La portada de mañana
Acceder
Crónica - El futuro no está escrito, ni siquiera para Felipe VI
La salida del emérito: una maniobra de la que el Gobierno se niega a dar detalles
Opinión - Destierro sin honor para Juan Carlos de Borbón, por Ignacio Escolar

Los precios de los servicios se disparan, liderados por una subida de la Universidad del 23,2%

El precio de la fruta fresca se ha disparado en el mes de agosto.

El IPC de agosto es un indicador sin aparentes sorpresas. Hace ya dos semanas se adelantó que los precios habían subido en el mes estival por antonomasia en un 1,5%, dato que se confirmó el miércoles. Pero su análisis por componentes arroja algunas cifras para la alarma. La primera de ellas viene en la partida de la educación. El precio de la Universidad ha subido de media un 22,3%, reflejando así las nuevas tasas con las que estrenan el curso los estudiantes.

La educación infantil y la educación secundaria suben también más que la media de los precios, un 2,8% y un 3,1%. En un momento en el que la subida media de los salarios está pactado en un 0,6%, es evidente que el esfuerzo de las familias por invertir en educación es cada vez más elevado.

Estos no son los únicos precios en sectores regulados que registran cambios en el último año muy por encima de la media de los precios. El transporte público urbano (4,7%) e interurbano (3,4%), engordan la lista de servicios públicos a los que a los ciudadanos, con o sin empleo, les es cada vez más difícil acceder. También los medicamentos siguen arrastrando la subida de los precios de la reforma -conocida como el medicamentazo- y en el año suben un 8%.

Esta batería de subidas se completa con la inopinada subida de la electricidad en agosto, que tras la aprobación de una orden ministerial enmarcada en la reforma energética, repuntó un 3,3%.

Patatas y fruta por las nubes

Otras partidas del índice de precios han sufrido unas revaloraciones desorbitadas en los últimos 12 meses. Destaca el precio de las patatas, un alimento desafortunadamente conocido por ser el más típico de las dietas de personas con escasos recursos. El tubérculo se ha apreciado en un 31% en un solo año.

Los alimentos han retornado la peligrosa senda de las subidas, liderados por la apreciación de las frutas frescas que han disparado su precio en un 26%. En agosto esta partida fue la que tuvo más impacto en la evolución de los precios al alza. Esta subida recuerda peligrosamente a la que tuvo lugar en los primeros compases de la crisis en 2008, cuando diferentes factores se aliaron para calentar el precio de los alimentos, coincidiendo, desafortunadamente, con uno de los mordiscos más desgarradoras de la crisis.

Las rebajas en prendas y calzado de finales de temporada han sido las que han contenido los precios en el último mes ejerciendo de contrapeso a las subidas de los sectores regulados.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2013 - 17:52 h

Descubre nuestras apps

stats