en cuestión otras medidas del Gobierno central, como la regulación de los alquileres o la ley de libertad sexual.

"Esperamos que sean conscientes", ha apostillado Mena en alusión a JxCat y ERC, "de que están yendo a la mesa a representar el conjunto de la ciudadanía de Catalunya". "De lo contrario", ha continuado, "deberán ser las urnas las que pongan un Govern y una mayoría política comprometida el 80% de la ciudadanía catalana que está reclamando diálogo".

El acto multitudinario que este sábado celebró Puigdemont y el resto de eurodiputados reclamados por la justicia española ha sido motivo de réplica no solo por parte de los partidos que se sientan al otro lado de la mesa de negociación, sino también por parte de quien se sienta en el mismo lado. Desde ERC han usado un tono más comedido que PSC y 'comuns' y han evitado las referencias directas a sus socios del Govern, pero también han avisado del riesgo de cargar contra el diálogo.

"Sería irresponsable negar el diálogo y la negociación", ha avisado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, que ha considerado que la mesa de negociación con el Gobierno es compatible con la movilización independentista en la calle. Al parecer de los republicanos, la mesa celebrada el miércoles en la Moncloa y el acto del sábado en Perpiñán son "dos caras de la misma moneda".

Preguntada directamente por las palabras de Ponsatí contra la mesa y si es posible cargar contra el diálogo desde el mismo partido que está sentado en la mesa, Vilalta ha preferido esquivar la cuestión, pero ha advertido: "Hay preguntas que no es ERC quien debe contestarlas, sino otros actores del independentismo".

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2020 - 15:03 h

Descubre nuestras apps

stats