eldiario.es

Menú

Acuerdo para el nuevo Plan de Empleo de Castilla-La Mancha que incorpora medidas de protección social

Entre las novedades: recursos para los beneficiarios del Plan de Garantías de Rentas, una Bolsa de Primer Empleo para Jóvenes Cualificados y un Cheque de Transición al Empleo Ordinario

Tiene un horizonte de actuación hasta el año 2020 con una inversión de 335 millones de euros estructurados en nueve programas que priorizan la contratación de jóvenes, mujeres y parados de larga duración

CSIF sugiere "clientelismo político" por parte de CECAM, CCOO y UGT en el hecho de firmar el acuerdo y alude a subvenciones recibidas que suman 15,9 millones de euros desde 2014, a caballo entre las legislaturas de Cospedal y García-Page

- PUBLICIDAD -
Firma del acuerdo del Plan de Empleo y Garantías de Renta de Castilla-La Mancha

Firma del acuerdo del Plan de Empleo y Garantías de Renta de Castilla-La Mancha Foto: Ignacio López // JCCM

Nace el Plan de Empleo y Garantía de Rentas de Castilla-La Mancha (2018-2020). Una  iniciativa viene a sustituir al Plan Extraordinario de Empleo para incorporar nuevas medidas derivadas del Plan de Garantías Ciudadanas. Y es que, aunará medidas de fomento del empleo con otras centradas en la protección social de los más desfavorecidos. 

Entrará en vigor tras la firma del acuerdo de aplicación del plan que se ha celebrado este martes en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia del Gobierno regional; un acto en el que, entre otros, también han participado, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás; y los secretarios generales de UGT y CCOO en la región, Carlos Pedrosa y Paco de la Rosa.

Servirá para dar continuidad  al Plan Extraordinario de Empleo que suscribiesen Gobierno regional y agentes sociales al inicio de la actual legislatura y que ha generado, según la Junta, más de 52.000 empleos.

Ahora se espera que el nuevo plan permita generar 60.000 empleos más durante los próximos tres años, gracias a una inversión de 335 millones de euros en tres ejes para el desarrollo de un total de nueve programas específicos que harán hincapié en la contratación de jóvenes, mujeres y parados de larga duración.

La primera de las medidas (que ya se puso en marcha en el anterior plan, con distinto nombre) ha sido aprobada este mismo martes por el Consejo de Gobierno. Se trata del Contrato Joven que tendrá una inversión de 7,2 millones de euros y proporcionará una oportunidad laboral en empresas a 1.400 jóvenes castellano-manchegos menores de 30 años.

¿Cuáles son los ejes del nuevo plan?

El primero de los tres ejes del Plan, denominado ‘Oportunidades de Empleo y Garantías’, incluye acciones de mejora de la empleabilidad para las personas más alejadas del mercado laboral, garantizándoles el acceso a rentas. De hecho se reserva un 25% de los recursos para los beneficiarios del Plan de Garantías de Rentas que ya se puso en marcha el pasado año y que permitió contratar a 2.213 personas.

Una medida que, según la consejera del ramo, "se imbricará de manera estable una vez que se apruebe  la Ley de Garantías Ciudadanas", aún en fase de anteproyecto. 

Este eje contempla tres medidas dirigidas a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, en concreto, las ayudas a la contratación de personas que han agotado su protección por desempleo, cuyas bases reguladoras se publicarán antes de que finalice esta misma semana y las que el Gobierno espera que participen "la práctica totalidad de las diputaciones provinciales". 

También se pondrán en marcha módulos de formación y empleo para desempleados mayores de 45 años, en áreas prioritarias de intervención como el Patrimonio, la vivienda social o la eficiencia energética y la reforma de edificios públicos. Y se continuará con el programa Garantía +55. 

El segundo de los ejes, denominado de ‘Transición al Empleo’, contempla tres medidas, dos de ellas novedosas, además del Contrato Joven. Por un lado, la Bolsa de Primer Empleo para Jóvenes Cualificados y el Cheque de Transición al Empleo Ordinario, que pretende mejorar la empleabilidad de las personas que han participado en el Plan de Empleo a través de un título personal con validez de un año, que se hará efectivo una vez conseguida una inserción laboral indefinida, o de al menos 12 meses de duración.

El tercer eje del Plan se centra en la ‘Estabilidad en el Empleo’, con nuevas medidas destinadas a combatir la precariedad, a mejorar la calidad del empleo, y a dotar de incentivos a las empresas de Castilla-La Mancha para captar, retener talento y generar nuevos puestos de trabajo.

Se incentivará la contratación indefinida de personas desempleadas de larga duración, con especial incidencia en mujeres, y en franjas de edad como mayores de 45 y mayores de 55 años. Otra nueva medida son las ayudas a la transformación de contratos temporales en indefinidos, fomentando dicha transición a la estabilidad en los primeros meses de contrato. Por último, la transformación de contratos a tiempo parcial a contratos a jornada completa, que contribuyan a reducir el empleo a tiempo parcial no deseado.

La consejera ha indicado que algunas de las medidas están dedicadas especialmente a fomentar la igualdad de género en el mercado de trabajo, en las que hay que incidir para poder incentivar la reducción de los niveles de temporalidad y de empleo a tiempo parcial. De hecho, ha explicado que tres de cada cuatro contratos a tiempo parcial son ocupados por mujeres (el 76,5 % del total) y que el 24 % de las mujeres trabaja a tiempo parcial (77.900 de 327.200).

Ha sido el presidente de CECAM, Ángel Nicolás, quien ha destacado su satisfacción por las medidas de los ejes dos y tres que ha detallado: más de 25 millones en 2018, unos 26,5 millones para 2019 y 28 millones para 2020.

Carlos Pedrosa (UGT) sobre el plan: "Estamos hablando de tapar el agujero de la cobertura en prestaciones en España que mantiene el Gobierno del país. Son manifiestamente insuficientes"  

Mientras, Paco de la Rosa, secretario general ha puesto el acento en destacar que el plan es "la máxima expresión del diálogo social" y ha calificado de "obligación" el hecho de "poner el foco en las personas que tan mal lo siguen pasando". En este punto ha recordado que todavía hay 700.000 personas en la región en el umbral de la pobreza. Y al margen de la subvención pública ha invitado al "mercado" a implicarse más porque hoy, ha dicho, no es capaz de absorber a desempleados de larga duración, mayores de 55 años, mujeres o jóvenes.

Sobre diálogo social también ha hablado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.  “Aquí hay un auténtico máster de diálogo y de consenso social”, ha dicho para valorar que el acuerdo esté  “cifrado, valorado, con memoria económica” y que, como ocurriera con el Plan Extraordinario de Empleo, se dio continuidad a “una trayectoria histórica”, sólo interrumpida entre 2011 y 2015 - los cuatro años de gobierno de Dolores de Cospedal-  “de una enorme complicidad” tanto con el empresariado como con las fuerzas sindicales.

Carlos Pedrosa, secretario general de la UGT en la región ha destacado la apuesta del plan por la garantía de rentas porque, ha dicho, "estamos hablando de tapar el agujero de la cobertura en prestaciones en España que mantiene el Gobierno del país. Son manifiestamente insuficientes".  Ha dicho reconocer "el problema social" del desempleo en la región, en particular en las zonas rurales donde hay gente que amenaza con quedarse fuera, de forma endémica, del mercado de trabajo".

El PP y "la educación" de los empresarios de Castilla-La Mancha

Pedrosa se ha referido a las"críticas, como siempre de forma previa" que se han vertido desde el PP y en particular a las declaraciones que sostienen que "los empresarios firman porque son educados". El secretario del sindicato ha comentado: "Doy fe, Ángel (por el presidente de CECAM) es una persona educada y nosotros no sé si lo somos o no para el PP, pero alcanzamos acuerdos con quien apuesta por el diálogo social y por buscar soluciones que atajen los problemas reales de la gente de la calle. Eso es el plan de empleo".

En este sentido, el presidente de los empresarios castellano-manchegos, Ángel Nicolás, ha asegurado que la CECAM, la confederación que agrupa al colectivo, suscribe el acuerdo porque "es muy interesante para las empresas de Castilla-La Mancha" y no "por educación", tal y como habían sugerido miembros del Partido Popular. "Uno tiene la sensación de que siempre tenemos que andar justificando por qué los empresarios hemos firmado con un gobierno socialista o con sindicatos. Yo no lo voy a hacer". 

Sí ha dado las razones para sumarse al plan: "Suscribimos este acuerdo porque incorpora medidas que son buenas para las empresas de la región y por tanto serán buenas también para el resto de la sociedad de Castilla-La Mancha", insistía. Ha pedido "seguir trabajando" para que las medidas "sean realmente útiles" y también ha aprovechado para decir que "quienes deberían justificarse son aquellos que son incapaces de lograr un acuerdo porque nos perjudica a toda la comunidad autónoma. Estoy siempre en la línea del acuerdo y el diálogo social".

CSIF sugiere "clientelismo político" de CCOO, UGT y CECAM

De forma paralela a la firma del acuerdo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha preguntado si el nuevo plan suscrito entre Junta, CCOO, UGT y CECAM conllevará la concesión de nuevas subvenciones a estas entidades, al tiempo que ha considerado que el Gobierno autonómico está premiando la "actitud acomodaticia" de estos agentes sociales con sus políticas.

Recuerda CSIF  que el precedente de este plan de empleo ya "supuso un desembolso de 2,1 millones para CCOO, UGT y CECAM, y por tanto se teme que estas organizaciones sean objeto nuevamente de subvenciones directas que, además, no están debidamente justificadas ni se conocen los resultados".

Igualmente critican que estas ayudas "se están convirtiendo en algo ordinario y reiterativo con los gobiernos regionales" y aunque dicen considerar "muy importantes" las iniciativas que repercuten en la creación y mejora del empleo en la región, sostienen que, en caso de producirse una nueva ayuda directa a CCOO, UGT y CECAM, " se estará incurriendo otra vez en un alarmante clientelismo político".

Citando datos del Portal de Transparencia, CSIF asegura que CCOO, UGT y CECAM han recibido desde 2014 "un total de 15,9 millones de euros por parte de la Junta de Comunidades en conceptos de prevención de riesgos laborales, relaciones laborales, fomento del empleo o asesoramiento".

"Desde CSIF consideramos que la lucha contra el paro es una obligación sindical y por tanto estamos en contra de que se cobre por ejercer lo que es nuestra responsabilidad. Desde este criterio hemos ofrecido nuestra colaboración altruista sin remuneración alguna", han insistido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha