eldiario.es

9

EXTREMADURA

Almendralejo vendió terrenos dos días antes de las elecciones, y a un precio dudoso

La licitación no se publicó en el apartado general de ventas de la web municipal y hubo un solo postor, que pagó poco más del precio de salida, unos 24.000 euros

Los terrenos se tasaron como rústicos aunque están catalogados en el futuro como urbanizables de uso público

Una plataforma ciudadana ha convocado una concentración este jueves ante el Ayuntamiento para tratar de parar la operación

cantera hormigusa 1

Los terrenos, con restos de la antigua planta de hormigón G. Maps

El equipo de gobierno municipal de Almendralejo vendió el pasado 24 de mayo, dos días antes de las elecciones municipales, un terreno de 4.553 metros cuadrados al único postor que se presentó al concurso público, y que pagó poco más que el precio de salida, unos 24.000 euros, tras un proceso “sigiloso” que ha acabado depositando en manos privadas una zona de interés arqueológico y de utilidad pública en cuanto que forma parte de la historia más remota del municipio.

La plataforma ciudadana ‘La cantera no está en venta’ (pero a sus espaldas sí lo estaba, y se ha vendido) ha convocado para este jueves a las once de la mañana una concentración frente al Ayuntamiento para intentar parar y dar marcha atrás al proceso, ya que el terreno lo consiguió en su día el municipio para crear un parque histórico-arqueológico que conectaría esta zona donde hay un poblado del calcolítico, con el dolmen funerario prehistórico de Huerta Montero.

Según explica el arquitecto Víctor Asuar, miembro de esa plataforma, la venta de dichos terrenos se halla envuelta en “un halo de misterio” desde que el pasado 25 de marzo se incorporó al Inventario de Bienes Municipal, después de ser llevado por el equipo de gobierno (Partido Popular) de manera urgente a la Comisión de Urbanismo. Una parcela que proviene de una permuta de los mismos con los anteriores dueños hace 11 años, por lo que la antigüedad de dicha permuta hace, “cuanto menos, extraña” la inclusión en la comisión por urgencia solo dos meses antes de la celebración de las elecciones municipales.

Allí había una fea y molesta planta de hormigón que había quedado muy cerca de una zona residencial y el polígono industrial en la carretera de Badajoz, por lo que el municipio entregó a la empresa una parcela en el polígono industrial, y se quedó con esta otra en el llamado Cabezo de San Marcos, según recuerda el entonces alcalde socialista José María Ramírez (acaba de volver a ganar las elecciones tras varios años fuera de la política local).

cantera hormigusa 2

Vista aérea de la zona G. Maps

 

Solo un día después de ser inscritos el pasado 26 de marzo como bien municipal, se realizó una propuesta de venta de dichos terrenos, firmada por el teniente de alcalde Luis Merino Cano –“cuando él no es el responsable de la sección de patrimonio municipal”, asegura la plataforma- y el mismo día aparece una providencia de alcaldía (de José García Lobato, imputado junto a Merino y otro concejal en la operación Púnica) donde se dan inicio a los trámites legales para la enajenación de la parcela.

 Tras un informe de valoración del servicio de urbanismo municipal, fechado el 28 de marzo, los terrenos (con una superficie de 4.553 metros cuadrados) se tasaron en 23.990,70 euros, como rústicos, ya que provisionalmente esa es su situación debido a los retrasos en la aprobación del nuevo Plan General Municipal, donde aparecen ya como urbanizables, para un destino dotacional público.

 Ese nuevo plan urbanístico ha sido aprobado inicial y provisionalmente “en al menos cuatro ocasiones” en el pleno municipal (aún no de manera definitiva y efectiva), “por lo que es de sobra conocida la situación transitoria, como suelo rústico” de dicha superficie, subraya la plataforma ‘La cantera no está en venta’.

 El mismo día de la emisión del informe de tasación quedó conformado el pliego de cláusulas administrativas particulares para su venta, mediante procedimiento abierto y como único criterio de adjudicación el precio, y en la siguiente Junta de Gobierno Local, el 3 de abril, quedaba aprobado el pliego para proceder a la convocatoria del procedimiento de licitación, cuyo plazo de presentación de ofertas terminaba el día 21 de mayo, cinco días antes de las elecciones municipales.

 En todo este tiempo, reprocha la plataforma, “no se ha dado publicidad a todo el proceso, ni se ha puesto en conocimiento de nadie su existencia, incluso no aparece la convocatoria en el apartado de enajenaciones del Perfil del Contratante de la web de Ayuntamiento, sino en otro subapartado denominado ‘Licitaciones JGL’, que nos dirige a la Plataforma de Contratación del Estado, donde dicho expediente se diluye entre muchos otros con el nombre de “Enajenación de una parcela rústica de propiedad municipal mediante procedimiento abierto, único criterio de adjudicación, el precio”.

 Dos días antes de las elecciones, el 24 de mayo, se celebró la mesa de contratación, a la que únicamente concurrió una empresa, la cual ofertó poco más de 24.000 euros por los terrenos (prácticamente el importe mínimo de licitación) y resultó adjudicataria.

Legal, pero casi secreto

Fuentes municipales señalan que ha sido todo un proceso legal, pero lo debidamente “sigiloso” para que nadie se enterara, cuando otras veces las enajenaciones de bienes municipales se publicaban en el boletín oficial de la provincia de Badajoz para atraer a los postores y así más ofertas e ingresos para el municipio.

 Los terrenos que han pasado de manos públicas a privadas, con miras a la construcción de una gasolinera y área de servicio, están dentro del yacimiento prehistórico conocido como el Cabezo de San Marcos y su incorporación al Inventario de Bienes Municipal era fundamental según la plataforma para seguir conociendo el patrimonio histórico de Almendralejo, además de que su situación estratégica es importante para estructurar el futuro crecimiento urbanístico de la población por la carretera de Badajoz (EX300), así como para un futuro uso dotacional que diera cabida a un centro desde el que se estudiara, fomentara y mostrara el “vasto” patrimonio arqueológico que posee la Vega del Harnina, “y que ya de paso sea dicho, podría generar una gran actividad económica basada en el turismo cultural y los trabajos de estudio de dicha área privilegiada”.

Para José Ramírez, candidato socialista a la alcaldía en el pleno de investidura del próximo sábado, lo importante no es el precio de venta, “el oscurantismo de la misma o los intereses que pueda haber detrás. Lo más importante es cercenar y no proteger un patrimonio único y sus posibilidades para el futuro”.

Ramírez Morán habla de un centro de interpretación conectado con el monumento funerario de Huerta Montero mediante un sendero, un parque arqueológico que podría construirse con fondos públicos Dusi.

La plataforma exige al Ayuntamiento que dé marcha atrás en dicha venta, ya que se causa “un grave perjuicio” en el patrimonio histórico de la ciudad y un “escaso o casi nulo beneficio” para las arcas municipales, más aún, teniendo en cuenta que dichos terrenos “verán multiplicado su precio enormemente en el momento en que se apruebe el Plan General, privando entonces a la ciudad de obtener ingentes beneficios por su venta en caso que se estime oportuno”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha