La portada de mañana
Acceder
Cuenta atrás para Madrid: las medidas tienen que tomarse "en las próximas horas"
La división en el CGPJ permitirá nombramientos en el Supremo
Opinión - España, la nuestra, la suya y las cajas de cerillas, por Rosa María Artal

Sobre este blog

Catedrático de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma y Jefe Clínico de Medicina Interna en el Hospital Universitario La Paz.

The never ending story: las pruebas de anticuerpos específicos frente al SARS-Cov-2

Algunos test serológicos no diferencian entre los anticuerpos generados cuando aún se tiene el virus (IgM) y los producidos una vez superado (IgG), que crearían la inmunidad a largo plazo

Llevamos varias semanas anhelando la llegada a España de esas pruebas serológicas (detección de Anticuerpos específicos frente al SARS-Cov-2) que nos vienen anunciando repetidamente y que van a influir de forma radical en las medidas a tomar para el control de esta pandemia. Por un lado van a permitir conocer el número real de infectados que han superado la enfermedad; por otro, ayudarán a diagnosticar esos casos que se presentan con más de 8-12 días de síntomas, en los que la PCR puede ya ser negativa y, en tercer lugar, serán la base para seleccionar los posibles donantes de sueros de convalecientes para uso terapéutico.

Pero además, maravilla de maravilla, van a permitir separar la población en dos grandes grupos. Aquellos con anticuerpos detectables, que podemos llamar "Los Pata Negra". Este grupo, podría tener absoluta libertad de movimientos ya que ni contagian ni se pueden volver a contagiar. De hecho hay voces que plantean darles un carnet específico o cualquier otra forma de identificación inequívoca. En China llevan una aplicación en el móvil. Les sonará lo del "Carnet de Inmunidad para Curados".

El otro grupo serían las personas en las que la prueba de Anticuerpos han sido negativa. Este segundo grupo, que podríamos llamar "Los Proles" en la terminología de George Orwell seguiría estando obligados a mantener todo tipo de restricciones para evitar ser contagiados y mantener la cadena epidemiológica.

Pero este escenario idílico se ha tambaleado cuando el 22 de abril del 2020 el Comisionado Jefe del Departamento de Salud de Nueva York (DC,DDC, NYCDHMH) ha publicado una alerta sobre el estado de las pruebas serológicas disponibles en esa ciudad (y, asumo yo, en todo el mundo occidental). Afirma que una serología negativa no excluye infección reciente, ya que tarda en positivarse como dos semanas. Esto no es novedad y ya era conocido. Pero lo que sí es una absoluta sorpresa es que afirma rotundamente que la positividad tampoco asegura nada cierto. Las pruebas que han testado allí, de diferentes fabricantes, muestran reacción cruzada con las especies clásicas de los otros coronavirus causantes del catarro común.

Por ello la directora del laboratorio de Salud Pública de Nueva York (NYC PHL) ha aconsejado a los médicos de New York no usar las pruebas serológicas actualmente disponibles. Para más inri informa de que muchos de los proveedores de estas pruebas, ya en el mercado, señalan falsamente que han sido validadas por la FDA. La FDA, en realidad, solo ha aceptado tres tipos de pruebas, pero con el AVISO de que pueden dar también reactividad cruzada con los otros coronavirus. Para los que no les resulte familiar la FDA en los EEUU es el organismo de Salud Pública de referencia y credibilidad mundial cuya decisión es imprescindible para que un test o un fármaco nuevo sean aprobados su uso al ser considerado eficaz y seguro.

En conclusión, advierten que los test serológicos actualmente disponibles en Nueva York (y que yo extrapolo al resto del mundo occidental) no son de fiar. Si recordamos lo del "Cuando las barbas del vecino…" confiemos en que las pruebas que se van a realizar de forma generalizada en España hayan sido rigurosamente testadas y validadas. Seríamos un ejemplo para todo el mundo.

Quiero destacar de nuevo mi agradecimiento a la profesora Carmen González por su revisión crítica del manuscrito.

Sobre este blog

Catedrático de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma y Jefe Clínico de Medicina Interna en el Hospital Universitario La Paz.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2020 - 21:53 h

Descubre nuestras apps

stats