Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

Nuevo programa contra el abandono escolar, que contratará a 128 profesores interinos

El abandono escolar prematuro es alto entre los jóvenes de origen extranjero y de clase trabajadora. La igualdad de oportunidades no es posible sin políticas de equidad. Foto de @Emigra_UAB

elDiarioex

0

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo programa del Proyecto Ítaca, que está diseñado para prevenir el abandono escolar temprano en los 24 barrios y pueblos de la región donde hay Centros de Atención Educativa Preferente.

Para este nuevo programa, la Consejería de Educación y Empleo contratará a 25 profesores y profesoras técnicos de Servicios a la Comunidad. Junto a estos, la tercera edición de Ítaca va a contratar a 103 profesionales más, de los que 33 son para la ESO de adultos presencial, 61 para los cursos de Competencias Clave y 9 Orientadores.

En total, la nueva edición del Proyecto Ítaca contará con 128 docentes. Estos profesionales saldrán de las listas de interinos y serán convocados al llamamiento del próximo 2 de octubre.

El nuevo programa que se va a poner en marcha en los 24 Centros de Atención Educativa Preferente es transversal: “Vamos a tratar de prevenir y también de actuar de cortafuegos contra el abandono escolar”, ha dicho la consejera este jueves.

El abandono escolar es “una de nuestras preocupaciones” en la Junta, y en los últimos tres años, “hemos conseguido una reducción de un 5,3 por ciento de la tasa de abandono escolar, pero no nos conformamos con eso”.

Este nuevo programa pretende una intervención integral y colaborativa en la que participe toda la comunidad educativa, el barrio, agentes sociales, organizaciones... que puedan tener alguna relación con el entorno de los niños y niñas y con sus familias, y la Administración, poniendo en contacto y coordinación todos los recursos públicos existentes en la zona.

“Este personal se va a coordinar con la dirección del centro educativo, el AMPA, las asociaciones del barrio... para analizar cuál es la situación del barrio, de la zona en la que se encuentra, cuáles son los problemas del centro y poder trabajar coordinadamente para diseñar un plan con las distintas medidas y propuestas que se puedan llevar a cabo a lo largo del curso”, añade la consejera.

Empieza en noviembre

En octubre, este profesorado participará en unas jornadas de formación y ya en noviembre podrán empezar a poner en práctica los diferentes programas. “Nos parece muy interesante abrir los centros educativos al resto del barrio, que las familias sientas el centro educativo como suyo y que vean que es una posibilidad el acercamiento a las distintas políticas, ya sean educativas, de empleo, de sanidad, o relacionadas con las políticas sociales”.

Este programa buscar abrir los centros educativos a la comunidad, al barrio. Quiere conectar con las políticas sociales y luchar contra la exclusión social, buscar la integración intercultural, para poder intervenir en el problema del fracaso escolar desde una perspectiva integral.

“Por ejemplo, si se ofrece formación en horario de tarde en los centros educativos para las familias, que vean que los centros educativos abren en horario que no es escolar para atender a las necesidades de las familias y que éstas empiecen a valorar eso”.

De esta forma, poniendo al centro educativo en el eje central se posibilita que las familias conozcan y se beneficien de las políticas sociales y formativas que ofrecen las diferentes administraciones.

“Que sientan que los centros educativos son útiles y que se conciencien del gran trabajo que se hace ahí, que no solo es un beneficio para los alumnos, sino también para las familias, con tal de prevenir esa tasa de abandono escolar y favorecer a los hijos de esas familias”, según Esther Gutiérrez.

En los 24 Centros de Atención Educativa Preferente que hay en Extremadura hay matriculados 6.500 estudiantes. Son 18 CEIP y 6 IES: el CEIP Ángel Santos Pocostales, de Alburquerque; el CEIP Miramontes, de Azuaga; los CEIP Cerro de Reyes, Leopoldo Pastor Sito, Manuel Pacheco, Nuestra Señora de Fátima, San Pedro de Alcántara y Santa Engracia, todos de Badajoz; los CEIP Antonio Machado y José María Calatrava, de Mérida; el CEIP El Cristo, de Villanueva de la Serena; el CEIP Gabriel y Galán y el IES Al-Qázeres, de Cáceres; el IES Gregorio Marañón, de Caminomorismo; el CEP Ejido y el IES Gonzalo Korreas, de Jaraíz de la Vera; el IESO Arturo Plaza, de Losar de la Vera; los CEIP La Paz y San Miguel Arcángel, de Plasencia; los CEIP Gonzalo Encabo y Juan Güel, así como el IES San Martín, de Talayuela y el IESO Gabriel García Márquez, de Tiétar.

Etiquetas
stats