El nuevo Citroën C3 ofrece más confort y posibilidades de personalización

Nuevo Citroën C3.

La marca francesa Citroën ha encontrado un filón de ventas en la tendencia actual de la sociedad a poseer bienes lo más personalizados posible. En lo que afecta a la industria del automóvil, ese afán alcanza no solo a los vehículos considerados premium, sino también a los más asequibles y de menos pretensiones, como puede ser el renovado Citroën C3, que acaba de recibir una puesta al día en mitad del ciclo comercial comenzado en 2016.

La firma de los dos chevrones tiene confirmado que los compradores de este modelo se inclinan mayoritariamente por las versiones de dos colores, los niveles de acabado más altos, los interiores opcionales y la incorporación de airbumps. De ahí que con esta actualización hayan puesto el acento en ofrecer mayores posibilidades de personalización y una serie de lujos como los asientos Advanced Comfort, además de la imagen desenfadada que es característica de este coche.

En lo que atañe a este diseño exterior juvenil y alegre, es ahora evidente una inspiración crossover que refuerzan las grandes ruedas (para un vehículo urbano que no llega a los 4 metros de longitud) de 16 o 17 pulgadas y un frontal robusto en el que las luces pasan a ser de led. Los airbumps son más finos y estilizados que en el modelo al que reemplaza, y la trasera incorpora una firma luminosa con efecto 3D y un paragolpes que protege mejor de arañazos y pequeños golpes de aparcamiento.

En el interior, los elementos más sobresalientes son la nueva pantalla central de 7 pulgadas y los asientos Advanced Comfort estrenados en el C5 Aircross, que disponen de 15 milímetros de espuma adicional para asegurar la comodidad de los ocupantes, así como de soporte lumbar y apoyabrazos en el caso del conductor.

En total, Citroën proporciona 97 posibilidades para personalizar el C3 al gusto de cada persona, cifra que resulta de combinar los siete colores de la carrocería, dos de ellos nuevos (rojo y azul), los cuatro de techo, entre ellos el nuevo esmeralda, y otros tantos de packs de color, uno más que antes.

Además, puede escogerse entre tres decoraciones de techo que hasta ahora no estaban disponibles y tres ambientes interiores, dos de ellos nuevos. El Techwood ofrece elegancia y calidez con materiales selectos, un tapizado claro de los asientos y toques de madera en el salpicadero, mientras que el Esmeralda se caracteriza por su carácter dinámico, por el contraste de colores oscuros y detalles en color esmeralda y la presencia del tejido técnico red 3D en los asientos.

El C3 cuenta además con un equipamiento de seguridad que incluye 12 sistemas de ayuda a la conducción y en el que es novedad la incorporación de sensores de aparcamiento delanteros. En cuestión de conectividad se presentan tres niveles con diferentes servicios: Connect Assist, que comprende llamada de emergencia y asistencia al usuario; Connect Nav, que añade información del tráfico en tiempo real y aviso de radares, y Connect Play, donde se suman Apple CarPlay y Android Auto y el Share With U, una aplicación de entretenimiento que permite que todos los ocupantes puedan compartir con sus compañeros de viaje ficheros –juegos, música, vídeos– de manera sencilla y utilizarlos a bordo.

La gama de motores se compone de uno de gasolina PureTech de 83 caballos con cambio manual de cinco velocidades, otro de 110 CV de la misma familia que puede combinarse con una transmisión manual de seis marchas u otra automática del mismo número de relaciones (EAT6), y un propulsor diésel BlueHDi de 100 CV asociado necesariamente a una caja de cambios manual de cinco marchas. Todos ellos llevan de serie sistema stop & start.

Desaparece de la oferta mecánica la versión movida por GLP (gas licuado del petróleo), decisión que Citroën atribuye a su compromiso inequívoco con la electrificación como único medio para alcanzar la descarbonización del transporte en los plazos previstos por la Unión Europea.

La gama está integrada por cinco versiones: Live, Live Pack, Feel, Feel Pack y Shine, a las que se agrega, como en otros modelos de la marca francesa, la edición limitada C-Series. La horquilla de precios abarca desde los 12.600 euros del PureTech de 83 CV en acabado Live y los 19.700 del PureTech de 110 CV con acabado Shine y cambio automático de seis velocidades.

Existe una variante comercial, equipada con el motor diésel de 100 CV, que cuesta 15.900 euros, y las C-Series salen por 16.150 euros si se elige el motor de gasolina de 83 CV y 18.550 euros en caso de incorporar el diésel de 100 CV.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2020 - 09:31 h

Descubre nuestras apps

stats