Ospina Abogados consigue el archivo de la denuncia interpuesta en la Audiencia Nacional contra el padre de Puente Genil que 'secuestró' a su hijo en Reino Unido

Juan Gonzalo Ospina, abogado penalista experto en delitos internacionales, a la salida del juzgado

A raíz de una serie de discusiones que desembocaron en un proceso de separación, en febrero de 2017, la pareja del investigado, ambos residentes hasta la fecha en Bristol (Reino Unido), aprovechó las vacaciones del padre con el menor de 8 años en España para iniciar en Inglaterra un proceso por lo civil de jurisdicción voluntaria para la entrega del niño.

El menor, quien siempre se ha posicionado del lado de su padre al no tener ningún tipo de arraigo en Inglaterra, ni siquiera conocer el idioma, fue entregado de vuelta por Rafa Jurado a los pocos días de llegarle la notificación judicial.

Sin embargo, desde aquel suceso, la relación entre ambos cónyuges se ha visto fuertemente deteriorada, consiguiendo la madre en 2019 la patria potestad sobre el menor, limitando un juez de Reino Unido las comunicaciones entre el padre y su hijo a varias videoconferencias al año.

Durante la vista celebrado a finales de 2019 en el juzgado Central de Instrucción nº 3 de Madrid, el investigado, defendido por el penalista experto en procedimientos de penal internacional, Juan Gonzalo Ospina, de Ospina Abogados, fue puesto en libertad sin cargos por un delito sustracción de menores.

Sin embargo, a finales de enero 2020, fue llamado de nuevo a declarar ante el juzgado de Instrucción nº 2 de Puente Genil, en Córdoba, tras ser detenido en el aeropuerto, para testificar sobre los presuntos delitos investigados. Rafa Jurado ha asegurado que "todo ha sido una trampa de mi exmujer desde el primer momento que iniciamos la separación".

Ospina, presentó varias pruebas acreditando que "las distintas salidas del padre junto al hijo estaban pactadas entre los cónyuges y que la madre era conocedora en todo momento de la localización del menor, por lo que los hechos no pueden ser constitutivos de ningún delito por sustracción de menores", solicitando el archivo del procedimiento.

La falta de indicios incriminatorios ha llevado al propio Ministerio Fiscal a reconocer la buena fe del padre y que "una vez tuvo conocimiento de que existía una resolución judicial por la cual, estaba obligado a devolver al menor a Bristol, lo entregó", siendo archivado el procedimiento por el juzgado nº 2 de Puente Genil.

No obstante, Rafa Jurado tendrá que defenderse ante la justicia inglesa pues, a mediados de diciembre del año pasado, la madre del menor consiguió que se impusiera una Orden Europea de Detención y Entrega por un segundo presunto secuestro internacional del menor, iniciándose en la Audiencia Nacional el oportuno procedimiento de derecho penal internacional. Al haber ocurrido los presuntos hechos fuera de España, estos hechos serán juzgados en Reino Unido.

Ospina Abogados se ha convertido en uno de los despachos penalistas de Madrid que más ha crecido estos últimos años. Tras haber sido reconocido en 2018 como uno de los mejores despachos penalistas gracias a la crítica y la opinión de sus clientes, los casos de éxito del bufete en materia penal internacional a lo largo del 2019 como expertos en la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, destacando la absolución de un hombre condenado a 19 años de prisión por un delito que no cometió, les ha servido para recibir el premio al mejor despacho de penal económico de España y Portugal, siendo incluidos en el prestigioso directorio internacional de práctica jurídica, Best Lawyers, como uno de los mejores despachos penalistas de España de 2020.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats