Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Koldo García habló con un alto cargo al saberse investigado
Las protestas del campo consiguen anular medidas contra la desertificación
Koldo, Ábalos, Ayuso, su hermano y el contrato social. Opina José Precedo
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Camela pone a bailar a los indies con su tecno-rumba en el cierre de Sonorama

Camela pone a bailar a los indies con su tecno-rumba en el cierre de Sonorama

EFE

Aranda de Duero (Burgos) —

0

Nunca antes Camela, la banda de “tecno-rumba” con 24 años de carrera y siete millones de discos vendidos, había actuado en un festival. Hasta su actuación de hoy en el Sonorama, en el que han puesto a bailar a ocho mil indies que se han despedido así del veinte cumpleaños de este festival.

Era una de las actuaciones más comentadas por el carácter trasgresor que supone incluir a Camela en el cártel de este festival -en el que han brillado Leiva, Coque Malla, Los Planetas, Lori Meyers o Santiago Auserón con Sexy Sadie, entre otros-, pero la organización lo tenía claro.

“El Sonorama no es un festival indie. Es un festival de música y no se puede obviar el fenómeno Camela”, indicó en una entrevista con Efe el coordinador del festival, Javier Ajenjo.

Dioni y Ángeles se han subido al escenario ubicado en el cámping del festival -los de mayor formato del recinto empezaron a desmontarse anoche- pasada la una y media de la madrugada y han abierto con “Sueños inalcanzables”, sin duda uno de sus temas más conocidos de su segundo disco y ese famoso estribillo “compréndelo, entiéndelo, es imposible nuestro amor”, que han coreado todos los sonorámicos.

Le han seguido “No puedo estar sin él”, “Nunca debí enamorarme”, “Ya se acabó el tener dueño” y “La estación del querer”, algunos de sus mejores canciones y más coreadas por sus fans, que han vibrado con los juegos de voces de Dioni y Ángeles, así como con su banda.

Ángeles se ha dirigido a los sonorámicos y ha agradecido su buena acogida, al tiempo que ha destacado la alegría que le producía cantar aquí porque, cuando ellos empezaron -hace 24 años- no existía este magnífico festival.

Es tan extensa la producción de este grupo, con dieciséis discos de estudio publicados -además de tres maquetas que les dio popularidad en sus inicios- que Dioni y Ángeles han tenido que tirar de un “mix” para poder reunir en un único tema algunas de sus canciones más conocidas.

“No pongas riendas”, “Por siempre tú y yo”, y “Lágrimas de amor”, otra de sus canciones que mejor funciona, han hecho las delicias de los sonorámicos, incluso entre los más reticentes, que han terminado bailando y coreando los temas.

Porque Camela, más allá de romper estereotipos, han ofrecido un concierto haciendo lo mejor que saben hacer: divertirse y hacer que la gente lo pasé bien. Y lo han conseguido, porque la respuesta ha sido inmediata, con gente corriendo por el cámping para no perderse nada de su actuación.

Y para despedirse, “Cuando zarpa el amor”, otro tema coreado hasta el fin por los indies que esta noche han disfrutado de la “tecno-rumba” de Camela.

Pero la última jornada del Sonorama, con la que ha cerrado este veinte cumpleaños, ha dejado más actuaciones, como el homenaje a Supersubmarina de Sidonie en la plaza del Trigo o un espléndido DePedro con su banda.

Pero también unos eléctricos “Sexy Zebras”, “Tachenko” y los murcianos “Nunatak”, que hace dos años triunfaban en la plaza del Trigo y que son ya algo más que una promesa.

Etiquetas
stats