Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

La candidata

¿Si son unos golfos, y nosotros somos buenos, por qué nos ganan?, es la pregunta más ingenua, pero más dolorosa que cualquier militante medio de la izquierda española se lleva haciendo unos cuantos años. La respuesta es sencilla: los malos hacen política; los otros, bucólicos poemas pastoriles.

Es difícil adivinar cómo acabará la moción de censura y, realmente, nos debe importar poco porque de ahí va a salir de todo menos un Gobierno pleno. Es factible que finalmente el argumentario “esto consiste en votar sí o no a la corrupción” triunfe, aún cuando Pedro Sánchez parece no estar negociando con nadie, demostrando nuevamente que en este país el parlamentarismo es una pieza de museo. También puede ser que decaiga la moción por los infinitos vetos cruzados de una oposición histérica y que luego el PP convoque elecciones cuando le sea más cómodo y como le parezca oportuno, siempre con victimización de por medio y apelando a los mercados.

En cualquier caso, la inevitable demolición del Gobierno Rajoy va a ser controlada por el propio PP ante la falta de acción colectiva organizada en la fragmentada oposición (que paga caro la sobrerrepresentación de los nacionalismos periféricos). Esto permite al PP, que se sabe necesario de una catarsis, utilizar la crisis abierta por la sentencia de Gürtel como una ventana de oportunidad para impulsar “un nuevo partido”. No es la primera vez que los conservadores inician una campaña de renovación estética en momentos de necesidad extrema y por lo que podemos predecir, esta campaña pasará por la feminización de su liderazgo antes o temprano.

Me resulta sorprendente, y así lo he expresado en alguna ocasión, cómo ninguno de los cuatro grandes partidos ha visto hasta ahora que poner su liderazgo en manos de una mujer supondría una ventaja comparativa de amplias magnitudes, algo parecido a lo que defendí cuando en las elecciones rectorales de la UMU una suerte de Hombres G intentaba hacerse con Convalecencia. Por supuesto sabemos que este marketing, con campaña “hagamos a la primera mujer presidenta” incluida, puede estar al servicio de una alternativa política completamente reaccionaria y nada feminista, pero en el mundo de Instagram, las esencias políticas se resumen en generar un buen crush.

Si el PP es inteligente podría dejar noqueados al resto de candidatos amortizando a Rajoy porque eso ya no hay quien lo sostenga, e iniciar un camino hacia el movimiento Hillary, que en nuestro país les podría servir para seguir siendo los más votados. Hay quien prefiere a Cospedal, otros hablan de Saénz de Santamaría, pero el nombre es lo de menos, aunque la primera se está curtiendo muy bien la imagen institucional –tras el finiquito simulado diferido– a base de pasar revista.

Lo importante es que la indecisión de la oposición permite al PP iniciar un proceso de renovación, casi de refundación, imprescindible para no acabar siendo la nueva UCD. Con elecciones en otoño, el nuevo PP puede volver a ser la lista más votada y la derecha en conjunto sumar más que en 2016, con Ciudadanos como segunda fuerza en votos. Sería un escenario tan doloroso, tan humillante, que sinceramente resultaría extraordinario para la catarsis que las opciones de progreso necesitan, ensimismadas en sus grandes retóricas y pasmadas ante la realidad.

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats