Grandes fortunas aceleran el cierre de sicavs con el inicio de la desescalada

Imagen de la Bolsa de Madrid.

El cierre de sicavs, uno de los vehículos de inversión predilectos de las grandes fortunas, se ha acelerado en la segunda mitad del mes de mayo, con el comienzo de la desescalada en España. Hasta el viernes, diez sociedades de este tipo habían confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su baja de este régimen tras celebrar la preceptiva junta de accionistas a lo largo de mayo, y singularmente, en la segunda quincena del mes. 

El número de sicavs cae a mínimos de 17 años tras los anuncios para endurecer la regulación

El número de sicavs cae a mínimos de 17 años tras los anuncios para endurecer la regulación

La cifra es, junto a la de marzo, la más alta de lo que va de 2020, y crecerá con toda probabilidad porque estas decisiones suelen comunicarse al regulador con un decalaje de semanas o incluso meses.

Entre las últimas bajas de sicavs con nombres conocidos detrás (muchas están administradas por personas que no son sus dueños y ocultan su propiedad en sus cuentas anuales) destaca Yield Inversiones, presidida por el directivo de Cepsa Carlos García Masip, o la de la familia Villagrá Blanco, propietarios del grupo de aperitivos Facundo.

El pasado 12 de mayo, los Villagrá aprobaron la disolución de Rodavi Capital, creada dos años después de acogerse a la amnistía fiscal de 2012, y cuyo patrimonio ya había venido menguando en el último año con importantes reembolsos (el último, en enero). Rodavi estaba presidida por Rosa Blanco, que legalizó casi 11 millones en la amnistía, y tenía como consejero a su marido, Vicente Villagrá, expresidente de Facundo y de la Cámara de Palencia, también acogido a la amnistía y que falleció en marzo con coronavirus.

Otra de las bajas comunicadas en mayo ha sido la de Liston Inversiones Sicav, que cerró el primer trimestre con un patrimonio de 2,693 millones y que desde 2016 hasta 2018 (último ejercicio disponible), tuvo la mayoría de sus acciones (52,58% en 2018) en manos de dos sociedades administradas por el presentador de televisión Alfonso Arús: Gags por un Tubo SA (23,55%) y Aruba Producciones SA (29,03%). 

También en mayo comunicó su liquidación Boracay Paradise, presidida por el financiero Rafael Canales Abaitua, consejero delegado de Onchena, sociedad de inversión de la familia Ybarra, una de las grandes fortunas que aprovechó el batacazo bursátil de marzo para invertir en varias cotizadas españolas. Se desconoce quiénes son los dueños de Boracay. En 2018, un único accionista, persona física, tenía el 99,99% de sus acciones, según sus últimas cuentas disponibles.

Huida a Luxemburgo

Varias sicavs comunicaron en marzo, ya en plena pandemia de coronavirus, su marcha a Luxemburgo, un escenario del que ya advirtió en enero la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. Entre ellas destaca Rex Royal Blue. Con un patrimonio de 50,3 millones de euros y pertenecía a una rama de la familia Nebot, fundadores del grupo de hospitales privados valenciano Nisa.

También en marzo aprobó su liquidación Sandu Capital, presidida por el empresario y coleccionista de arte José Luis Soler Vila, copropietario de Ubesol, fabricante de Deliplus y Bosque Verde, dos clásicos en los lineales de Perfumería y Cosmética de Mercadona. Sandu, que también sentaba en su consejo a la esposa de Soler, Susana Lloret, cerró marzo con un patrimonio de 3,44 millones. A cierre de 2018, el 99,99% de sus acciones pertenecía a una sociedad del empresario valenciano, Sancana Gestión de Inversiones.

Otras sicavs que se dieron de baja en marzo son Inversiones Rush, que a principios de marzo se transformó en sociedad anónima y estaba administrada por el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, junto a varios de sus familiares; y CMA Global Investments, vinculada a la familia Ucin, una de las grandes fortunas vascas.

Otras bajas recientes son las de Inversiones Lealtad, administrada por José Manuel Gamero-Cívico, marqués de Montesión, junto a su familia; Sierra Japi, presidida por el ex directivo de BBVA y Sacyr Vicente Benedito (ex mano derecha de Luis del Rivero en la constructora); o dos vinculadas al mundo del fútbol: Peñasen 2002, del ex culé Iván de la Peña, y Cetrix Global, que estaba presidida por Nestor Oller, cuya familia fue accionista de la farmacéutica Prodesfarma y de otro de los clubs del futbolista cántabro, el RCD Espanyol.

Parón en abril

En lo que va de 2020, un total de 40 sicavs han anunciado a la CNMV su liquidación. 13 lo han hecho en mayo, tantas como en marzo. En abril, con España confinada por el coronavirus, no se produjo ningún anuncio de este tipo al regulador. El número de sicavs lleva años en retroceso y a finales de 2017 ya marcó un mínimo de 17 años tras las repetidas promesas de incrementar los controles sobre estas herramientas.

El goteo de cierres se intensificó tras la formación del gobierno de PSOE y Podemos, cuyo acuerdo programático planteaba, dentro del paquete de medidas de lucha contra el fraude fiscal, "un mayor control" sobre estos instrumentos, otorgando "a los órganos de inspección de la Agencia Tributaria la competencia para declarar a efectos exclusivamente tributarios el incumplimiento de los requisitos establecidos para las SICAV en la normativa financiera".

Un proyecto que, como tantas otras cosas, quedó en suspenso tras el tsunami del coronavirus, y que ahora podría retomarse con la nueva Ley contra el Fraude Fiscal que anunció el pasado viernes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 20:33 h

Descubre nuestras apps

stats