Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Boluda, consejero del Puerto de València, se asocia con la multinacional que opta a construir la terminal norte

Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, y Vicente Boluda en un acto de AVE.

Carlos Navarro Castelló

0

“No tengo incompatibilidad de ningún tipo, si la tuviera no estaría en el consejo”. El consejero de representación empresarial en la Autoridad Portuaria de València (APV) Vicente Boluda respondió de esta forma el pasado 24 de enero preguntado por elDiario.es sobre si se había planteado ceder su puesto en el consejo de la APV a otro directivo de la CEV para evitar posibles incompatibilidades.

Y es que, el informe de la Abogacía del Estado que tumbó el rescate de su concesión de Unión Naval a cambio de otra concesión valorada en unos dos millones de euros, puso de relieve que existió “conflicto de intereses” en la asistencia de Boluda a la reunión del consejo que aprobó la permuta, aunque añadió que su presencia no tuvo por sí misma “transcendencia invalidante”.

Ahora, este posible conflicto de intereses aumenta al haberse asociado con MSC, cuya filial TIL es la única compañía que ha presentado una oferta en firme para construir la nueva terminal de contenedores sobre la ampliación norte del Puerto de València, paralizada por la Justicia.

Como informó El Confidencial, el naviero Vicente Boluda cerró recientemente un acuerdo con Mediterranean Shipping Company (MSC) para integrar en su flota la división de remolcadores de la multinacional suiza a cambio de una entrada en el capital de su filial Boluda Towage, dedicada al remolque de buques en puertos de todo el mundo. La operación habría supuesto la absorción de unos 25 barcos con presencia en puertos europeos a cambio de una participación del 7% de la propiedad.

La ampliación norte del Puerto de València se mantiene paralizada tras desestimar el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el recurso interpuesto por el Gobierno y, en consecuencia, se mantiene la medida cautelar acordada el pasado diciembre a petición de la Comissió Ciutat-Port, por la que acordaba suspender la resolución ministerial que otorgó a la APV la condición de órgano sustantivo en el proyecto de ampliación y con ello la capacidad de decidir someterlo o no a una nueva declaración de impacto ambiental (DIA).

El consejo de administración de la APV del que forma parte Boluda aprobó el pasado 2 de diciembre el proyecto constructivo del muelle de contenedores de la ampliación norte del Puerto de València, con un presupuesto base de 542,6 millones de euros de inversión pública. El alcalde Joan Ribó y el consejero de la Generalitat designado por la parte de Compromís, Iván Castañón, fueron los únicos que votaron en contra.

Sin embargo, para que el proyecto pueda seguir la tramitación debe pasar por el consejo de ministros, un trámite que está paralizado y que se podría dilatar hasta que haya una resolución judicial definitiva sobre el asunto de la DIA.

Una vez se licite y se adjudique el proyecto de los muelles, si es que la Justicia no lo impide, se podrá hacer lo propio con la nueva terminal que supondrá una inversión de 1.021 millones, cantidad que aportará la empresa Terminal Investment Limited (TIL), del grupo MSC, única que ha presentado una oferta por la construcción y explotación, en régimen de concesión administrativa, de la nueva terminal de contenedores.

Así pues, está por ver de qué manera afrontará los próximos consejos de administración Vicente Boluda en las votaciones relacionadas con la ampliación del Puerto de València y su concesión a una filial del grupo MSC, su nuevo socio empresarial.

Etiquetas
stats