DATOS

Los hosteleros de Madrid salen de la pandemia con 4.500 mesas más en sus terrazas

Terrazas

Diego Casado


8

Madrid es hoy una ciudad con más terrazas en el espacio público que antes de la pandemia. Las medidas de apoyo a la hostelería que emprendieron las autoridades locales y regionales facilitaron una expansión de estos negocios en las calles y plazas apreciable a simple vista por cualquier viandante. Pero dos años después de la crisis de la COVID-19, su aumento ha sido muy desigual en la capital, tanto por distritos como por los espacios que han pasado a colonizar bares y restaurantes. Lo analizamos con datos.

La hostelería de la capital cuenta con 4.536 mesas más autorizadas en las calles: en junio de 2022, sumaba 59.701 frente a las 55.165 de marzo de 2020, según cálculos efectuados por este periódico a partir de las cifras oficiales disponibles en el portal de datos abiertos municipal. En total ocupan 204.308,5 metros cuadrados, 27.800 m2 más que hace dos años. Es el equivalente a unos cuatro campos de fútbol llenos de veladores.

El dato general tiene muchos matices cuando se estudia en detalle, sobre todo en cuanto a las superfies que ocupan y en su distribución. Porque los hosteleros han ganado bastante espacio público en amplias zonas de la ciudad, pero perdido en algunas muy significativas. Algo en lo que también ha influido -como veremos más adelante- la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Terrazas, vigente desde febrero.

A día de hoy, el distrito con más mesas de terrazas es Chamberí. Le siguen Chamartín, Centro y Salamanca. Estas cuatro zonas suman la tercera parte de los veladores en Madrid. A más distancia se encuentran en la lista Arganzuela, Fuencarral-El Pardo y San Blas-Canillejas. Esta es su distribución total:

En la otra parte de la estadística, los lugares donde menos terrazas se cuentan coinciden con los distritos más periféricos y menos poblados: Vicálvaro y Barajas.

Cambios con la pandemia: Chamberí y Salamanca suben, Centro baja

La salida de la pandemia no ha sido la misma para la hostelería de todos los distritos. Existen diferencias muy sensibles entre la superfice ocupada por las terrazas en los que ahora encabezan la clasificación, como se puede observar en el gráfico bajo estas líneas. Las barras naranjas muestran las zonas en las que ha aumentado el número de mesas de hostelería en la calle (15 distritos) y las azules marcan los descensos.

El salto más grande se ha vivido en el distrito de Salamanca. Durante los dos últimos años sus hosteleros han ganado 1.351 mesas de veladores sobre el espacio público y casi han alcanzado a Centro, históricamente el lugar donde mayor concentración de hostelería había en la capital. Este antiguo paradigma está cambiando porque allí en el corazón de Madrid el número de autorizaciones de terraza ha bajado considerablemente (679 mesas menos), con un descenso generalizado en todos los barrios que lo componen, debido principalmente al cierre de negocios y a la imposibilidad de colocar veladores sobre zonas de aparcamiento. El área de Movilidad lo impidió por no poder compensar allí las plazas perdidas para residentes, ya que no existen zonas azules en todo el distrito.

Chamberí es, decíamos, el distrito con más terrazas de toda la ciudad. Llegó al primer puesto aupado por el auge hostelero de la calle Ponzano y su entorno, pero también por los abundantes permisos concedidos en el resto de sus barrios para abrir veladores sobre la calzada, una práctica en la que fue pionera. El aumento (883 mesas más) ha provocado importantes tensiones con los vecinos durante la pandemia por el ruido que ahora provocan en numerosas calles que antes resultaban tranquilas.

Otros distritos han visto aumentar su número de mesas de hostelería notablemente. Son los casos de Chamartín (+506), San Blas-Canillejas (+463), Arganzuela (+437), Carabanchel (+427) y Hortaleza (+414). Además de en Centro, otras cinco zonas de la capital tienen menos mesas de terrazas autorizadas que antes de la pandemia: Latina, Moncloa, Villaverde, Barajas y Retiro, distrito en el que en 2021 y ante las peticiones vecinales (hubo incluso alguna manifestación) su concejal decidió limitar la concesión de nuevas licencias.

Qué lugares ocupan las nuevas terrazas

Otra de las claves fundamentales sobre las terrazas es en qué sitios se han desplegado las nuevas y de qué lugares han desaparecidos. Las estadísticas municipales distinguen entre aceras, plazas o aparcamientos en calzadas. Esta ha sido la evolución de las mesas de terraza en Madrid antes y después de la pandemia:

Como se aprecia en el gráfico, las terrazas han ganado espacio en Madrid principalmente a costa de las plazas de aparcamiento. La medida tomada por la vicealcaldesa Begoña Villacís, una de las más polémicas, ha servido para que la hostelería aumente ingresos sin apenas arrebatar aceras a los peatones, según los datos municipales. La vigencia de estos veladores sobre calzada. Eso sí, es limitada: tienen permiso para operar durante dos años más, aunque la decisión de su retirada la tendrá que tomar el Gobierno municipal que salga de las siguientes elecciones.

En cuanto a superficie ocupada, volvemos a los cuatro campos de fútbol llenos de veladores aparecidos durante la pandemia (27.800 m2, recordemos). De ellos, 26.947 m2 corresponden a espacio público ganado al coche por bares y restaurantes. Los peatones, por lo tanto, han perdido unos 850 m2, bastante menos de lo que se preveía hace unos meses.

El pico de la pandemia y los efectos de la nueva Ordenanza de Terrazas

Muchos ciudadanos tendrán la percepción de que el número de mesas y sillas se disparó en la capital durante la pandemia, más allá de las plazas de aparcamiento. Es cierto. Las autorizaciones del Ayuntamiento de Madrid se multiplicaron durante las restricciones a la hostelería y tocaron techo en diciembre del año pasado, justo antes de la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Terrazas.

A finales de 2021 el alcalde Almeida pidió a los hosteleros que, al igual que los madrileños habían permitido su expansión durante los momentos más difíciles de la crisis económica que siguió a la sanitaria, sus bares debían volver a los límites anteriores a la pandemia. También se lo solicitó a la vicealcaldesa Villacís, con la que negoció la vuelta a la situación previa salvo en el caso de las terrazas sobre la calzada en algunos puntos.

Fruto de esta negociación y del acuerdo con el Grupo Mixto entró en vigor en febrero de este 2022 la nueva Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración, que intentaba ordenarlas y frenar los excesos con un mapa de zonas saturadas, que señalaba los puntos donde intervenir. Quedaba por ver si la nueva normativa facilitaba la proliferación de veladores, como alertaban algunas asociaciones de vecinas críticas con la norma.

El resultado, según los datos del Ayuntamiento, es que a partir de la puesta en marcha de la ordenanza el número de mesas autorizadas ha bajado considerablemente respecto al máximo que se registró el pasado diciembre (65.105, unas 5.400 más que ahora) y también cuando se cumplió un año de la pandemia, momento en el que en Somos Madrid publicamos un extenso trabajo de datos centrado en las terrazas.

Muchos vecinos, no obstante, se quejan de que algunos hosteleros siguen haciendo caso de los antiguos permisos concedidos durante la pandemia y no han vuelto a los límites anteriores, pese a que ya se han cumplido los seis meses de gracia concedidos por el consistorio para adaptarse a la nueva normativa. Tendrán que ser los servicios municipales los que ahora vigilen su cumplimiento para certificar el regreso a los espacios ocupados previos a la COVID-19.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats