Rehabilitación de viviendas, movilidad sostenible, placas solares: así es el plan de València para alcanzar la neutralidad climática en 2030

Placas solares.

El próximo 13 de junio arranca el plan europeo para conseguir que 100 ciudades, entre ellas València, sean climáticamente neutras antes de 2030. Ese día los municipios seleccionados se reunirán en Bruselas para trazar la hoja de ruta. Para afrontar el reto, la UE les otorgará la etiqueta Ciudad Misión, que atraerá inversiones públicas y privadas para proyectos de sostenibilidad y digitalización.

El alcalde, Joan Ribó, anunció este miércoles que el Ayuntamiento ya está negociando la llegada de empresas del sector a la ciudad. Además, la Comisión Europea invertirá 360 millones de euros en dos años en la red de urbes de emisiones cero para acelerar las iniciativas de descarbonización. Ribó destacó que “estamos en el mapa” de la transición energética y la lucha contra el cambio climático.

El alcalde dio a conocer esta mañana en el centro de innovación Las Naves la Misión Climática València 2030, acompañado del concejal de Innovació i Gestió del Coneixement, Carlos Galiana, y el concejal de Emergència Climàtica i Transició Energètica, Alejandro Ramon. Ribó puso de relieve qué supondrá ser una de las 100 ciudades elegidas por la Unión Europea para alcanzar la neutralidad climática de aquí a ocho años.

Así, el hecho de obtener una etiqueta europea es “estratégico”, puesto que permitirá “posicionar València en los sectores económicos más competitivos en el futuro, la digitalización y la sostenibilidad, y esto nos dotará de capacidad de generación de empleo verde y cualificado”.

En términos de bienestar y salud, se refirió a “un aire más limpio, menor contaminación, una ciudad más verde y con menos islas de calor”, además de “viviendas eficientes y mejor aisladas, con menor consumo energético y, por lo tanto, ahorrando en la factura de la luz”.

“València lleva dos años de adelanto”, señaló el alcalde. En ese sentido, detalló algunas acciones en marcha, como la rehabilitación de 700 viviendas en los barrios de Tres Forques y Campanar, la creación de comunidades energéticas, los avances en movilidad sostenible, incorporación de autobuses eléctricos a la flota de la EMT, la renaturalización de la ciudad, el impulso de la alimentación de proximidad o la medición de la huella hídrica y de carbono que genera el turismo.

En esta línea, la Junta de Gobierno en el Ayuntamiento de València aprobará este viernes la licitación del proyecto de instalación de 176 nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos que se distribuirán en 88 columnas localizadas en los diferentes mercados municipales y centros comerciales de la ciudad. 

Además, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña informativa y de sensibilización sobre la necesidad de implantar sistemas de aprovechamiento de energía solar fotovoltaica y las ventajas fiscales de su instalación consistentes en la bonificación de la Ordenanza del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y la del impuesto de construcciones y obras (ICIO).

Ribó se mostró partidario de ampliar las áreas de prioridad residencial como la de Ciutat Vella a otros barrios frente al peaje urbano, el pago por el uso del coche en determinadas zonas y momentos, puesto que ha comentado que esta última medida plantea problemas de agravios comparativos: “perjudica a los que menos poder adquisitivo tienen”, comentó.

El alcalde explicó que está en marcha la instalación de medidores de polución para la creación de una zona de bajas emisiones cuyo funcionamiento se tiene que estudiar: “Los que tienen coches más antiguos posiblemente no puedan permitirse cambiar de coche y eso es algo que tenemos que tener en cuenta”, afirmó.

Por su parte, Carlos Galiana, explicó que València firmará un Contrato Climático con la UE y las otras 99 ciudades europeas, donde se reflejará el compromiso de cumplir los plazos y objetivos y de ser transparentes con los instrumentos de medición del éxito de los proyectos pilotos llevados a cabo.

El responsable de Innovación también remarcó que se está trabajando en la plataforma digital de intercambio e información Net Zero Cities, que facilitará la colaboración entre las urbes de la red. Respecto a la etiqueta Ciudad Misión, indicó que “es una garantía para hacer de València una ciudad más atractiva a las inversiones privadas, a las oportunidades de financiación europea y a la ubicación de nuevas empresas y trabajadores cualificados”.

Alianza por la Misión Climática 

El regidor Alejandro Ramon aseguró que “si algo tenemos claro es que no podemos diseñar la estrategia que defina la transición energética de la ciudad nosotros solos”.

Por eso, se ha constituido la Alianza por la Misión Climática, “una iniciativa que pretende agrupar los compromisos y sumar los esfuerzos” y que “refleja el apoyo social hacia la misión por parte de toda la ciudadanía, las empresas privadas, las administraciones públicas, las organizaciones sociales, los centros académicos y los medios de comunicación”.

En estos momentos se está desarrollando una página web de la Alianza por la Misión Climática que posibilitará a la ciudadanía “adherirse a esta iniciativa, mostrar su apoyo con acciones concretas y formar parte de ella”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats