El nuevo Hyundai Santa Fe se sube al carro del lujo y los motores híbridos

El nuevo Santa Fe utiliza la plataforma de tercera generación de Hyundai.

Transcurridos casi 20 años desde su aterrizaje en los concesionarios, el Santa Fe es el modelo de Hyundai que más tiempo lleva a la venta en Europa. El que fuera primer SUV de la marca coreana alcanza ahora su cuarta generación, en la que experimenta una evolución significativa en términos tanto de diseño y refinamiento como de seguridad y tecnología, incluidos nuevos motores híbridos.

Disponible en todo el continente a partir de septiembre de este año, el nuevo Santa Fe será también el primer Hyundai en utilizar la plataforma de tercera generación de la compañía, del mismo modo que el futuro Sorento se encargará de estrenarla por parte de Kia, su marca hermana. Gracias a ella se consiguen mejores rendimiento, eficiencia y seguridad, y es posible albergar diferentes sistemas de propulsión, tanto convencionales como alternativos.

Aunque la gama de motores no ha sido revelada oficialmente, Hyundai sí ha confirmado que dispondrá de una versión full hybrid -con etiqueta Eco de la DGT- y de otra híbrida enchufable -etiqueta Cero- como las del Sorento. En el caso de este último modelo, la cadena motriz del híbrido convencional se compone de un motor de gasolina 1.6 turbo y otro eléctrico que rinden juntos 230 CV, además de una batería de 1,49 kWh de capacidad. Respecto al enchufable, solo sabemos de momento que será considerablemente más potente y capaz en consecuencia de mejores prestaciones.

No se descarta la presencia de motores convencionales como el nuevo diésel Smartstream de 202 caballos que debutará igualmente en el SUV de Kia. Se trata de un bloque de cuatro cilindros y 2,2 litros, asociado a una caja de cambios DCT de doble embrague húmedo y ocho velocidades, también de nuevo desarrollo. De todas formas, cabe la posibilidad de que el Santa Fe de cuarta generación se comercialice únicamente en variantes híbridas. Hyundai sí ha asegurado la disponibilidad de versiones de tracción total, equipadas con el sistema inteligente H-Trac All-Wheel Drive.

Pasando a cuestiones estéticas, el diseño exterior del modelo supone un buen exponente de cómo combinar presencia robusta con sofisticación. Sin duda es llamativa la calandra con extremos que se funden visualmente con las ópticas delanteras, parte de cuyos ledes se ubican en una zona superior. Las llantas de 20 pulgadas y los cromados que recorren la parte baja del coche hablan de la vocación premium del nuevo todocamino coreano, que reconocen abiertamente los responsables de la firma.

Refinamiento

El refinamiento es la característica dominante del interior, donde se disfruta de una atmósfera de calma propiciada por las líneas suaves, carentes de aristas, y los materiales de calidad. La instrumentación consta de una pantalla TFT de 12,3 pulgadas y, en posición central dentro del salpicadero, una pantalla de 10,25 pulgadas desde la que se maneja el sistema de infoentretenimiento AVN de última generación. La palanca de cambios tradicional se ha reemplazado por un sistema de botones, y sobreviven -con buen criterio- los mandos físicos para funciones como la climatización.

La plataforma de tercera generación sobre la que se ha construido el Santa Fe trae consigo mejoras de ingeniería significativas para la seguridad en caso de colisión. Mediante el uso de una estructura de ruta de carga múltiple, el estampado en caliente y la integración de una placa de acero de superalta resistencia a la torsión, se logra que el automóvil absorba mejor un posible impacto y minimice la deformación del espacio dedicado a los pasajeros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats