La portada de mañana
Acceder
España se lanza a una nueva desescalada con la vista puesta en Semana Santa
Bárcenas, al juez: "Villar Mir financiaba en paralelo al PP nacional y al de Madrid"
Opinión - Jóvenes sobradamente machacados, por Neus Tomàs

Andrés Carrillo, gerente del Área VI del SMS: "En la nueva fase se mantendrán los circuitos para evitar los contagios"

Andrés Carrillo, esta semana, en su casa

A Andrés Carrillo le ha pillado la pandemia sin cumplir el medio año (ha hecho en abril cinco meses) al frente de la gerencia del Área VI (Vega Media) del Servicio Murciano de Salud (SMS) y la dirección del Hospital Morales Meseguer. Pero Carrillo no es ningún novato. Exconsejero de Hacienda en el Gobierno de Pedro Antonio Sánchez (PP), tiene también una extensa experiencia en el sector de la sanidad. Carrillo ya dirigió el departamento de Recursos Económicos del SMS, donde se encargaba de manejar -y priorizar- las inversiones sanitarias.

En su entrevista con eldiario.es Región de Murcia habla del papel fundamental que ha tenido la Atención Primaria en la gestión de la pandemia. Al actuar como dique de contención y frenar la afluencia de pacientes a los hospitales, "ha habido pocos contagios en los centros sanitarios, tanto de profesionales como de usuarios, lo que ha reducido significativamente la importancia de la epidemia".

Habla de un papel esencial de la Atención Primaria en esta crisis

Sí, es verdad, ha jugado un papel crucial. Los profesionales de Atención Primaria han modificado totalmente sus tareas habituales volcándose en la atención diaria a las personas con síntomas o sospechosos Covid y sus contactos. Estos pacientes se han sentido atendidos en todo momento y, en lugar de ponerse nerviosos por las lógicas dudas que ha generado esta pandemia e ir a Urgencias colapsando el hospital, se han mantenido en su casa. Ante el más mínimo síntoma, el paciente ha sido atendido y se ha dirigido al hospital de manera programada cuando era preciso.

Gracias a la Atención Primaria hemos programado la asistencia durante esta crisis y esa ha sido la clave para que no se hayan colapsado los hospitales. Con esta menor afluencia, en las Urgencias, plantas y UCI hospitalarias del Morales Meseguer se ha podido trabajar con el orden y la organización adecuada y los tratamientos han sido muy eficaces.

¿Cómo ven el futuro de la Atención Primaria en este nuevo periodo que se avecina, en el que tendremos que convivir con el virus?

Es un periodo difícil, porque tenemos que mantener los circuitos y la atención para que no se nos escape ningún caso y evitar los contagios. Pero afortunadamente hemos aprendido mucho en estas semanas y conocemos bien las claves para esta nueva etapa de convivencia con el virus.

¿Qué nos puede contar del plan para retomar las consultas y la reapertura de los quirófanos del Área?

Nos enfrentamos a un reto complicado, porque hemos estado centrados en la pandemia durante muchas semanas y hay muchos pacientes de otras patologías por tratar. La organización sanitaria debe hacer un esfuerzo adicional y no olvidar la lección aprendida: una buena colaboración entre la Atención Primaria y el Hospital evita el colapso de las urgencias y en las plantas hospitalarias.

Por eso tenemos que conseguir que las derivaciones de pacientes desde el médico de Atención Primaria al Hospital sean atendidas con la mayor celeridad, siendo muy resolutivos, y que las consultas que se realizan vía telemática sean atendidas también de manera completa de tal forma que los procesos sean fluidos y los pacientes estén en espera el tiempo mínimo posible.

¿Cómo considera que está rindiendo el Área VI en esta crisis? ¿Dónde cree que están los puntos fuertes, las debilidades y qué estrategias han desarrollado para solventarlas?

El Área VI ha sido la que ha tenido mayor número de pacientes afectados y lo ha resuelto con la máxima solvencia. Preparamos el hospital poco antes de que comenzaran a llegar los casos y la estrategia citada de Atención Primaria ha permitido que los pacientes vengan de manera paulatina y hayan sido asistidos adecuadamente y curados en su inmensa mayoría.

Además, los profesionales del Área han conformado un equipo de voluntarios para afrontar la crisis en las residencias de mayores en toda la Región y esta estrategia, bajo la coordinación de la gerencia del Servicio Murciano de Salud, ha evitado muchas defunciones y resuelto adecuadamente la situación de estas instituciones, que han sufrido mucho en otras regiones y países.

Puesto que toda esta situación ha supuesto unas necesidades extraordinarias en cuanto a personal y medios, ¿Está previsto cómo se va a sostener esto en el tiempo?

Es evidente que, tras la pandemia, la situación socioeconómica de todo el país, y por ende de la Región, va a quedar muy dañada. Esto afectará también a los recursos económicos y los ingresos tributarios que financian el sistema sanitario regional, lo que nos obligará a adaptar la organización a esta nueva situación.

En su área hay dos zonas básicas a la espera de nuevos centros de salud, Santiago y Zaraiche y Molina de Segura. Están proyectados desde hace más de 14 años y presupuestados en los últimos ejercicios ¿Es el momento de materializar, por fin, estos proyectos?

Desde luego que es el momento de materializarlos. Pero no hay más remedio que entender que en la gestión pública, y en la sanitaria en particular, surgen situaciones sobrevenidas a las que hay que hacer frente y que alteran los planes previstos. Esta pandemia es un ejemplo.

Por tanto, intentaremos abordarlos cuanto antes, respetando que pueden surgir situaciones que retrasen los proyectos y entendiendo que, en ambos casos, no tenemos desprovistas de medios estas dos Zonas Básicas de Salud.

La escasez de material de protección ha sido un punto crítico en esta crisis, ¿Cómo vive el gerente de un área de salud una situación tan difícil como esta?

Lo hemos vivido con tensión, porque deseamos que los profesionales que atienden a pacientes con afecciones respiratorias estén protegidos con los mejores medios. Cuando no ha podido ser así lo hemos solventado gracias a la generosidad y profesionalidad de nuestros sanitarios y supliendo la falta de medios con mejor organización y mucha atención y, lógicamente, utilizando lo que teníamos. Pero no ha habido negativas al desempeño de la responsabilidad hacia los pacientes por ningún profesional.

Esta gerencia agradece encarecidamente el esfuerzo y el acierto de los profesionales del Área VI que han estado al frente de esta crisis en los Centros de Salud, los servicios de Urgencias, Medicina Interna, Neumología, Radiología y UCI, así como del resto de Unidades que han completado y apoyado todas las funciones que se han realizado de una manera absolutamente ejemplar y generosa.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats