La portada de mañana
Acceder
Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"
Una familia con un hijo con brotes violentos, al límite por la falta de recursos públicos
Opinión - Más allá de los comités de aplausos, por Esther Palomera

Euskadi confirma que sus nuevas tarjetas sanitarias incorporan ya la palabra "España" en euskera y castellano

Modelo nuevo de la tarjeta TIS de Osakidetza con el rótulo "Sistema Nacional de Salud de España"

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha explicado en el Parlamento Vasco en respuesta a una pregunta de EH Bildu que, efectivamente, en las más recientes tarjetas de Osakidetza (TIS) se ha incorporado una nueva palabra, "España". En los nuevos contratos de suministros, según se detalla, ya se añade como característica obligatoria que ha de constar, junto al logotipo y nombre del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), el rótulo "Sistema Nacional de Salud de España" en lugar del anterior "Sistema Nacional de Salud", a secas. En un ejemplar recién emitido, el que acompaña a esta información, esa inscripción aparece en letras negras sobre un fondo azul oscuro, menos visible que el azul sobre fondo blanco de Osakidetza. Se repite también el cambio en euskera, ya que es un servicio enteramente bilingüe.

Euskadi propone extender la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 a todos los mayores y no sólo en residencias

Euskadi propone extender la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 a todos los mayores y no sólo en residencias

En realidad, el cambio tiene su origen en una medida aplicada años atrás por el Gobierno de Mariano Rajoy. El 4 de octubre de 2013, con Ana Mato de ministra de Sanidad, se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) un real decreto que modificaba las características de las TIS de todos los servicios autonómicos, reguladas por una norma anterior, de 2004, de la etapa de José María Aznar. Euskadi interpuso un contencioso-administrativo con esta disposición porque "regulaba en exceso las características" de los carnés. Dejaba "vacías de contenido las competencias" de las comunidades para "diseño, edición, distribución y gestión integral de las tarjetas sanitarias individuales que acreditan los datos de los titulares del derecho de acceso a las prestaciones del sistema sanitario de Euskadi". Es más, recuerda que se pedía incluso que la frase apareciera a la derecha, en mayúsculas, en negrita y en "Arial Narrow" de 9 puntos.

La respuesta de Sagardui a la petición de información de la representante de EH Bildu Rebeka Ubera señala que el recurso se centraba precisamente en el "inciso" que añadía "de España" al "Sistema Nacional de Salud". La batalla jurídica fue resuelta por el Tribunal Supremo el 2 de febrero de 2015, que dio la razón al Estado por tener las competencias generales de establecer las líneas básicas de la política sanitaria. "Por lo tanto, a partir de la firmeza del citado pronunciamiento judicial, procede el cumplimiento en todos sus términos del real decreto 702/2013", asume la actual titular de Salud vasca. Menciona incluso que en 2016 se preparó ya un contrato de suministro con los nuevos rótulos, lo mismo que ha ocurrido en años más recientes cuando se han ido necesitando.

Efectivamente, en 2016, la entonces directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, firmó la adjudicación a la empresa Intaremit, S.A. para la compra de nuevas unidades. Se pagan a 0,245 euros cada una y se entregan en 24 horas. El presupuesto habilitado (casi 60.000 euros) suponía la previsión de necesitar más de 200.000 nuevas tarjetas para renovaciones o nuevos asegurados. La realidad es que, aunque algunas TIS tengan fecha de caducidad, no pierden en ningún momento su utilidad y la emisión de material nuevo es más por extravíos o robos, así para personas de fuera o recién nacidos.

Eso implica que convivan varios modelos antiguos de tarjeta junto con la reglamentaria del "Sistema Nacional de Salud de España". Por ejemplo, quedan aún unidades de la denominada tarjeta ONA, impulsada en tiempos del lehendakari Juan José Ibarretxe como alternativa a la TIS pero, a la vez, como una suerte de DNI vasco. Además, ofrecía otros servicios electrónicos para hacer trámites con Hacienda o incluso sacar libros en préstamo de las bibliotecas. Se empezó a emitir en 2007 hasta que Patxi López la canceló en 2010. El proceso de implantación supuso 11 millones de euros, según publicó 'El Correo' hace una década. Ese carné es dorado y no del color azul corporativo de Osakidetza y recoge, en la parte trasera, que "esta tarjeta le permite el acceso a los servicios de todo el Sistema Nacional de Salud" en los dos idiomas oficiales. En el frontal, en cambio, solamente consta la inscripción ONA, Osasun Nortasun Agiria.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2021 - 21:45 h

Descubre nuestras apps

stats