Los salarios apenas subieron un 0,3% en 2021, pero las empresas pagaron más por el aumento de horas trabajadas

Una dependienta coloca la ropa en una tienda de ropa en Almería.

Laura Olías


0

Los salarios apenas aumentaron en 2021, aunque de media los trabajadores ganaron bastante más que en 2020 y las empresas también afrontaron ese aumento del coste laboral. ¿Por qué? Por el aumento de las horas efectivas de trabajo, sobre todo debido a la salida de los miles de empleados de los ERTE por la pandemia. Así, el coste salarial por trabajador y mes aumentó un 5,1% al cierre del año pasado respecto al anterior, pero el salario hora de los empleados apenas se movió: creció un 0,9% y, si se tiene en cuenta el ajuste por la estacionalidad, la situación es de casi congelación (+0,3%).

Los sindicatos exigen que los salarios "no paguen el pato" del 'pacto de rentas' ante las reticencias de los empresarios

Los sindicatos exigen que los salarios "no paguen el pato" del 'pacto de rentas' ante las reticencias de los empresarios

Así lo indica la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) que ha publicado este jueves el INE, una de las varias que muestra datos sobre salarios. El coste salarial por trabajador y mes se situó en el último trimestre de 2021 en los 2.165,79 euros brutos de media. Este dato comprende el salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos.

El coste salarial mensual creció así un 5,1% y, si se tiene en cuenta otros costes laborales el incremento es del 4,4%, respecto al mismo periodo de 2020. Pero el INE precisa el motivo: no se debe a un aumento de las remuneraciones, de los sueldos, sino al crecimiento de las horas trabajadas tras lo peor de la pandemia.

“Este incremento se debe al mayor número de horas efectivamente trabajadas este trimestre. A su vez, esto es consecuencia de la disminución del número de horas no trabajadas debido a bajas por incapacidad laboral y, especialmente, de las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor –incluye el tiempo no trabajado de los trabajadores afectados por ERTE–, que compensan el aumento de las horas no trabajadas por vacaciones y fiestas”, explica el organismo.

Cuando se mira el coste salarial por hora, de 17,12 euros, se observa que el dato solo ha aumentado un 0,9% respecto al último trimestre de 2020. Y, si se aplica un ajuste estacional y para evitar vaivenes propios del calendario, el incremento es aún menor, del 0,3%.

Mientras, los precios están disparados

El escaso aumento de los sueldos el año pasado es importante dado el gran aumento de la inflación, que cerró en el 6,5% interanual en diciembre de 2021, por el empuje de los precios energéticos, que están disparados. Los convenios colectivos están acordando subidas del 2,3%, según los últimos datos de febrero.

En estos momentos, patronales y sindicatos están intentando alcanzar un acuerdo salarial para este 2022 y los próximos años dentro del llamado AENC, marcado por esta pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores (que viene de años atrás), los temores de las empresas ante la guerra en Ucrania, los precios de la energía que siguen desatados, las medidas que tome la UE para contener los efectos económicos del conflicto y el riesgo de crear bucles inflacionistas, entre otros factores.

Unos 110.000 puestos vacantes de ocupar

También es destacable otro dato de la estadística que publica hoy el INE: el número de puestos vacantes sin ocupar, que alcanzó los 109.085, la inmensa mayoría en el sector servicios (88%). Las cifras de 2021 se sitúan en máximos en la última década, los años para los que ofrece datos el INE (desde 2013).

En concreto, mirando secciones de actividad, destaca que el mayor número de vacantes (31.521) se encuentra en “Administración Pública y defensa; Seguridad Social obligatoria”, todo puestos que dependen del Estado central. Otro sector con importante peso del empleo público, las “Actividades sanitarias y de servicios sociales”, también presenta un gran número de vacantes: 12.903 puestos.

La segunda actividad con más vacantes es el “Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas”, con 13.480 vacantes.

La hostelería, que ha centrado muchos titulares sobre una supuesta falta de camareros, presenta datos bastante menores, con 4.444 vacantes. La construcción, otro sector en el que las patronales aseguran que enfrenta escasez de personal cualificado, tuvo 6.307 puestos vacantes sin ocupar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats