La portada de mañana
Acceder
Feijóo y Abascal azuzan los mensajes islamófobos tras el ataque en Algeciras
Once suicidios al día encienden las alarmas sobre la salud mental
OPINIÓN | '¿En nombre de qué España hablan?' Por Esther Palomera
Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Patrias

Luces de la bandera de España en Colón, Madrid.

0

El 27 de mayo del año 1932, en un discurso a las Cortes Generales, Manuel Azaña, presidente entonces del Consejo de Ministros de la Segunda República, manifestó que “nadie tiene derecho a monopolizar el patriotismo, y nadie tiene el derecho, en una polémica, de decir que su solución es la mejor porque es la más patriótica; se necesita que, además de patriótica, sea acertada”.

España está repleta de patriotas que monopolizan el patriotismo. Hay más patriotas monopolizadores, totalmente incapaces de proponer una solución acertada para resolver cualquier problema nacional, que mosquitos, tertulianos, granos de arena o concejales de urbanismo corruptos, que ya es decir... No hay barrio, villorrio, anteiglesia, aldea, pueblo, ciudad o manicomio que no rebose de patriotas que se han adueñado del patriotismo como si este fuera la codiciada herencia del abuelo que regresó millonario de las Américas. La tradición nacional ha dispuesto, históricamente, que en un púlpito siempre hubiera un general o un cura hablando en nombre de dios. En este tiempo los patriotas monopolizadores han sustituido a los curas y a los generales en esa costumbre tan hispana de subirse continuamente a los púlpitos para sermonear a las masas.

No hay barrio, villorrio, anteiglesia, aldea, pueblo, ciudad o manicomio que no rebose de patriotas

Los patriotas monopolizadores, dueños de la patria, o de las patrias, que en España hay muchas, tienen como gran cualidad mostrarse henchidamente orgullosos de una circunstancia vital en la que ellos no han intervenido: nacer en un lugar determinado del planeta, comportándose, de esta manera, como los hombres y las mujeres que se limitan el mundo porque han decidido que en el mundo no hay ideología tan razonable como la suya ni zanahorias, puestas de sol, sardinas o guisantes tan buen redondeados como los que produce su admirable lugar de nacimiento.

Los patriotas monopolizadores, como es lógico, necesitan una patria a la que amar, venerar y entregarse a ella como si fueran novicias ansiosas de profesar los votos para servir así a su dios mudo. ¿Pero qué es una patria?. Una patria son los impuestos. Lógicamente. Ni una bandera ni una lengua provista de una literatura torrencial, ni siquiera el Banco de Santander, sino los impuestos. O sea los otros: la libertad y el bienestar que los impuestos les procuran a aquellos compatriotas con quienes compartimos el tiempo y el espacio de nuestras breves vidas. Lo demás, siendo lo que predomina, son solo himnos militares, canciones de cuna...

Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats