Somos Blogs y opinión

Sobre este blog

Paseo virtual por Los Mostenses del pasado

Aspecto que tendría la plaza de los Mostenses entre 1823 y 1870, cuando hubo un mercado al aire libre en ella

0

Deambular por un trozo de Madrid que ya no existe es posible gracias a la visita virtual a las distintas plazas de Los Mostenses que hubo en el ayer, elaborada a partir de documentos históricos por Memoria de Madrid, la colección digital del Patrimonio Histórico del Ayuntamiento.

Con cuatro líneas temporales, la visita muestra la reconstrucción en 3D de edificios desaparecidos, permite entrar al antiguo mercado de hierro y cristal de Los Mostenses, antecesor del actual, construido en 1946, y ofrece acceso a documentación original relacionada con la zona.

¿Cómo era la iglesia de San Norberto -la original se levantó en 1611 y Ventura Rodríguez levantó una nueva fachada en el siglo XVIII- que se elevaba en la plaza a principios del siglo XIX? Tomemos la antigua calle de la Inquisición y entremos en el templo. La iglesia desapareció en tiempos de Pepe Botella y fue considerada como uno de los monumentos más bellos de Madrid.

¿Sabes el aspecto que tuvo Mostenses entre 1823 y 1870? Fue en esa época cuando comenzó a fraguarse un mercado en la zona, compuesto por cajones al aire libre, una vez derruida la iglesia.

En 1875, de los cajones de los vendedores en la plaza se pasó a edificar un mercado impresionante de hierro y cristal, a imagen y semejanza del parisino de Les Halles.

Las fotografías antiguas que se conservan muestran más el exterior que el interior de lo que fue aquella construcción que cayó bajo la piqueta a mediados de la década de los años 30 del siglo XX, pero gracias a Memoria de Madrid ahora podemos traspasar sus puertas para ver sus adentros y movernos por sus calles. Obra del arquitecto Mariano de Calvo y Pereira, y con un gemelo en el Mercado de la Cebada, lo estrenó el rey Alfonso XII.

En el paseo virtual por la zona en torno a 1800, y al inicio de la calle del Álamo, también podemos ver cómo era el palacio del conde de Revillagigedo, denominado casa del Patriarca ya en esa época por haber residido allí Antonio Cebrián y Valda, Patriarca de las Indias. Allí estuvo en 1823 la Suprema Asamblea de los Comuneros de Castilla, sociedad secreta de gran protagonismo durante el trienio liberal y, a partir de 1830, el Conservatorio de Música y Declamación, el primer conservatorio de la ciudad fundado por la reina María Cristina.

La Casa del Pecado Mortal es otro edificio curioso de esta zona que podemos descubrir gracias a esta recreación. Derruido para construir el tercer tramo de la Gran Vía, fue regido por una curiosa y siniestra hermandad dedicada a asistir a mujeres que habían quedado embarazadas fuera del matrimonio.

También podemos asomarnos a calles borradas del callejero de la capital como la del Rosal, San Cipriano y Travesía del Conservatorio -con su pasadizo incluido-, entre otras, y ver, ya a principios del siglo XX, las vías por las que circulaba el tranvía rodeando el mercado.

Sobre este blog

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2021 - 18:00 h

Descubre nuestras apps

stats