La asistencia "masiva" de gallegos para vacunarse contra la gripe desborda a una Xunta de Galicia que pide "calma"

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, haciéndose la tradicional foto que da inicio a la campaña de vacunación

La campaña de vacunación contra la gripe en Galicia está desbordando todas las perspectivas y previsiones realizadas por la Xunta. Pese a haber puesto en marcha un plan con anuncios en prensa adornados por el lema "contra la gripe tenemos vacuna", el Gobierno de Núñez Feijóo está empezando a retirar stocks de tratamientos inmunitarios en algunos de los centros de salud con mayor acopio de material para destinarlos a otros en donde las existencias se han quedado al límite. Desde la Consellería de Sanidade realizan "un llamamiento a la calma" y solicitan que los ciudadanos no acudan "masivamente" a los centros de salud para pedir tratamiento.

Se trata de un cambio de estrategia que contrasta con lo que se puede leer en los carteles preparados para el llamamiento a la vacunación y que cuelgan en las paredes de los centros sanitarios: "Este año vacunarse es más importante que nunca. Te proteges y proteges al resto, evitas contagios y salvas vidas".

El problema que amenaza la previsión de dosis compradas por el ejecutivo gallego (860.000 para una población de 2,7 millones) se explica por la respuesta mayoritaria de la población más joven, considerada fuera de los grupos de riesgo, que ha decidido acudir al llamamiento de las autoridades para vacunarse. Ahora el ejecutivo de Feijóo les pide que no tengan tanta prisa. Según el departamento de sanidade, "no es necesario acudir masivamente al sistema sanitario en estos primeros días".

La necesidad de vacunas para atender el alto volumen de peticiones ha obligado a la Administración a buscarlas en las boticas que han sido más previsoras. Es lo que ha ocurrido en el centro de salud de A Estrada (Pontevedra), uno de los más laureados y ganador del premio Best in Class de 2019 como mejor centro de Atención Primaria de España. La gerencia de salud de su área ha empezado a requisar partidas de vacunas contra la gripe en esta instalación para llevarlas a otros lugares con escasez. El Gobierno gallego afirma que los problemas de abastecimiento "son puntuales y tienen una rápida respuesta por parte la consellería". Así lo asegura en comunicación con elDiario.es uno de sus portavoces: "Siguen llegan las dosis ya adquiridas y se podrá seguir la vacunación con total normalidad".

La alta demanda ha cambiado el plan inicial del Gobierno que pasaba por ampliar en todos los sectores de la población el acceso a la vacuna de la gripe. El plan pretendía luchar contra este virus estacional y, al tiempo, evitar colapsos en Atención Primaria ante la coincidencia de síntomas que esta enfermedad presenta con el coronavirus. "Si se vacunara todo el mundo no estaríamos haciendo PCR a gente que tiene gripe; como ya no hay dosis para los más jóvenes tendremos que seguir dudando cada vez que llegue un paciente", asegura un facultativo de uno de estos centros en declaraciones a esta redacción.

Mientras tanto, el Gobierno de Feijóo insiste en que su esfuerzo es suficiente para asumir las especiales circunstancias que rodean a esta campaña de vacunación. "La campaña se va a desarrollar hasta el 31 de diciembre y no se prevén desabastecimientos, ya que se han adquirido 200.000 dosis más que el año pasado". Frente a esa previsión atrás queda la certeza que la Xunta exhibía en su publicidad: "Contra la gripe, tenemos vacuna".

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2020 - 08:14 h

Descubre nuestras apps

stats