La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

Trump justifica su veto a ciudadanos de países musulmanes por el "horrible lío" que hay en Europa

Trump habló después del veto con Merkel pero no le explicó el alcance de la prohibición.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tuiteado desde su cuenta personal justificando su veto a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana por el "horrible lío" que hay en Europa "y en el mundo". Trump dice que Estados Unidos necesita "fronteras fuertes e intenso control ahora" para evitar lo que sucede en otros lugares.

Los jueces comienzan a bloquear parte del veto de Trump a ciudadanos de siete países musulmanes

Una jueza bloquea parte del veto de Trump a ciudadanos de siete países musulmanes

Miles de europeos podrían ver prohibida su entrada en Estados Unidos ante el dislate legal de la orden firmada por Trump el viernes noche. La prohibición afecta a la entrada de personas nacidas en siete países de mayoría musulmana creando un caos jurídico y diplomático cuyas consecuencias están transcendiendo según se aclara la normativa. Primero se bloqueó el viaje a los ciudadanos de estos países –Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán– durante el vuelo o según aterrizaban en aeropuertos estadounidenses en un limbo jurídico sin precedentes. Luego trascendió que el permiso de residencia permanente –green card– no excluía la posibilidad de no volver a entrar en el país. Y por último se ha especificado que tener la nacionalidad de un país de la UE no exime a una persona nacida en uno de estos siete países de tener su entrada prohibida. Solo los que tengan nacionalidad americana, dentro de la doble nacionalidad, escaparán a la prohibición.

Esto significa que miles de europeos tendrían la entrada prohibida en EEUU, un conflicto internacional de primer orden. Especialmente afectados estarían los británicos, uno de los países europeos que ha dado más pasaportes a personas originarias de estos países, pero afectaría a cualquier país, incluido España. De esta forma, Alemania descubría con estupor esta mañana que diputados del Bundestag nacidos en estos países no podrían entrar en territorio estadounidense.

Es el caso de Omig Nouripour, diputado atlantista del Bundestag de origen iraní. Según informa el semanario "Der Spiegel", Nouripour, miembro del partido Los Verdes, estará entre los miles de alemanes con doble nacionalidad que, de acuerdo con ese decreto, no podrán viajar temporalmente a Estados Unidos.

El diputado, nacido en Teherán, tiene desde 2002 la nacionalidad alemana, pero mantiene también el pasaporte de su país de origen. El decreto de Trump ha desatado una ola de protestas e indignación a escala internacional, así como de organizaciones humanitarias y defensores de derechos humanos.

Precisamente, el anuncio del veto coincidió con la ronda de conversaciones mantenida por el mandatario estadounidense con varios líderes mundiales, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel que no hizo ningún comentario sobre este veto, aunque no está claro si Trump siquiera despachó con ella el alcance de la prohibición durante la conversación.

Pero al conocerse la verdadera naturaleza de la prohibición el domingo a primera hora, Merkel, por boca de su portavoz, ha criticado la orden ejecutiva por poner bajo sospecha de forma generalizada a personas por su confesión.

Los diputados británicos urgen por las redes sociales a Theresa May que también de un puñatazo sobre la mesa, al afectar la orden a miles de británicos. May se ha convertido en el principal aliado internacional de Donald Trump.

Sin embargo, para añadir más confusión a la aplicación de la norma, el líder canadiense Justin Trudeau ha asegurado en las redes sociales que los canadienses no estarían afectados. La prensa americana publicó que también la doble nacionalidad afecta al país vecino pero puede no ser así:

Por ahora, ni los dirigentes españoles ni los mandatarios de la Unión Europea se han manifestado ante la orden ejecutiva de Trump. La reacción ha surgido por parte de los países afectados por la prohibición. Irán ya ha dicho que prohibirá la entrada de nacionales estadounidenses e Irak estaría a punto de aprobar una medida similar, lo que afectaría a cualquier ciudadano estadounidense que estuviera trabajando en el país.

Según cifra The Guardian, hay al menos 781.235 residentes en Estados Unidos originarios de estos países.

Por su parte, entre el caos y la confusión que provoca esta nueva medida, la CNN ha asegurado que el director de políticas de la Casa Blanca, Stephen Miller, junto con los funcionarios de la administración de Trump, está barajando la posibilidad de pedir a los visitantes extranjeros que hagan públicos todos los sitios web y las redes sociales que visiten y que compartan los contactos de sus teléfonos móviles. Si el visitante extranjero se niega a compartir esa información, se le podría negar la entrada

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2017 - 11:42 h

Descubre nuestras apps

stats