La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

El Partido Laborista británico aprueba un plan para acabar con las escuelas privadas

Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista.

Los delegados del Partido Laborista han apoyado este domingo una moción en la conferencia del partido para abolir las escuelas privadas al eliminar su carácter benéfico y redistribuir sus bienes en el sector estatal. La moción señala que este compromiso se debe incluir en el programa electoral de las próximas elecciones generales.

"Fondos, inversiones y propiedades de las escuelas privadas se redistribuirán democráticamente y con justicia entre las instituciones educativas del país", señala la moción aprobada.

La propuesta añade que las universidades se verán obligadas a admitir estudiantes de escuelas privadas en el mismo porcentaje que representan en la población general para evitar así una sobrerrepresentación. El porcentaje actual de estudiantes en escuelas privadas es del 7%.

"Significa que lo podemos estudiar en nuestra Comisión de Justicia Social porque queremos un sistema justo. Significa que el dinero del contribuyente no puede ir a instituciones privadas que trabajan duro para que le vaya bien al 7% de nuestro país a costa del resto", afirmó la responsable de Educación del Partido Laborista, Angela Rayner.

Rayner aseguró en la conferencia antes de la votación que la formación eliminaría en su primer presupuesto las "lagunas fiscales" que benefician a las escuelas privadas, señalando que el dinero ahorrado "mejoraría las vidas de todos los menores". Al tener un carácter caritativo, las escuelas privadas británicas gozan de subsidios y privilegios fiscales. Rayner afirmó que encargará a la Comisión de Justicia Social la "integración de las escuelas privadas".

La presidenta del Consejo de Escuelas Independientes, Julie Robinson, que representa a unas 1.000 escuelas privadas en Inglaterra, sostiene que la votación del Partido Laborista es un ataque a los derechos de los padres.

"Tirar excelentes escuelas no mejora nuestro sistema educativo. Las repercusiones serían irreversibles y dañarían las oportunidades educativas. Además, el plan laborista violaría el derecho de elegir educación contemplado en la Convención Europea de Derechos Humanos", advirtió Robinson.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2019 - 11:50 h

Descubre nuestras apps

stats