La portada de mañana
Acceder
Un Consejo de Ministros sin referencias al 'solo sí es sí': la reforma dispara la tensión
España ha autorizado 1.100 medicamentos homeopáticos sin estudios de su eficacia
OPINIÓN | 'El botín tras la polémica de una ley', por Rosa María Artal
Sobre este blog

Un espacio en el que está implicada toda la redacción de eldiario.es para rastrear y denunciar los machismos cotidianos y tantas veces normalizados, coordinado por Ana Requena. Puedes escribirnos a micromachismos@eldiario.es para contarnos tus experiencias de machismo cotidiano.

La futbolista Ada Hegerberg gana el primer Balón de Oro para una mujer y el presentador le pregunta si sabe bailar 'twerking'

Era la primera vez que un Balón de Oro se entregaba a una futbolista mujer: lo recibió anoche la noruega Ada Hegerberg, jugadora del Olympic de Lyon. El premio, equivalente al del madridista Luka Modric –que acaparó los titulares–, no existía en su categoría femenina hasta este año. Y tras recoger el galardón, Hegerberg tuvo que escuchar a unos de los copresentadores de la gala, el DJ Martin Solveig, preguntarle si “sabía hacer twerking” –un tipo de baile consistente en movimientos pélvicos, similar al perreo–.

La futbolista le respondió al francés un cortante “no”, y se acabó su conversación con él. Instantes antes, Hegerberg había dado un emotivo discurso como primera mujer ganadora de un Balón de Oro de la Historia, que entrega la revista France Football. “Es un gran paso para el fútbol femenino. Quiero acabar este discurso pidiendo a las niñas de todo el mundo: por favor, creed en vosotras”, declaró ante el auditorio, en París.

Según cuenta el periodista de AP John Leicester, Martin Solveig –que presentaba junto al exdeportista y actor David Ginola– dijo en un primer momento que era “una broma. Deberíais tener más sentido del humor”. Más tarde, tras ver las críticas, se disculpó en redes sociales por “lo que estaba leyendo en internet”.  Escribió en un tuit que no quería “ofender a nadie” y le echó la culpa a su dominio del inglés y de la cultura anglosajona.

“No sabía que iba a ofender”, explicaba. “Hay que ver la escena completa”, seguía en su disculpa. “La gente que me sigue desde hace 20 años sabe que respeto especialmente a las mujeres”, concluye su tuit, en vídeo.

Solveig, a mediodía, ha emitido un comunicado con una tercera versión de los hechos “contextualizando”. Volvía a pedir disculpas y a felicitar a Hegerberg. Lo calificaba de “malentendido” y afirmaba estar “profundamente arrepentido”. Lo que decía era que hizo el chiste “en contraste” con la canción que tenía preparada para ella –“y con cada premiado”–, que era Fly me to the Moon, de Frank Sinatra, que sí acabaron bailando.

Antes de que subiera la ganadora al escenario, Kylian Mbappé, mejor jugador sub-21, había hecho un baile, razón que algunos han querido ver para el comentario, pero Solveig no lo relacionaba. En otro mensaje, el DJ subía una foto con Hegerberg asegurando que ella comprendía que había sido una broma y dándole de nuevo la enhorabuena. Ella declaró a la prensa que efectivamente le había pedido disculpas, que lo entendía, y se limitó a celebrar con una foto en Twitter su “gran noche”.

Sobre este blog

Un espacio en el que está implicada toda la redacción de eldiario.es para rastrear y denunciar los machismos cotidianos y tantas veces normalizados, coordinado por Ana Requena. Puedes escribirnos a micromachismos@eldiario.es para contarnos tus experiencias de machismo cotidiano.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats