eldiario.es

9

EXTREMADURA

Iván Redondo, de asesor de Monago a director del gabinete de Pedro Sánchez

Su cercanía al nuevo presidente del Gobierno, desde el otoño pasado, no cayó bien en el PSOE regional

Fernández Vara afirmó entonces: “Lo que nos queda por ver”

Rodríguez Ibarra aventuraba que la contratación es un ‘castigo’ al PSOE extremeño y su secretario regional, Vara, por haber apoyado en las primarias a Susana Díaz

Iván Redondo / GobEx

Iván Redondo

Iván Redondo, el ex asesor del presidente PP en la Junta José Monago, será el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno e inquilino de la Moncloa.

Así lo ha anunciado el Ejecutivo nacional en una nota de prensa, en la que se afirma por error que fue consejero de la Presidencia en la Junta 2011-2015 de Monago, cuando en realidad fue director del gabinete de la Presidencia pero con tal poder que llegó a ser llamado “el octavo consejero”.

Una cualidad de consejero que él mismo se atribuye en su perfil profesional, situación que si bien ejerció de hecho –se le asignó “rango de consejero”, y se sentaba en las reuniones del Consejo de Gobierno- hay dudas que la tuviera de derecho.

Redondo Bacaicoa (San Sebastián, 37 años) es licenciado en Humanidades y Comunicación, y ha sido analista en varios medios de comunicación.

A Redondo se le atribuye un papel importante de asesoría política al líder del PP vasco Antonio Basagoiti, que contribuyó a la llegada como lehendakari del socialista Patxi López; trabajó con Xavier García Albiol también del PP en Catalunya –autor como alcalde de Badalona de la operación para “limpiar” la ciudad-, y empezó a frecuentar los círculos de poder popular en la sede nacional de Génova, donde aspiraba a ocupar algún día el puesto como principal asesor político, algo que nunca consiguió y menos después de la derrota de Monago en 2015.

Conoció en Madrid a Monago

Es allí en los círculos nacionales del PP donde conectó con Monago, al que asesoró en la campaña electoral de 2011 cambiando la imagen de los populares extremeños a otra más campechana y cercana, con un Monago presumiendo de su antigua condición de bombero, con el casco puesto encima de las rodillas.

Aquel proyecto fue un éxito, y el PSOE (Fernández Vara) perdió por primera vez las elecciones en Extremadura, arrastrado en buena parte por el declive de Rodríguez Zapatero a escala nacional.

En la era de José Monago, 2011-2015, el papel de Redondo fue ascendiendo, y este joven asesor de marketing político, con más conocimientos de lo primero que de lo segundo, pudo poner en marcha campañas de gran efecto estético y publicitario, pero desconocedoras de la Extremadura real y rural. Llegó al cargo de facto de consejero, con gran recelo dentro del PP extremeño dado su poder y ascendencia casi exclusiva sobre el presidente Monago, pero fue incapaz de desactivar junto a este último la bomba de los viajes de Monago a Canarias para ver, pagando los billetes aéreos el Senado, a una mujer con la que tuvo una relación sentimental.

Monago quedó noqueado, sin que su asesor tampoco acertara, en la moción de censura que le presentó Fernández Vara, que no prosperó de nuevo por la falta de colaboración de IU, fuerza que con sus continuas abstenciones permitió la llegada al cargo de Monago y luego varias de sus políticas; la moción no obstante, por inesperada, descolocó a partir de ahí al líder popular y dio cierta iniciativa a Vara.

Al perder agónicamente aquellas elecciones autonómicas, Iván Redondo desapareció del panorama extremeño y tras un período de descanso empezó a colaborar con Pablo Iglesias en sus programas de La Tuerka, y a promoverse y ofrecerse en toda la escena política española con actividad en redes y actos sociales, y aparición en medios de comunicación.

Finalmente consiguió aproximarse a Pedro Sánchez, al que dio consejos en su campaña de primarias en 2017 que ganó a Susana Díaz, y empezó tras el verano una colaboración “remunerada” con la dirección nacional del PSOE.

Las reacciones de Vara e Ibarra

Fernández Vara, a quien durante el período preelectoral de 2015 se le buscaron escándalos en una investigación mientras Redondo era director del gabinete de Monago, al conocer en septiembre de 2017 su contratación por Sánchez, optó por la prudencia para afirmar que le "había chocado" esa contratación

"Como suele decir el refrán lo que nos quedará por ver; son hechos que ocurren". Una decisión, añadió, que tomaría el secretario general, Pedro Sánchez, “porque cree que le puede aportar cosas positivas al trabajo que tiene que desarrollar.

Cuando días antes le llamó Pedro Sánchez para comentárselo, le contestó que estaba en su perfecto derecho de tomar las decisiones que estimara oportuno, porque "estaría bueno que para contratar a un asesor tuviera que pedir permiso".

"Otra cosa distinta es que aquí ha chocado, cómo no va a chocar, cuando hace poco era miembro del gobierno (de José Antonio Monago)", terminaba Vara, quien creía que Redondo iba a colaborar en "aquello que conoce y en lo que tiene experiencia, y no tengo más que decir". 

Rodríguez Ibarra, el expresidente extremeño, fue más contundente : “No tenía ni pajolera idea de lo que era Extremadura”, y atisbó que esa contratación, según dicen los "malpensados" podría ser un "agravio" a la dirección extremeña del PSOE por haber apoyado en primarias a Susana Díaz.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha