Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El docente de las terapias de conversión sexual presidió 17 años la Asociación Católica de Maestros de València

Federico M. V. imparte una charla organizada por la Asociación Católica de Maestros de València.

Lucas Marco

València —

21

Federico M. V., un profesor de inglés del colegio Madre Josefa Campos de Alaquàs (València), centro educativo concertado, está en el ojo del huracán por sus supuestas terapias de conversión sexual de personas LGTBI a alumnos de apenas 11 años. La Conselleria de Educación, tras un informe de la inspección educativa, ha denunciado los hechos ante la Fiscalía. Federico M. V. dirige el Centro de Orientación Familiar de la Diócesis (COF) 'Mater Misericordiae' de València, un ente que cuenta con una quincena de voluntarios, entre orientadores familiares, psicólogos, pedagogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos y juristas, y con el consejero Juan Andrés Talens, reverendo director del Secretariado para la Defensa de la Vida del Arzobispado. Esta última entidad está vinculada, entre otras organizaciones ultraconservadoras, a la plataforma Hazte Oír, ligada a El Yunque según un informe de la Conferencia Episcopal. El COF está situado en el Antiguo Convento del Corpus Christi de València, en la avenida de Guillem de Castro. El Arzobispado de València también ha abierto una investigación, a pesar de que se desvincula de la entidad. El docente no ha contestado las llamadas y los mensajes de elDiario.es.

Se trata de una asociación de confesión católica cuyo representante es Federico M. V., según los datos del Ministerio de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes. El profesor fue, durante 17 años, presidente de la Asociación Católica de Maestros de València, centrada en la “formación integral y permanente” de los docentes, a cuyos miembros facilita “los medios necesarios para que puedan ejercer las responsabilidades propias de su profesión desde una perspectiva humana y cristiana”.

Forjado en el activismo ultraconservador durante la etapa del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, Federico M. V. también fue secretario de la Federación de Educación y Desarrollo en Libertad. Un cargo desde el que advertía del “peligro” de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y de Educación Sexual impartidas a alumnos de las etapas de primaria y secundaria, con unas edades en las que los niños “son especialmente vulnerables”. La Asociación Católica de Maestros de València tampoco ha contestado las llamadas de este diario.

En una charla organizada por la Asociación Católica de Maestros de València, el docente aseguraba que “el centro del hogar es la mujer” y destacaba la “etapa clave” de los niños a partir de los 12 años para “asentar” su identidad. Precisamente se trata de la edad a partir de la cual, según ha destapado el diario Levante-EMV, el docente ofrecía supuestamente a algunos de sus alumnos las terapias de conversión sexual que la Conselleria de Educación ha denunciado ante el Ministerio Fiscal. 

En la denuncia, cuatro exalumnos aseguran que el profesor les sometió a terapias de conversión sexual. Uno de ellos expone que ese docente “le ofreció una pastilla para curar la homosexualidad”. La ley autonómica de igualdad de las personas LGTBI, aprobada durante la etapa del Pacte del Botànic, prohíbe este tipo de terapias, encuadradas en infracciones muy graves con sanciones de 60.001 a 120.000 euros.

El equipo del COF de València se reunió el pasado 8 de febrero con el arzobispo de València, Enrique Benavent, para presentarle la labor de la entidad, que ha atendido a 350 personas desde su creación en 2014, según indicó Federico M. V. El profesor de inglés destacó los dos “pilares clave” de la entidad: la “confidencialidad y la gratuidad absolutas”.

La entidad ofrece un “hospital de campaña que acoge y acompaña los sufrimientos de muchas personas y les da una respuesta adecuada a nivel profesional pero también desde el magisterio y la maternidad de la Iglesia, que sana los corazones y las heridas y ofrece la oportunidad de una vida nueva”, según el director del COF diocesano. Sin embargo, el arzobispado matizó que el COF no es un organismo oficial de la Diócesis sino una asociación pública de fieles, que tiene sus propios estatutos.

Por otro lado, el colectivo Verdad y Libertad también organizaba desde 2013 unos polémicos cursos para “sanar” la homosexualidad en, al menos, tres centros religiosos de València, según informó este periódico.

Etiquetas
stats