El autoconsumo se erige como la principal solución para el ahorro en la factura de la luz

Placas instaladas en el Taller de Cantería de Quintana de la Serena (Badajoz)

El autoconsumo fotovoltaico ha cogido impulso en Extremadura. Las empresas, los particulares y las administraciones públicas han conocido las ventajas de este tipo de infraestructuras, como son la reducción de los costes energéticos, con importantes ahorros en la factura eléctrica en todos los casos, pero también la sostenibilidad, un indicador que cada vez gana más peso.

El apoyo público ha sido indispensable para que los tejados se llenen de placas solares. En este sentido, la preocupación por el medio ambiente y la transición energética va más allá de Extremadura y España. La Unión Europea también apuesta, a través de las ayudas para la recuperación tras la pandemia de la COVID, por una economía verde en la que se primarán los proyectos nacionales que tengan entre sus objetivos la lucha contra el cambio climático, pero que al mismo tiempo permita generar inversiones privadas, ganar en competitividad y, por supuesto, generar puestos de trabajo.

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ya realizó una primera convocatoria de subvenciones para el fomento de las energías renovables y para el ahorro y la eficiencia energética y fue todo un éxito con 2.400 solicitudes recibidas, sobre todo de propietarios de viviendas y edificios particulares, pero también de empresas y de entidades locales.

Ahora la Junta de Extremadura también sacará ayudas para la instalación de autoconsumo fotovoltaico, almacenamiento y climatización con energías renovables.

Un ayuntamiento pionero

El Ayuntamiento de Quintana de la Serena (Badajoz) fue uno de los primeros en Extremadura en apostar por el autoconsumo. Su alcalde, Raimundo Dávila, asegura que la instalación de placas de autoconsumo ha sido "uno de los pasos más importantes de esta legislatura", y no sólo por el ahorro de dinero en la factura de la luz, sino porque han dejado de emitir a la atmósfera casi 9.000 kilos de CO2.

El coste de esta infraestructura es de 46.000 euros, aunque el municipio solo aportará 10.000, es decir, el 20% del coste total. Está previsto que en tres año amortice la inversión gracias al ahorro económico.

Las placas llevan funcionando en Quintana desde la Serena desde el verano del año pasado y se encuentran en las cubiertas de la Casa de la Cultura, la Residencia de Mayores, la guardería municipal, la biblioteca y en el Taller de Cantería y actualmente abastece de energía todas estas instalaciones. Junto a las placas también se instaló en el Parque Nuevo una columna en cuya extremo superior cuenta con un pequeño panel fotovoltaico y es posible cargar el móvil de forma gratuita gracias a la energía del sol.

Todos los vecinos tienen la oportunidad de comprobar, en tiempo real, los datos de las cinco cubiertas donde se encuentran las placas fotovoltaicas. Por un lado, pueden ver la energía que se consume en la instalación, y, por otro lado, la energía que están aportando las placas de autoconsumo. "Así podrán tener de primera mano no sólo el ahorro económico, también el granito de arena que el Ayuntamiento aporta para la reducción de tala de árboles, por poner un ejemplo", subraya Dávila.

El alcalde lo tiene claro y, dada la experiencia, anima a toda la población a conocer este proyecto, por lo que uno de los objetivos de Dávila es concienciar "sobre todo a los más jóvenes" de la importancia de la sostenibilidad, del cuidado y conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Placas en el tejado de casa

Juan de Dios Boyero es un vecino de Mérida que, a través de las ayudas de la Junta, que cubrieron el 55% de la inversión, también decidió instalar placas de autoconsumo fotovoltaico en su vivienda la pasada primavera. Asegura que el ahorro que ha conseguido desde entonces en la factura es "importante" y eso que su intención era colocar una potencia mayor, "pero la empresa me dijo que vertería electricidad a la red y se la regalaría a la compañía", advierte. Aunque este asunto ya está resulto con su compañía, a la que venderá la energía sobrante.

Ese estudio previo le ha permitido un ahorro en la factura de la luz por la energía consumida, pero también por la potencia, que la redujo "bastante" porque hay horas en las que el consumo viene por la red. Pero durante el día, que es cuando más consume en su vivienda, la fuente es el autoconsumo. Sus cálculos hablan de un ahorro en la factura de casi un 60%.

Boyero prevé amortizar la inversión que ha realizado en solo dos años y medio, y destaca que la vida útil de la infraestructura es de unos 25 años. Por este motivo, cree que los datos son suficientes para animar a que particulares y empresas a instalar palcas solares en sus tejados, tanto por las facilidades económicas para instalarlas, como por el ahorro y el cuidado del medio ambiente.

Ahorro en la empresa

Ángel Juan Pacheco Conejero es el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, donde desde hace tiempo trabajan con dos objetivos: los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y el ahorro energético. Algunas cooperativas de la región ya cuentan con sistemas de autoconsumo fotovoltaico con unos ahorros que se sitúan en una horquilla del 25%-30% "porque depende de la capacidad de la instalación". Pero aunque el coste se ha reducido de forma notable, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de la energía en estas instalaciones, Pacheco destaca también "la contribución que hacemos a un desarrollo sostenible".

En la actualidad no cubren el 100% de las necesidades energéticas de las empresas pero tienen nuevos proyectos y hay explotaciones individuales que han apostado por el autoconsumo para, por ejemplo, la extracción de gua.

El empresario insiste en que las ayudas de la Junta de Extremadura han sido "decisivas" y destaca que se trata de una inversión, en este caso, a "medio o largo plazo".

Además, Cooperativas Agro-alimentarias se ha unido a empresas fotovoltaicas y bioforestales para presentar proyectos conjuntos a los planes europeos de recuperación Next Generation, que reservan un 40% para energías renovables y sostenibilidad, recuerda Pacheco.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats