eldiario.es

9

CRÓNICA | Ron Carter, el señor del contrabajo por excelencia

El músico estadounidense ofreció un concierto de jazz cuidando todos los cánones y rituales que desde siempre ha observado, con una corrección y señorío, a la vez que sencillo, inhabituales hoy en día

Jazz San Javier le entregó su' Premio A Toda Una Vida Musical', como icono del género e instrumento al que muchos contrabajistas posteriores han seguido y siguen

Momento en el que Ron Carter recibe el Premio del Festival. Junto a él, David Martínez, José Miguel Luengo, alcalde de San Javier, y el director del festival, Alberto Nieto

Momento en el que Ron Carter recibe el Premio del Festival. Junto a él, David Martínez, José Miguel Luengo, alcalde de San Javier, y el director del festival, Alberto Nieto Goio Villanueva

A falta de cinco jornadas para la conclusión del XXII Jazz San Javier, este domingo 21 de julio por la noche se celebró una de las anunciadas comparecencias más esperadas (y deseadas por muchos) en la presente edición: El contrabajista y chelista Ron Carter. Toda una leyenda viva de esta música que, entre otros muchos méritos y actas que denotan su extensa actividad desde la década de los 50 del siglo XX hasta este 2019, es el contrabajista que más grabaciones discográficas –más de 3.500- ha realizado. Fundamentalmente de jazz, pero también como violonchelista en registros de la denominada música clásica (Beethoven, Brahms, Mozart, etc.), amén de haber compuesto e interpretado bandas para películas y series de TV.

Nada más aparecer en el escenario del Parque Almansa, el cuarteto saludó al público que los recibía con un unánime aplauso. Tras ello, se encaminaron a sus instrumentos ejecutados por Donald Vega, en el piano; Jimmy Greene, al saxo tenor, y el baterista Payton Crossley. Ron Carter dio la entrada y comenzó a sonar “595”, que el respetable identificó inmediatamente, como se comprobó por sus aplausos y silbidos. Y ya desde ese momento, Carter y sus compañeros de viaje fueron encadenando una pieza con otra de las nueve que habían anunciado previamente a la prensa.

Payton Crossley es un habitual acompañante de Carter

Payton Crossley es un habitual acompañante de Carter Goio Villanueva

Un encadenamiento que continuaba con “Mr. Bow Tie”, una pieza con aire bossa en el que cada instrumentista iba teniendo su momento de gloria.

Ron Carter comenzó a tocar profesionalmente jazz en los años 50 del pasado siglo XX; un periodo tumultuoso, de cambios y músicos jóvenes que intentaban avanzar y cambiar viejos esquemas. En Rochester, Carter coincidió con Roy Hamilton quien le animó a viajar hasta Nueva York lo que hizo en 1959. Nada más aterrizar en la ciudad de los rascacielos obtuvo un contrato en la banda de Hamilton en la que también estaba Eric Dolphi y poco después, el contrabajista pasó a formar parte del grupo que acompañaba a Miles Davis, junto a Herbie Hanckoc o Wayne Shorter. Se mantuvo en esa formación diez años que fueron muy fructíferos para él.

De vuelta al concierto que estaba ofreciendo en Jazz San Javier, tras “Mr. Bow Tie” enlazaron con “Flamenco Scketches”, “Seven Steps To Heaven” y dejarle solo para interpretar un midley con el contrabajo solo que comenzó con las primeras notas de “Amazing Grace”.

Ron Carter una leyenda viva que regresó a San Javier

Ron Carter una leyenda viva que regresó a San Javier Goio Villanueva

Tras ello, el grupo hizo un alto para que Ron Carter expresara su agradecimiento por traerle de nuevo a ese escenario del Parque Almansa y por la gran acogida que el público, como ya hizo entonces, le dispensaban. Explicó las piezas que habían sonado y anticipó las que iban a interpretar a continuación. Y exactamente eso fue lo que sucedió. Piezas como “My Funny Valentine “ para continuar con “Caminando”. Los discursos entre los cuatro músicos iban y venían con una fluidez absoluta que dejaban al respetable ensimismados con ese torrente de musicalidad, buena ejecución y, en suma, profesionalidad en su más elevado grado.

Ron Carter ha asumido desde siempre los retos y, según el mismo ha declarado en diversos momentos, ”sacar el contrabajo de la parte de atrás del escenario es un reto que hay que aceptar y trabajar por ello”. Si algo no se le puede reprochar a este contrabajista natural de Ferndale, Míchigan, es su esfuerzo y constancia en el estudio de su intrumento, de las nuevas fronteras que han ido apareciendo en esta música y estudiar el cómo abordarlas para incorporarlas a esta historia musical y social que es el jazz.

Donald Vega es otro de los habituales acompañantes de Ron Carter

Donald Vega es otro de los habituales acompañantes de Ron Carter Goio Villanueva

La técnica tan depurada de Carter al contrabajo le proporciona los jugueteos constantes que mantiene con las cuatro cuerdas y sus dos manos que, en ocasiones, utiliza independientemente como demostró en varios momentos del concierto en Jazz San Javier. Un concierto que se convirtió, como la noche anterior ocurriera con Steve Gadd, en una masterclass que expandió por todo el auditorio. Con “Saguaro” y “You and The Night and The Music” finalizaban sus 90 minutos aproximados que duró esta demostración de talento creativo, ejecutivo y pulcritud escénica que, insisto, es poco frecuente en los últimos tiempos sobre un escenario (pulcritud por la indumentaria con la que se presentaron en escena. Compruébenlo en las fotos de Goio Villanueva, que acompañan a esta crónica).

La estética del cuarteto, cuidada al máximo

La estética del cuarteto, cuidada al máximo Goio Villanueva

Y como se había anunciado, el director del festival Alberto Nieto pidió al público que aguardara unos minutos para volver a escuchar al cuarteto de Ron Carter, ya que se iba a proceder a hacerle entrega del Premio de Jazz San Javier que se concede anualmente. Para ello, se reclamó la presencia del Alcalde de la población, José Miguel Luengo, y de su concejal de Cultura, David Martínez, para entregar el galardón de reconocimiento a toda una vida en la música de jazz. El músico se mostró muy agradecido y en sus palabras se mostró, además, muy humilde y sencillo. Los grandes músicos suelen ser así y en sus gestos y compostura mostrados en ese momento de la noche se pudo atestiguar. Y, naturalmente, llegó el bis o propina (como se quiera denominar) con “Bernie’s Tune”, un clásico del género que escribió un pianista de Washington, Bernie Miller, pero que popularizó el cuarteto del saxofonista Gerry Mulligan convirtiéndose en una pieza que interpretaron bastante los músicos del jazz por los años 50 y 60 del siglo pasado.

El saxofonista Jimmy Greene

El saxofonista Jimmy Greene Goio Villanueva

Nueva aclamación unánime del auditorio puesto en pie y expresando su admiración y respeto por este cuarteto que lidera toda una leyenda viva del jazz, como es el contrabajista y violonchelista Ron Carter. Fue otra noche mágica, en la que la música inundó no sólo el auditorio del Parque Almansa sino toda esa población y nos regaló otra jornada de este XXII Jazz San Javier inolvidable. A partir de este martes, la presente edición entra en su recta final, con una maratón de conciertos diarios en la que nos aguardan nombres y sorpresas como Antonio Serrano y Víctor Aneiros, los murcianos Zoot Suiters (que regresan al festival) o la gira mundial de Chick Corea y su “Corazón Español”, con Jorge Pardo o el Niño Josele entre los nombres del grupo que le acompaña. De momento, lo dejamos ahí. Pero pueden ir consultando en el link del festival que aparece en nuestra web.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha