La Xunta y el Gobierno central estaban avisados desde mayo de los problemas para facilitar el voto del exterior

Sede del Centro Gallego de Buenos Aires

Las dificultades para hacer llegar la documentación electoral a los más de doce mil gallegos del exterior que la habían solicitado eran conocidas por la Xunta y el Gobierno central desde el pasado mes de mayo. El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, así se lo hizo saber a la Junta electoral en un carta remitida a mediados de ese mes. El árbitro electoral trasladó las advertencias a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y al de la Xunta, Alfonso Rueda, a través de una resolución dictada el 20 de mayo.

Casi tres meses después de ese cruce de mensajes se celebró la jornada electoral en la que más de la mitad de los gallegos en el exterior que pretendían votar no pudieron hacerlo. La documentación electoral con destino a Venezuela nunca llegó a salir del aeropuerto madrileño Adolfo Suárez y en el caso de Cuba, esos sobres y papeletas electorales cruzaron el océano pero nunca fueron entregados a sus destinatarios.

La falta de conexiones aéreas en medio de la pandemia impidió la mayor parte de los envíos que no llegaron a su destino. Según relataba el presidente de correos en su carta a la Junta Electoral, a cuyo contenido ha tenido acceso elDiario.es, "las eventualidades descritas pueden repercutir de manera relevante en los tiempos de tramitación de los envíos a los electores CERA Y ERTA,impidiendo su recepción en plazo hábil por los destinatarios". Casi tres meses después el pronóstico se cumplió sin que el Gobierno ni la Xunta encontrasen una manera de esquivarlo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats