La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

El equipo de pediatría del Hospital de la Marina Baixa se reduce a casi un tercio “por falta de previsión”

Hospital Marina Baixa de La Vila Joisa.

Toni Cuquerella


0

La Sociedad Valenciana de Pediatría ha explicado la situación del servicio en el Hospital Marina Baixa, y ha llegado a afirmar que se trata de un servicio “desmantelado” donde se han suspendido las Consultas Externas, dejando de atender a más de 200 niños a la semana, de las diferentes subespecialidades pediátricas.

Concretamente en el equipo de 11 pediatras quedan en activo cuatro, casi la tercera parte, situación que “no ha sido provocada por las bajas de los pediatras”, sino que es “el resultado de la falta de previsión y desatención de este servicio en los últimos dos años. Un problema que llevábamos anticipando insistentemente, sin obtener respuesta de la dirección del centro”.

Recuerdan que durante el primer confinamiento de la pandemia de Covid-19 “asumimos las urgencias pediátricas en su totalidad, dependientes hasta entonces del Servicio de Urgencias”. Y que cuando se regresó a la actividad habitual del hospital “se nos pidió que siguiéramos colaborando parcialmente con el Servicio de Urgencias cubriendo la mitad de los turnos de noche”. Explican que esto supuso una media de 6-9 noches en el hospital (sumando guardias de pediatría y noches de urgencias pediátricas), con picos de hasta 12 días al mes en periodo vacacional.

Como resultado subrayan que “hay compañeros que han dejado el Servicio, bajas de maternidad desde hace meses sin cubrir, un contrato Covid no convertido en vacante, la dimisión del Jefe de Servicio exhausto de no obtener respuestas a sus demandas y otras bajas más recientes por estrés laboral”. Esto lamentan que “ha supuesto un aumento de la carga de trabajo constante, teniendo que asumir los pediatras que quedábamos las guardias, turnos y consultas de subespecialidad. Hemos acumulando días de descanso por exceso de guardias, domingos y festivos que no hemos podido disfrutar, propiciando un deterioro progresivo en la actividad diaria, la calidad asistencial y la salud de los profesionales”.

Actualmente señalan que el servicio “sobrevive con tan solo 4 pediatras, obligados a hacer una media de 7-8 guardias al mes, entre ellos pediatras que ya se encontraban exentos de guardias por la edad”. Por todo ello advierten que “es urgente encontrar una solución real y definitiva para evitar el cierre del Servicio. Y como consecuencia, el desplazamiento de partos, cesáreas y de la actividad quirúrgica infantil a otros hospitales de la provincia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats