Los ultras del Hércules y del Castellón se habrían citado por redes sociales para la pelea multitudinaria

Imagen de la actuación policial tras el enfrentamiento

EFE/Europa Press

El ayuntamiento de Alicante sospecha que los aficionados del Hércules y del Castellón que este domingo protagonizaron una riña tumultuaria horas antes del partido, con 55 identificados, tres detenidos y siete heridos, se habían citado a través de las redes sociales, punto que se está investigando, además de si hubo un trasfondo ideológico.

Así lo ha expuesto hoy el concejal de Seguridad de Alicante, José Ramón González, con el argumento de que "no es habitual" que decenas de personas de ambas aficiones se encuentren "armados con palos" tres horas antes de un encuentro de fútbol que no se disputaba desde hacía diez años y que no había sido declarado de alto riesgo porque no había antecedentes en ese sentido.

Ante esta situación la pareja de la Policía Local de Alicante que intervino en un primer momento en la pelea multitudinaria entre aficionados del Hércules y el Castellón este domingo antes del partido en el Rico Pérez, realizó hasta 15 disparos disuasorios al aire para tratar de separar a los implicados de ambas aficiones.

Según han indicado este lunes los propios agentes en una comparecencia en el Ayuntamiento de Alicante, utilizaron las armas de fuego por el volumen de personas y la violencia que empleaban.

De hecho, uno de los agentes ha señalado que en un primer momento efectuaron hasta cinco disparos al aire, pero al no lograr disuadir al núcleo central de la pelea y al observar que una persona yacía en el suelo mientras recibía patadas en la cabeza, dispararon diez veces más.

En total hubo 55 identificados, tres detenidos (dos por riña multitudinaria y uno por atentado a la autoridad) y siete heridos, uno de los cuales precisó hasta once grapas por una herida en la cabeza y se le practicó un TAC en el Hospital General, aunque recibió el alta. Según la Conselleria de Sanidad, todos los heridos recibieron el alta ayer mismo.

Los dos agentes se encontraban en las inmediaciones del campo alicantino sobre las 15.00 horas, unas tres horas antes del inicio del partido, atendiendo un accidente de tráfico y fueron requeridos por una vecina.

Desde la Policía Local intervinieron 14 patrullas y desde el Cuerpo Nacional de Policía seis. Al respecto, desde el cuerpo municipal se ha precisado que actuaron la totalidad de los operativos. "La colaboración fue máxima" ante una situación "en la que no hay nada previsto", han indicado.

El Hércules tomará medidas

Desde el Hércules han anunciado que se investiga si entre los detenidos e identificados hay socios para "tomar medidas".

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Seguridad, José Ramón González, ha subrayado que no existen peñas violentas en el Hércules y ha mostrado su confianza en que si alguno de los implicados tiene el carné del club sea "expulsado" y se le prohíba el acceso a un campo de fútbol.

Asimismo, ha puntualizado que los 55 identificados se exponen a multas de hasta 3.000 euros por parte de la Comisión Nacional Antiviolencia, que, según recordado, no decretó el partido entre el Hércules y el Castellón de alto riesgo. González ha comentado que se trata de un encuentro que no se repetía desde hace más de una década.

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2018 - 08:42 h

Descubre nuestras apps

stats